Servicios

Incofer solo reclama a choferes responsables de choques con tren el 30% del costo de arreglos

En las demandas presentadas por dos casos recientes, el Instituto omite incluir gastos de mano de obra y pintura, que rondan los $10.000 por cada colisión. Afirma que se hará posteriormente

Los conductores responsables de colisionar los trenes recién estrenados solo asumirían el 30% del costo de los arreglos.

Ese porcentaje es el que reclama el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) ante los tribunales contencioso administrativos, luego de las colisiones registradas en mayo y junio. Un tercer incidente se registró este mes, pero el proceso aún no había sido planteado en la vía judicial.

De acuerdo con documentos suministrados por el Instituto a La Nación, reparar los daños sufridos en cada uno de los primeros choques tiene un costo de $15.000, de los cuales $4.900 corresponden a repuestos que deben ser importados desde China.

Sin embargo, en estas demandas, el Incofer solo cobró repuestos, y no los restantes $10.100 (70% del total) que corresponden a los pagos por mano de obra, pintura y otros gastos que no detalló.

Ante consulta de este medio, la entidad informó que esos aspectos se incorporarían posteriormente, aunque podría topar con ciertos inconvenientes.

“Este es el primer proceso; los datos de repuestos que se pueden demostrar. Una vez tengamos los datos de impuestos, mano de obra, pintura, etc., se incorporan al proceso. Las estimaciones que hemos realizado rondan los $15.000 (por cada choque)”, dijo Incofer.

Para el excoordinador del Juzgado de Tránsito de San José y exprofesor de la escuela de la Policía de Tránsito, David Hernández, sumar esos nuevos cobros no es tan simple.

“Solo podría hacerlo si en las demandas, en algún momento, hace la salvedad de que en el momento que ya se tenga el resto de costos se incorporarán. Pero si no lo puso así, no se puede.

“No puede meter nada a mediados del proceso ni mucho menos al final. Tendría que hacer un proceso aparte, pero entonces entra el tema de la cosa juzgada material, porque si ya solicitó la plata por esos hechos, no se puede volver a pedir más dinero sobre esos mismos hechos”, explicó.

El exjuez indicó que la demanda contra alguien que chocó el tren debe ser concreta y que los procesos que se abrieron contra los dos choferes que colisionaron los equipos nuevos, solo se refieren a los montos por repuestos y no al dinero por mano de obra u otros recursos.

“Ya lo que ellos pusieron ahí, que son alrededor de $4.900 dólares por cada uno, es lo único que deberían pagar los demandados, además de los intereses por supuesto”, argumentó el abogado.

Aparte, los choferes deberían cancelar la multa por irrespetar la señal de alto en el derecho de vía ferroviario y dañar los dispositivos colocados como sistema de alerta y prevención ante el paso del tren, es de ¢221.458 y un cargo de cuatro puntos en la licencia.

La Nación constató en la página web del Consejo de Seguridad Vial (Cosevi) el registro de los dos accidentes. Incluso, uno de los procesos aparece archivado.

‘Suficiente señalización’

En ambos choques, el Incofer alegó que en las zonas donde ocurrieron las colisiones existía suficiente señalización y que el maquinista accionó la bocina para alertar a los conductores.

Uno de los choferes involucrados en una de las colisiones dijo a este diario que aún no ha recibido la notificación sobre el proceso judicial y que desconoce el monto que debe pagar por el accidente.

El hombre, vecino de Pococí de Limón, evitó referirse a si tenía los recursos suficientes para hacerle frente al cobro por la reparación del tren.

“Hasta que reciba la notificación le puedo responder. Solamente me llamó una abogada para decirme que iba a llegar una notificación, pero hasta ahora sé el monto, cuando usted me lo dice”, declaró.

De acuerdo con Incofer, en este caso, ocurrido el pasado 22 de junio en las cercanías del Hospital Calderón Guardia, el conductor impactó uno de los gabinetes de la señalización ferroviaria y provocó daños en “la tabla de protección lateral y el quitapiedra del tren”.

Las mismas piezas resultaron afectadas en el caso ocurrido la noche del 26 de mayo en Cartago.

“Existe señalización tanto semafórica como el alto, la señalización es de tipo horizontal y vertical”, aseguró el Incofer.

La empresa CRRC QINGDAO SINFANG CO, encargada de cotizar los repuestos de los trenes, indicó que el costo por cada quitapiedra es de $2.684 y por cada tabla de protección lateral $2.223.

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Escribe sobre vivienda y trabajo.