Kimberly Herrera. 29 mayo
Los servicios se reanudarán en las 13 sedes. Foto: Alonso Tenorio.
Los servicios se reanudarán en las 13 sedes. Foto: Alonso Tenorio.

Con estrictos protocolos de higiene, el próximo lunes 1.° de junio se reanudarán las pruebas prácticas y teóricas de manejo en las diferentes sedes de todo el país, así como los demás servicios de la Dirección General de Educación Vial.

Para la prueba práctica, pueden ingresar a las sedes únicamente las personas que cuenten con cita, es decir, no se permitirá acompañante a menos que la condición del usuario así lo requiera.

“La prueba práctica es uno de los servicios de más cuidado por la cercanía inevitable que debe existir entre el evaluador y el aspirante a conductor, por eso hemos asegurado los implementos para nuestros funcionarios y requerimos el apoyo de las personas usuarias para que también se protejan, nuestros evaluadores atienden un promedio de 14 o 42 personas al día, dependiendo del tipo de prueba que aplique, la exposición es mucha”, aseguró María Eugenia Salazar, subdirectora interina de Educación Vial.

Las pruebas prácticas no tendrán cambios en las fases de evaluación, la única variante es que en la fase III de tránsito real, el evaluador viajará en la parte trasera del vehículo siempre y cuando la estructura de este lo permita, esto con el fin de ampliar el distanciamiento entre funcionario y usuario.

En cuanto a los espacios para realizar el curso teórico, estos se habilitarán a partir del lunes en las tres modalidades existentes (regular, por tutoría o suficiencia), al igual que los cursos de reeducación vial necesarios para renovar la licencia de conducir.

Por ahora se habilitarán los espacios para dos semanas: del 2 al 5 y del 8 al 12 de junio. La matrícula podrá realizarse a partir de las 8 a. m. a través de la página web de Educación Vial.

Asimismo, en todas la sedes donde se cuente con el equipo, se tomará la temperatura a la entrada y no se permitirá el ingreso de personas con temperaturas iguales o superiores a los 38 grados.

Los funcionarios contarán con guantes, mascarillas y caretas y estarán en la obligación de desinfectar con alcohol al 70% el sitio donde atienden al usuario luego de cada atención.

Además se exigirá el lavado de manos para cada persona que ingrese, para lo cual se han habilitado lavamanos en las entradas a cada sede; también se han fijado marcas que indican el distanciamiento social permitido y se han colocado dispositivos con alcohol en gel en puntos de mayor afluencia.

En ambos casos se solicita a cada usuario portar su propia careta, barbijo o mascarilla al ingresar a la institución y en todo momento al realizar la prueba.