Servicios

Contraloría advierte de falta de planes para revisión vehicular a un año de vencer contrato con Riteve

Llama la atención a MOPT y Cosevi, pues no han determinado pasos para cerrar convenio ni para nueva adjudicación; no habría posibilidad de prórroga

El informe anual que entregó Riteve este 9 de marzo del 2021, confirma que nuestras carreteras tienen 26.328 bombas de tiempo menos.

La Contraloría General de la República advirtió al Ministerio de Obras Públicas (MOPT) y al Consejo de Seguridad Vial (Cosevi) del cercano vencimiento del contrato con la empresa Riteve S. A, encargada de la revisión técnica de vehículos.

Según detalló el órgano contralor en un informe dado a conocer este viernes, a pesar de que el convenio vigente expira en julio del 2022, no existen los elementos “mínimos” en la planificación de una estrategia para dar continuidad al servicio y tampoco para el cierre contractual.

En relación con la planificación de la estrategia, la CGR halló que no se han cumplido pasos como la elaboración de cronogramas actualizados y oficializados, tampoco se han establecido las metas y objetivos del proceso ni fijado las valoraciones de riesgo o datos para tomar decisiones.

Sobre el cierre del contrato vigente, no se han definido fuentes de financiamiento ni criterios para la recepción y validación de información.

El convenio con Riteve cumplirá en julio próximo 20 años, lo que deja a la Administración sin posibilidades de prórrogas, pues el mismo había sido pactado a un plazo de 10 años y abierto a una sola prórroga por ese mismo período, la cual estaría por vencer.

Consultada la empresa española, indicó que se encuentra a la espera de conocer cuáles son las decisiones que tomarán las autoridades.

“Para este momento, hemos estado en abierta disposición de facilitar datos, visitas y todos los recursos que las instituciones involucradas nos han estado solicitando en los últimos meses”, añadió.

La firma, única encargada de la revisión técnica de todos los vehículos registrados en el país, realizó en el 2020 1,3 millones de inspecciones. De esas, 64% fue de automóviles, 13% de vehículos de carga liviana y 13% de motocicletas.

El porcentaje restante corresponde a vehículos de carga pesada, unidades de transporte público o equipos especiales.

Entre las principales faltas que se detectan en esas revisiones están el exceso de emisiones contaminantes, así como desgaste en las llantas y los problemas en frenado, que pueden ser causas de accidentes.

Definir modelo

En su informe la Contraloría reconoce que el MOPT y el Cosevi han desarrollado algunas acciones relacionadas con el modelo de inspección técnica vehicular y la conformación de comisiones para atender el vencimiento del contrato actual, así como también la coordinación con la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) para configurar el modelo tarifario y un inventario de los equipos.

No obstante, alerta de que falta desarrollar una estrategia de preparación y las actividades necesarias para definir el modelo de inspección técnica vehicular y el cierre contractual.

“El establecimiento de dichos elementos, permitiría asegurar que las acciones relacionadas con su ejecución, seguimiento y evaluación soporten de manera solvente el modelo que finalmente se instaure”, detalló el documento.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.