Servicios

Primeros dos choques a trenes nuevos cuestan $30.000 al Incofer

Este miércoles, se registró la tercera colisión contra estas unidades; reclamos contra conductores de vehículos son llevados a vía judicial

Los primeros dos choques a los trenes nuevos le costaron alrededor de $30.000 (más de ¢18 millones) al Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer).

Ese fue el monto que estimó la institución por gastos en pintura, mano de obra y repuestos, según indicaron voceros del Instituto a La Nación.

Solo el costo de los repuestos implican un gasto de $4.000, los cuales, además, deben ser importados de China.

Las nuevas máquinas llevan 100 días de operación y ya sufrieron tres colisiones, incluida la que se registró este miércoles 4 de agosto, en Heredia.

El primer choque ocurrió la noche del 26 de mayo, en Cartago, cuando las máquinas llevaban apenas un mes en funcionamiento.

Días después, el 22 de junio, otra unidad fue golpeada en las cercanías del Hospital Calderón Guardia. El hecho se registró a las 8:30 a. m.

El hecho de este miércoles se dio 100 metros al este de la estación del ferrocarril en Heredia, poco después de las 6 a. m.

Por todos los casos, el Incofer debe presentar reclamo ante los tribunales contencioso administrativos, donde se tramitan los asuntos que involucran a instituciones del Estado.

Los dos primeros casos ya se gestionan y ahora deberán sumar el tercero.

“Para este tercer choque, el tren está siendo valorado en el taller para determinar los daños en su carrocería”, señaló la oficina de prensa del Instituto.

La entidad recordó que “el tren tiene prioridad de paso ante los carros”, por lo cual, los conductores de los otros vehículos son responsables del hecho y deberán asumir los costos, de ahí los reclamos en vía judicial.

Por su parte, el Incofer cuenta con pólizas para proteger a sus pasajeros.

El primer viaje de los trenes nuevos salió de la estación al Atlántico, en San José, con rumbo a Cartago, el pasado 26 de abril.

Costa Rica compró ocho de estas unidades a la empresa CRRC Qingdao Sifang en diciembre del 2018, por un monto de $32,7 millones.

Es la mayor inversión que ha realizado el país para modernizar su transporte público ferroviario.

Antes de esta, la mayor adquisición de Incofer fue en el 2009, cuando se compraron cuatro unidades Apolo por $2,9 millones a la empresa española Ferrocarriles de Vía Estrecha (Feve).

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.