Juan Fernando Lara. 26 mayo
Irene Cañas Díaz, presidenta ejecutiva del ICE, durante una entrevista el martes anterior en la sede del Instituto en San José. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
Irene Cañas Díaz, presidenta ejecutiva del ICE, durante una entrevista el martes anterior en la sede del Instituto en San José. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

Por primera vez en años, la presidencia ejecutiva del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) admitió que la empresa ha cometido errores.

Lo reconoce su jerarca, Irene Cañas Díaz, en referencia a herencias de la administración anterior de Carlos Obregón Quesada que hoy centran investigaciones en la Fiscalía, Consejo de Gobierno y Contraloría General de la República.

El clímax de tanto legado fue la separación del Consejo Directivo del ICE el 29 de enero, por parte de Casa Presidencial, por el presunto pago indebido de cesantías a empleados y la eliminación sin bases jurídicas de la figura del gerente general del Instituto creada por ley.

La separación vino solo 11 días luego de que estos eligieran a Jaime Palermo Quesada, gerente de telecomunicaciones del ICE, como gerente general interino; alguien que la propia Cañas no recomendó para ese cargo.

Otras herencias incluyen que el ICE compró la empresa Cable Visión de Costa Rica S. A. con deterioro financiero por lo cual debió aplicarle ¢23.000 millones de auxilio y haber desistido de cobrarle una millonaria multa a la firma china Huawei por incumplir contratos en telefonía móvil; todo mientras Palermo Quesada dirigía Telecomunicaciones.

Luego de cerrar el 2018 en “números rojos” (¢318.000 millones de pérdida contable), Cañas reflexionó cómo ha sido vestir el casco amarillo del ICE en un primer año de señalamientos, debilitamiento de su negocio de Telecomunicaciones y arrancar el 2019 sin rumbo empresarial definido y con un gerente que ella no recomendó.

– ¿Cuál considera su principal logro en su primer año en el ICE y el mayor desafío del próximo?

– Habernos abierto al país y presentar la situación del ICE, fue un paso importante. Abrirnos en el sentido de decir, en blanco y negro, cómo está el ICE. Se puso sobre la mesa el tema de la situación financiera y en este segundo año ese será mi norte: lograr la estabilidad. Seguiremos además con esa práctica de rendir cuentas e informarle a los costarricenses.

¿Y ya remitió al Gobierno su informe anual de rendición de cuentas?

– Antes de salir a Semana Santa entregué el informe de rendición de cuentas al Consejo de Gobierno y estoy esperando el recibido formal allí para hacer una exposición. Ese informe está muy centrado en el tema financiero del Grupo.

Y hablando de finanzas, ¿cuándo estarían disponibles para consulta los estados financieros del 2018?

– Tengo entendido que ya se agendó para la otra semana que los auditores externos los presenten al Consejo Directivo y luego hay un plazo de observaciones y comentarios por el cual tendríamos a finales de mes esos estados financieros.

¿Y la hoja de ruta del Grupo ICE para próximos años? Dijo su Auditoría Interna que arrancaron el 2019 sin estrategia empresarial.

– Ya se aprobó hace dos semanas en nuestro Consejo Directivo. La estrategia fue y vino varias veces debido a que debieron hacerse muchas adaptaciones solicitadas por el actual Consejo Directivo.

¿Y los informes amplios sobre los profundos lazos del ICE con Huawei y la compra de Cable Visión?

– Eso también ya se entregó hace como tres semanas.

¿Podría detallarnos alguna información sobre ellos?

– Puedo informar que los dos temas correspondían a departamentos diferentes. Cuando recibo los informes, veo que tienen oportunidades de mejora principalmente de forma y menos de fondo porque los formatos eran diferentes. Como eran dos informes dirigidos al Consejo de Gobierno, pensé que los documentos deberían al menos ser similares en estética. Por ejemplo, uno venía con una introducción y conclusiones y el otro no, era muy al grano. Ambos debían tener la misma línea.

Cable Visión se compró con deterioro financiero y el ICE inyectó ¢23.000 millones a lo largo de los años. Cuando leyó ese informe, ¿qué concluyó de algo que parece ser una carísima pifia?

– Mi conclusión es que en la coyuntura de la compra de Cable Visión al ICE todavía le faltaba pericia en esos negocios. La apertura del mercado de Telecomunicaciones había sido muy reciente. Pero no solo al ICE le faltaba pericia, también a la Superintendencia General de Telecomunicaciones (Sutel) porque, si revisamos la historia, en algún momento se le consultó al respecto y duró un montón respondiendo.

“Lecciones aprendidas: nos faltó pericia al hacer negocios y agilidad para actuar en el momento preciso. Cuando se inició aquel proceso en el 2011, Cable Visión sí era buen negocio pero se fueron tres años y resto antes de concretarse la compra y en ese lapso la empresa perdió valor."

¿Y en el caso de la dación de Huawei? En vez de cobrarle una multa por incumplir un contrato, el ICE le recibió a cambio unos equipos y la volvió su proveedor de enlaces de Internet.

– Si uno analiza la figura de la dación, está permitida. Alguien me hizo una observación y es que, aunque se permita, quizás no se ve tan bien. Lo que observo en ese caso es que, al analizar todo, la decisión de aceptar la dación iba en beneficio del consumidor final. ¿Que si la figura no se ve tan bien? Bueno, eso hay que revisarlo a nivel de normativa.

Pero no llama su atención un lazo tan estrecho con ese único proveedor en Telecomunicaciones. ¿Dónde queda el principio de neutralidad tecnológica en el sector público? Sobre todo luego de comprometerse con Huawei a pagarle millones de dólares si el ICE incumple cierta cuota de mercado.

– Eso es una mala interpretación que se hizo; uno no debe creerse todo lo que le dicen al oído.

Yo leí el contrato y ahí dice que el ICE o logra 100.000 enlaces en tres años o le paga a Huawei hasta $5,8 millones a lo largo de cinco años mientras incumpla.

– Pero no es así, no se trata de enlaces fijos sino el número de cajas stbox para recibir servicio que ponés en cada hogar. Muy diferente es contar por casa que por caja. En mi casa, por ejemplo, hay tres televisores y por lo tanto tres cajas.

“Además, estamos muy cerca de cumplir ese compromiso y apenas empezando. Estamos muy lejos de una penalidad y Huawei está dispuesto a revisar todo. Además, tampoco es tan cierto que estemos en manos de una sola empresa. Varios proyectos en análisis nos dicen que hay diversificación en los negocios y tenemos claro esto”.

Bueno, entonces ¿cuáles negocios de telecomunicaciones del ICE no están en manos de Huawei?

– Detalles de plataformas no me las sé. Además hay negocios en proceso y no seré yo quien revele en qué incursionaremos. Pero vamos a ver (...) estamos hablando de todo un año de gestión, ¿por qué ceñirse en un tema que es uno de un montón más?

Bueno por la investigación que hay en curso sobre uno de esos temas.

– ¿Quién está haciendo la investigación?

El Consejo de Gobierno y la Fiscalía.

– Pidió un informe, no está haciendo una investigación. Aclaremos eso.

El Consejo de Gobierno pidió informes amplios de ambos temas dos días después de separar al Consejo Directivo.

– Nos pidieron una aclaración de lo que pasaba. Si vemos cronológicamente lo que sucedió, cuando el anterior Consejo Directivo del ICE nombra a don Jaime Palermo gerente general interino, toda la prensa empezó a sacar un montón de noticias; refritos de temas que no eran ni siquiera de esta administración.

“Todos los titulares del tema de Huawei y Cable Visión. Ahí fue que el Consejo de Gobierno nos pidió informes. La investigación se le está haciendo a los miembros del Consejo Directivo anterior. Los suspendidos”.

El pedido de los informes sobre Huawei y Cable Visión vinieron luego de la separación de directivos y del nombramiento de Palermo como gerente general interino. Usted alertó al Consejo de Gobierno que Palermo, también gerente de telecomunicaciones, no tenía ni los requisitos, ni la idoneidad para gerente general interino.

– Tampoco es así. Una cosa es no tener los requisitos y otra es que había otra persona quien sí tenía la idoneidad para asumir el cargo y fue lo que siempre defendí.

Dice su Auditoría Interna que el negocio de Telecomunicaciones se les debilitó y perdió competitividad. ¿No convendría quitarle a Palermo el recargo de gerencia general? Van meses desde ese nombramiento interino; ¿cómo va la elección de alguien permanente en gerencia general?

– Hemos hecho entrevistas, conversado con aspirantes y estamos en ese proceso. Vamos a cumplir con la normativa, propondré nombres y el Consejo Directivo nombrará. Estamos en eso.

¿Pero para cuándo?

– Esperaría que a inicios del otro mes.

El tema que marca su primer año son los cuestionamientos hacia su gerente de telecomunicaciones y hoy gerente general interino, Jaime Palermo, por Cable Visión y Huawei. ¿Usted o el Consejo Directivo han valorado poner a otra persona al frente de telecomunicaciones?

– Quisiera contestar esa pregunta poniendo en contexto que esas decisiones son colegiadas. En este primer año, mi Consejo Directivo si acaso ha tenido un tiempo efectivo de seis meses.

"En el primer año se venció un nombramiento de uno de los directivos cuyo nombramiento tomó meses. Por ley, no se puede sesionar si no está completo el órgano colegiado. Entonces no pudimos sesionar. Sumemos a eso que en este 2019, estuvimos casi dos meses y medio sin sesionar por la suspensión del Consejo Directivo investigado.

“Lo que deseo contestar es que, aún teniendo doce meses aquí, mi órgano colegiado ha tenido casi seis meses y esas decisiones se toman allí”.

Pero si fuera su decisión ¿se queda o no Palermo gerente general?

– Siempre he dicho que prefiero que sea otra persona. Y por eso no propuse a don Jaime y seguimos buscando. Seré honesta, no es fácil: no todo mundo quiere venir a ser gerente general con el salario que se paga.

¿Y será solo por lo salarial o por la situación del Grupo ICE?

– Es una combinación. Venir aquí a asumir todo lo que hay es una gran responsabilidad. Y la Ley de Reforma Fiscal puso además un tope salarial. Por el salario disponible, muchas personas no se vendrían aquí considerando la cantidad de retos a enfrentar.

¿Y eso explicaría la permanencia de Palermo en Telecomunicaciones? No es ocurrencia nuestra, son señalamientos de su propia auditoría a Telecomunicaciones y que el Gobierno ordenara los informes, todo ligado al área de Palermo. ¿Debe seguir allí?

– Aunque fuera mi decisión, no voy a responder esa pregunta. Y no voy a responder porque el ICE que me encuentro necesita muchas mejoras pero la primera es en finanzas porque resulta que no tenemos gerente de finanzas.

“Entonces los próximos nombramientos son el gerente general y el gerente financiero. Revisaremos toda la gestión de todos demás directores y definiremos, para lo que necesita el ICE, cuáles serán las piezas que se deben mover”.

Pero el cambio de piezas excluye Telecomunicaciones...

– Si. Entiendo perfectamente la consulta y eso se analizará en el seno del Consejo Directivo pero puedo decir que la decisión ya tomada es gerente general y luego gerente financiero.

¿Cuál diría que es el compromiso del ICE con el país en momentos cuando lucha por su propia supervivencia?

– Creo que son dos aspectos que definitivamente van de la mano. Tanto el tema de la estabilidad financiera como la evolución de sus negocios donde el ICE seguirá siendo un pilar en el desarrollo en la transformación digital de la sociedad costarricense.

¿Y usted? ¿Se ve al frente del ICE cuando termine la administración del presidente Carlos Alvarado?

– Me veo ahí. Soy una persona que cuando asumo un reto lo asumo con todo lo bueno, lo malo y lo regular. Asumí este reto y si el presidente así lo desea, estaré al final.