Juan Fernando Lara Salas, Reiner Montero. 14 octubre
Los bloqueos de los últimos días se han registrado principalmente en la zona sur del país. En la mayor parte de los casos, son unos pocos manifestantes los que impiden la circulación. La imagen corresponde a uno sobre la Interamericana Sur, días atrás. Foto: Keyna Calderón/Archivo
Los bloqueos de los últimos días se han registrado principalmente en la zona sur del país. En la mayor parte de los casos, son unos pocos manifestantes los que impiden la circulación. La imagen corresponde a uno sobre la Interamericana Sur, días atrás. Foto: Keyna Calderón/Archivo

Una familia de turistas europeos golpeó con su vehículo a manifestantes que bloqueaban el paso en la zona de Los Chorros sobre la ruta 243, entre Pérez Zeledón y playa Dominical.

El incidente ocurrió poco antes de las 11 a.m. de este miércoles, cuando el carro se lanzó contra unas barandas situadas en la vía para abrirse paso, conforme datos de la Central de Comunicaciones de la Cruz Roja.

Se reportaron al menos tres heridos leves aunque la información se brindó cuando la ambulancia aún se desplazaba al sitio localizado en Tinamaste de Pérez Zeledón (San José).

El informe inicial señala que entre los afectados hay una mujer con un golpe en una pierna, un hombre con golpes en una mano y la espalda y presuntamente un tercer herido quien habría sido trasladado a un centro médico en vehículo particular.

La familia de turistas la integran la pareja de esposos y tres menores de edad, todos de nacionalidad húngara.

El vehículo presenta un vidrio roto y sus ocupantes lograron avanzar, pero luego fueron detenidos por las autoridades más adelante a la espera de asistencia y asesoría legal por lo ocurrido.

Al cierre de este miércoles, autoridades de Fuerza Pública o el Ministerio de Seguridad seguían sin referirse al incidente.

Los Chorros ha sido un punto de reiterados bloqueos en las últimas dos semanas, al ser ruta de paso a playa Dominical en Puntarenas.

El incidente ocurrió un día después de que, por unanimidad, la Sala Constitucional declaró con lugar un recurso de habeas corpus presentado contra los ministerios de la Presidencia y de Seguridad Pública por no levantar los bloqueos organizados por el grupo autodenominado Movimiento Rescate Nacional.

Para los jueces constitucionales, las autoridades recurridas debieron tomar medidas tanto proporcionadas como efectivas para restablecer la circulación, por lo que se condena al Estado al pago de los daños y perjuicios causados.

La propia Sala Constitucional en su resolución del martes advierte que no puede considerarse el bloqueo una vertiente legítima de la libertad de expresión pues su finalidad última no es esa “sino la generación de un daño significativo al orden público a efectos de obtener el resultado pretendido”.

Hace un año

Esta no es la primera vez que la obstrucción de la vía por manifestantes deriva en un accidente.

(Video) Ciudadano molesto arremete contra bloqueo

El 2 de julio del 2019, un conductor visiblemente molesto destruyó unas vallas plásticas que unos jóvenes utilizaban para impedir el paso de vehículos por la carretera a Limón.

El hecho ocurrió cerca del puente sobre el río Toro Amarillo, en Pococí, poco antes de mediodía, cuando un grupo de entre ocho y diez muchachos colocaban los obstáculos en la vía, pues de manera intermitente, permitían la circulación de carros.

Un conductor que iba en el sentido San José-Guápiles se indignó por esas acciones y, en un arranque de furia, lanzó su vehículo contra las vallas, aparentemente con la intención de destruirlas y dejarlas inutilizadas.

Un video en poder de este diario muestra al hombre cuando desciende de su camioneta e increpa a una oficial de Fuerza Pública, al considerar que debía intervenir para procurar el libre tránsito.

“¡Usted tiene que poner orden! ¡Esos desgraciados no tienen vergüenza!, nosotros tenemos que trabajar”, le dice claramente el conductor a la oficial mientras le señala a los muchachos.

Testigos reportaron que estos jóvenes serían estudiantes de centros educativos en Pococí quienes, por medio de redes sociales, acordaron verse aquel martes en el parque de esa localidad para luego organizarse para interferir con el tránsito.

El plan era cerrar por turnos el paso por el puente sobre el río Toro Amarillo, en uno y otro sentido.

Fue cuando intentaron cerrar el paso por completo que sobrevino la acción del conductor molesto.

(*) Noticia en desarrollo