Salud

Siete años después del terremoto que afectó hospital de Puntarenas, Caja adjudica construcción de nuevo edificio

Comienzo de las obras estaba previsto para marzo; Van Der Laat y Jiménez e Ingelectra serán las empresas encargadas

A casi siete años del terremoto de Nicoya, que dañó gravemente el edificio del Hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas, la CCSS adjudicó la construcción del nuevo centro médico.

Aunque el inicio de las obras estaba previsto para marzo de este año, la Junta Directiva apenas designó al consorcio encargado de levantar el edificio. Se trata de las empresas Van Der Laat y Jiménez e Ingelectra.

El nuevo hospital representa una inversión de $225 millones y se ejecutará mediante recursos provenientes del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y de la misma institución.

“Es un logro país muy importante. Es el proyecto hospitalario más grande que va a tener la Caja después del Hospital México”, manifestó la gerente de Infraestructura de la institución, Gabriela Murillo.

Una vez que la adjudicación se publique en el Diario Oficial La Gaceta y de que la Contraloría General de la República dé el visto bueno, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) dará la orden para el desarrollo de los planos constructivos y la etapa de permisos.

La construcción y equipamiento de la obra tardaría cerca de dos años, según estima la institución.

Con el nuevo centro médico, aseguró la Caja, los pacientes con cáncer y patologías cardiovasculares que vivan en Puntarenas no tendrán que trasladarse al Hospital México para recibir diagnósticos y tratamientos, pues se tendrán esas especialidades. Además, tendrá 300 camas de hospitalización.

“No solo estamos levantando un edificio nuevo, sino que estamos fortaleciendo todos los servicios de salud”, dijo la arquitecta.

La nueva sede hospitalaria se levantará en un terreno ubicado en el cantón de Barranca, de 150.029 metros cuadrados, valorado en ¢1.188 millones. Esos fondos fueron transferidos por el Ministerio de Hacienda.

Asimismo, tendrá un área de construcción de 72.000 metros cuadrados, una dimensión que doblará, de forma aproximada, el tamaño de los hospitales San Vicente de Paúl y San Rafael en Alajuela.

El Hospital Monseñor Sanabria, que beneficiará a cerca de 316.000 habitantes, ofrecerá los siguientes beneficios:

Hospitalización, consulta ambulatoria, emergencias, bloque quirúrgico, atención de partos, servicios de apoyo clínico, servicios de apoyo administrativo, 12 quirófanos, 64 consultorios de consulta externa, 4 salas de parto, 43 camas de observación de emergencias, quimioterapia y cardiología intervencionista.

El actual edificio recibió un duro golpe el 5 de setiembre de 2012, al ser una de las estructuras más afectadas en el país por el terremoto de Nicoya.

Por esta causa perdió su torre de hospitalización y se vio obligado a adecuar la atención de pacientes a pesar del déficit en infraestructura.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.