Juan Diego Córdoba. 12 marzo
Fiscales y agentes del Organismo de Investigación Judicial secuestraron documentos confidenciales de la Iglesia católica en los allanamientos realizados en el Tribunal Eclesiástico y la curia metropolitana el jueves anterior.
Fiscales y agentes del Organismo de Investigación Judicial secuestraron documentos confidenciales de la Iglesia católica en los allanamientos realizados en el Tribunal Eclesiástico y la curia metropolitana el jueves anterior.

Los documentos que contienen información de denuncias contra sacerdotes por posibles abusos, no serán devueltos a la Iglesia como lo expresó el lunes el secretario adjunto de la Conferencia Episcopal, Mauricio Granados.

Por el contrario, están en análisis por parte de la Fiscalía Adjunta de Género, según confirmó este martes la oficina de Prensa del Ministerio Público

El malentendido surgió por una llamada que, según Granados, recibió de la Fiscalía, en la que le indicaban que se le devolverían los expedientes ajenos a los casos seguidos por delitos sexuales contra el exsacerdote prófugo Mauricio Víquez y el párroco separado Manuel Antonio Guevara.

“Hemos recibido una llamada de las autoridades judiciales que nos van a devolver todo aquel material, que nos parece a nosotros, se llevaron de la Conferencia Episcopal de una forma arbitraria”, dijo Granados en un video compartido a los medios de comunicación.

No obstante, al enterarse de la situación, la Fiscalía Adjunta de Género tuvo que aclararle a los religiosos que quedaba sin efecto la posible devolución de los documentos confidenciales.

“Se les hace notar que el Ministerio Público no va a realizar la devolución de la totalidad de los expedientes secuestrados, hubo una confusión en la comunicación, las disculpas del caso y se deja sin efecto”, menciona un correo firmado por la fiscal auxiliar, Daniela Bonilla.

¿Qué contienen?

Los documentos en cuestión fueron secuestrados el jueves durante dos allanamientos a la curia metropolitana y la Conferencia Episcopal, donde se encuentra el Tribunal Eclesiástico. Este último es el órgano de la Iglesia católica donde se presentan las denuncias para que sean tramitadas mediante el derecho canónico.

Agentes y fiscales que realizaron la diligencia sacaron centenares de documentos en cajas y valijas, lo que fue criticado por la Iglesia.

“Hay que recordar que la orden de allanamiento que reciben las autoridades judiciales y que practicaron el el jueves anterior, conllevaba el secuestro de dos expedientes del Tribunal Eclesiástico, no la incautación indebida de todos los expedientes que allí se contenían”, señaló Granados

El director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Walter Espinoza, confirmó que todos los documentos serían revisados y aclaró que las autoridades eclesiásticas podían solicitar una copia de algunos de los papeles confiscados, con el objetivo de que puedan darle trámite (en el proceso canónico) a varias denuncias contra curas.

Los nueve obispos de Costa Rica cumplen este martes su segundo día de retiro, en el cual, analizan el presente de la Iglesia católica y la implementación de un protocolo para la atención a víctimas sexuales en la organización religiosa, entre otros temas.