Juan Diego Córdoba González. 22 diciembre, 2020
Tres de los ocho trenes nuevos ya se encuentran en los talleres del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer), en la estación al Pacífico, en San José. Foto: José Cordero
Tres de los ocho trenes nuevos ya se encuentran en los talleres del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer), en la estación al Pacífico, en San José. Foto: José Cordero

Los usuarios del servicio de tren viajarán en vagones mucho más espaciosos el próximo año, con los ocho trenes recién adquiridos, cuatro de los cuales ya están en el país.

En cada una de las unidades pueden viajar 74 pasajeros en los asientos colocados en los laterales de los vagones, como se estila en los metros.

Dicho diseño es distinto a los trenes actuales, que suelen contar con dos asientos de un lado y uno adicional en el otro lateral, con un pasillo mucho más reducido.

Cada tren tiene capacidad para transportar a 376 personas. Las 74 sillas fueron colocadas en los laterales de los vagones para facilitar el flujo de pasajeros. Foto: José Cordero
Cada tren tiene capacidad para transportar a 376 personas. Las 74 sillas fueron colocadas en los laterales de los vagones para facilitar el flujo de pasajeros. Foto: José Cordero

La presidenta ejecutiva del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer), Elizabeth Briceño, aseguró que ese diseño se pensó para facilitar el flujo de usuarios.

“El diseño interior del tren es ergonómico, que nos ayuda a facilitar el flujo y movimiento de pasajeros, por eso es que los asientos están ubicados en la lateralidad”, afirmó Briceño.

Dicho sistema incentiva que los pasajeros viajen de pie, con mayor facilidad para abordar y evacuar el transporte público, dado que los recorridos en tren suelen ser más cortos y rápidos.

(Video) Conozca los trenes nuevos por dentro

Los trenes miden 30 metros de largo y tienen cuatro accesos de cado lado. Su capacidad total es de 376 pasajeros.

Además, cuentan con asientos preferenciales para adultos mayores, mujeres embarazadas o personas con alguna incapacidad. También hay dos espacios para transportar pasajeros en sillas de ruedas.

Debido a las dimensiones de estos trenes, será necesario intervenir cinco estaciones y andenes de Incofer, para facilitar el abordaje a los coches.

Las puertas de acceso están a una altura mayor que los vagones actuales. Por ello, se realizarán trabajos en las estaciones del Pacífico y del Atlántico, en la capital, así como los andenes existentes en Santa Rosa de Santo Domingo, en Heredia; Colima de Tibás y Plaza Víquez, en San José.

Los trenes tienen cuatro accesos por lado. Los usuarios podrán moverse con mayor facilidad por el vagón al evacuar las unidades en sus respectivas paradas. Foto: José Cordero
Los trenes tienen cuatro accesos por lado. Los usuarios podrán moverse con mayor facilidad por el vagón al evacuar las unidades en sus respectivas paradas. Foto: José Cordero

Las máquinas nuevas también solventarán el eterno problema del excesivo calor en los viajes, pues contarán con aire acondicionado. Tal facilidad duró poco cuando el país puso en funcionamiento las unidades usadas.

Otra de las novedades para los pasajeros es la plataforma de información visual y sonora, que funciona con GPS (Sistema de Posicionamiento Global).

En cada vagón hay dos pantallas LED, así como parlantes.

Cada vez que se aproxime a una parada o estación el sistema avisará a los usuarios, al mismo tiempo que se transmitirán por un parlante audios pregrabados por la Universidad Estatal a Distancia (UNED) para notificar a los pasajeros.

El sistema de información al usuario funciona con GPS. Cada vez que el tren se aproxime a una parada o estación se activará un sonido pregabado para anunciarlo a los usuarios. Entretanto, en las pantallas LED se puede observar el avance en tiempo real del recorrido. Foto: José Cordero
El sistema de información al usuario funciona con GPS. Cada vez que el tren se aproxime a una parada o estación se activará un sonido pregabado para anunciarlo a los usuarios. Entretanto, en las pantallas LED se puede observar el avance en tiempo real del recorrido. Foto: José Cordero

Los trenes nuevos también traerán mejoras al medioambiente, pues reducirán la emisión de dióxido de carbono en un 90%, según Incofer, en comparación con las máquinas actuales.

Asimismo, los motores y sistemas construidos por las fábricas alemanas Man y Voith, permitirán reducir la contaminación sónica que produce la operación ferroviaria.

El Instituto planea planea en funcionamiento los ocho trenes nuevos en abril de 2021.

Esta es la sala de máquinas del tren. Unidades viajan a una velocidad máxima de 70 kilómetros por hora, lo recomendado para servicios ferroviarios interurbanos. Foto: José Cordero
Esta es la sala de máquinas del tren. Unidades viajan a una velocidad máxima de 70 kilómetros por hora, lo recomendado para servicios ferroviarios interurbanos. Foto: José Cordero

Tres de las máquinas ya se encuentran en los talleres de la entidad ferroviaria, en la estación al Pacífico. Otra de las máquinas que llegaron al país, el miércoles pasado, todavía se encuentra en Aduanas, a la espera de su transporte a San José.

Entretanto, las últimas cuatro máquinas cruzan en este momento el océano Pacífico rumbo a puerto Caldera. Arribarán a Costa Rica a finales de enero.

Los ocho trenes nuevos fabricados en China con motores alemanes costaron $32,7 millones y fueron adquiridos en 2018.

Las primeras cuatro máquinas llegaron a puerto Caldera el pasado miércoles 16 de diciembre. A finales de enero, arribará el segundo lote con otros cuatro trenes. Foto: Alonso Tenorio
Las primeras cuatro máquinas llegaron a puerto Caldera el pasado miércoles 16 de diciembre. A finales de enero, arribará el segundo lote con otros cuatro trenes. Foto: Alonso Tenorio

Las nuevas unidades del transporte público funcionarán en las rutas actuales del tren de pasajeros bajo los mismos horarios.

No obstante, la entidad ferroviaria anunció que analizará la posible ampliación de horarios con la recuperación de la demanda de pasajeros, luego de la importante baja sufrida este año por la pandemia de coronavirus.

Los ingresos del Instituto sufrieron un desplome producto de una menor venta de tiquetes.

Eso dejó a medio terminar los trabajos de recuperación de la vía hasta Paraíso de Cartago. Las obras quedaron a 2,5 kilómetros del centro de esa localidad.

Ahora, la entidad debe conseguir cerca de $2 millones para concluir las labores, a la espera, también, de que la Municipalidad de Paraíso pueda costear la construcción de la estación.

Ingenieros chinos de la empresa CRRC Qingdao Sifang están en el país para preparar las máquinas y capacitar a maquinistas y operadores costarricenses. Foto: José Cordero
Ingenieros chinos de la empresa CRRC Qingdao Sifang están en el país para preparar las máquinas y capacitar a maquinistas y operadores costarricenses. Foto: José Cordero