Patricia Recio. 1 abril
En enero pasado, los magistrados recibieron a las autoridades de la CCSS para que se refirieran a las listas de espera. Fotografía: John Durán
En enero pasado, los magistrados recibieron a las autoridades de la CCSS para que se refirieran a las listas de espera. Fotografía: John Durán

En una sentencia poco común, los magistrados de la Sala Constitucional le ordenaron a la CCSS diseñar en no más de seis meses, un sistema que le permita reducir los plazos que esperan los asegurados para recibir tratamientos o procedimientos médicos.

La resolución fue emitida el viernes 29 de marzo tras declararse con lugar un recurso de amparo presentado por una adulta mayor que requería una operación en el hospital San Rafael de Alajuela.

Sin embargo, con la orden lo que pretende el tribunal es que se busque una solución no al recurso específico, sino al problema integral en un mediano plazo.

Para hacerlo, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) deberá definir plazos de espera razonables según el tipo de enfermedad, así como los criterios objetivos para precisar la ubicación de un paciente en las listas de espera.

Asimismo, debe crear un cronograma de acciones para cumplir las metas.

De acuerdo con la magistrada Marta Esquivel, quien instruyó el expediente, una de las particularidades de esta sentencia es que además de dar una orden, establece un seguimiento, así como el acompañamiento para que se cumplan las metas fijadas.

Esquivel aclaró, que esta sentencia no implica que dejarán de recibir recursos individuales relacionados con violaciones al derecho a la salud.

Recursos de amparo relacionados con la salud

FUENTE: SALA CONSTITUCIONAL.    || E.E. INFOGRAFÍA / LA NACIÓN.

Sin embargo, dijo, esperan que una vez que se implementen las medidas el número de acciones comiencen a disminuir.

Este, añadió, sería un termómetro para determinar la efectividad de lo actuado por la Caja en respuesta al fallo.

“Quien debe corregir el tema de las listas de espera es la Caja Costarricense de Seguro Social, al no corregirlo algunas personas vienen a la Sala y esto se ha generalizado tanto que hemos recibido información incluso que en la propia Caja algunos funcionarios le dicen a los pacientes que vaya a la Sala (...) se institucionalizó una situación que no es la ordinaria es la extraordinaria”, explicó Esquivel.

Según dijo, la decisión que tomaron el viernes busca una solución a largo plazo y no para “apagar incendios”, independientemente de cuáles sean los gobernantes de turno.

“El sistema que estamos solicitando es para que se mantenga en el tiempo”, indicó

En su plan, la CCSS debe incluir las acciones que realizará para solventar los problemas que en reiteradas ocasiones han indicado como justificante de la lenta atención de los pacientes.

Entre estas se encuentran la ausencia de infraestructura, falta de especialistas, necesidades de equipamiento, y el ausentismo de los pacientes a sus citas.

Las autoridades de la Caja deberán dar cuentas sobre avances y acciones el 14 de noviembre, en una audiencia que la Sala fijó en el fallo emitido el viernes.

La resolución también involucra a la defensora de los Habitantes, Catalina Crespo, para que colabore en el seguimiento de la propuesta.

Durante el 2018, la Sala recibió 7.037 recursos de amparo por vulneraciones el derecho a la salud. Estos representaron un 34,5% del total. Eso significó un aumento de 24% con respecto a los recibidos en el 2012.

De esos 7.037 recursos, 1.206 correspondían a listas de espera y 2.295 a citas médicas.

El fallo fue aprobado por los magistrados Fernando Castillo Víquez, Jorge Araya García, Marta Esquivel y Mauricio Chacón.

En tanto, Luis Fernando Salazar Alvarado y Nancy Hernández López, de forma separada, salvaron parcialmente el voto por considerar que debería haber una condenatoria en daños, perjuicios y costas, que no se incluye en el voto de mayoría.

Por su parte, el magistrado Rueda Leal salva parcialmente el voto en cuanto a la parte dispositiva, por considerar que la elaboración de un proyecto como el que se le pide a la Caja es insuficiente para solucionar el problema histórico de las listas de espera.

Para Rueda, lo que procede es establecer plazos específicos para la ejecución de medidas concretas, como se comprometió en el informe presentado ante la propia Sala al contestar el recurso de amparo.

Lo que debe hacer la CCSS
Lo que debe hacer la CCSS
Alta prioridad

Ante el mandato del tribunal constitucional, el presidente de la CCSS, Román Macaya, aseguró que la atención de las listas de espera es considerada de “alta prioridad” en la institución.

El jerarca adelantó que para la audiencia del 14 de noviembre mostrarán “resultados concretos” de un plan que “está en ejecución” desde hace muchos meses.

“En esto nos enfocamos en una atención oportuna, no nos enfocamos tanto en cuántas personas están en una lista de espera, sino en qué tan rápido son atendidos.

“Nosotros desde hace ya muchos meses estamos trabajando en la reducción de los tiempos de espera e implementando un plan que ya existe para tal fin, este plan consiste en jornadas de producción", dijo.

De acuerdo con Macaya, en seis de las siete regiones del país se aplican jornadas de producción, que implica operar en redes y optimizar los recursos para aprovechar las capacidades disponibles con el fin de reducir esas listas..

Asimismo, también desarrollan jornadas de alto impacto, que consisten en equipos multitudinarios que acuden a un centro de salud para atender una lista específica.

Macaya destacó que este año la Caja cuenta con herramientas como el Expediente Digital Único en Salud (EDUS), el cual les permite por primera vez ver las listas de espera que existen en todas las especialidades y en todos los centros de salud.

Esto, afirmó, les permite aprovechar las capacidades disponibles para solventar listas incluso de otros centros.

También echan mano de otras tecnologías como la telemedicina, lo cual ha permitido reducir el problema en especialidades como dermatología.

En cuanto a la infraestructura y equipo, el presidente de la CCSS destacó la construcción de las nuevas salas de cirugía del Hospital México y la compra de dispositivos que agilizarían la realización de exámenes de la vista.

De acuerdo con datos de la institución, entre las especialidades que lograron reducir las listas se encuentra la cirugía oftalmológica que pasó de 261 días de espera en setiembre del 2018, a 237 a marzo de este año.

La cirugía oncológica pasó de 110 días a 85 días y en cirugía general pasó de 389 días en el 2018 a 372 a marzo de este año

Además indicaron que el año pasado se adelantaron 171.080 estudios de imágenes médicas mediante 4.177 jornadas de producción y se pasó de un plazo promedio de espera de 480 días a 181 días en estudios como ultrasonidos, holter (registro del funcionamiento del corazón por al menos 24 horas), densitometrías, ecocardiogramas, mamografías, gastroscopias, entre otras.

Para la defensora de los Habitantes, Catalina Crespo, la sentencia es “oportuna, necesaria y prioritaria” , pues la problemática de las listas de espera representa una “violación sistemática y reiterada al derecho a la salud”.

Crespo aseguró, durante una intervención ante los magistrados, que los tiempos de espera para un diagnóstico o cirugía son en algunos casos excesivos e irrazonables, pues llegan incluso a los dos años o más.