Salud

Presidente del INS renuncia por vacunarse dentro de grupo de Bomberos

Róger Arias Agüero dimitió del cargo, bajo el alegato de que no quiere que un ‘error personal y de buena fe’ afecte el accionar del gobierno en la lucha contra la covid-19

El presidente ejecutivo del Instituto Nacional de Seguros (INS), Róger Arias Agüero, renunció este martes a su cargo, luego de que La Nación revelara que se había vacunado contra la covid-19, el pasado 5 de enero, en una jornada de inoculación que era exclusiva para personal de primera línea de atención del Cuerpo de Bomberos.

Arias comunicó su decisión en una carta enviada al presidente de la República, Carlos Alvarado, en la que asegura que dimite para no afectar la labor de los Bomberos ni el accionar del Poder Ejecutivo en la lucha contra el virus SARS-CoV-2.

“Con la satisfacción de haber contribuido así al logro de los objetivos fijados, le presento mi renuncia irrevocable al cargo con el que me honró; no pretendo que un error personal y de buena fe, se convierta en un factor de distracción para el desarrollo de las importantes tareas que aún deben implementarse en el INS y en el Benemérito Cuerpo de Bomberos, ni afecte el trabajo de respuesta a la pandemia desarrollado por la Administración como un todo.

“Le reitero mi agradecimiento y mi aprecio personal por haberme dado la oportunidad de servir a la institución y al país”, consignó el ahora exjerarca en la misiva de dos páginas enviada a Alvarado, en la que también enumeró una serie hechos que, en su criterio, son logros de su gestión.

Posteriormente, en un mensaje enviado al personal del INS, añadió que su salida se hará efectiva este propio martes 1.° de junio.

Arias Agüero, de 55 años, recibió la primera dosis del fármaco de Pfizer/BioNTech el 5 de enero, solo 12 días después de que arrancara, en el país, la campaña de vacunación y en momentos, cuando solo se estaba inmunizando a los residentes y funcionarios de hogares de ancianos de larga estancias.

En ese momento, también se le estaba aplicando la dosis al “personal sanitario, policial y de emergencia”, entre ellos, bomberos que en su misión diaria enfrentaran “tanto el riesgo de enfermar gravemente y morir, como el riesgo de contagiarse y contagiar a otras personas”, según los criterios de vacunación establecidos por la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología, el 18 de diciembre.

El ahora exjerarca del INS fue inoculado tres meses y medio antes que el presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Román Macaya, y que el ministro de Salud, Daniel Salas.

Consultado por este diario sobre las razones por las cuales fue uno de los primeros vacunados, Arias argumentó que fue una decisión de la Dirección de Bomberos, para evitar que el Consejo Directivo —del cual él forma parte— no se viese diezmado y no pudiese tomar decisión financiero-administrativas indispensables para el funcionamiento de esa organización en medio de la pandemia.

El ahora expresidente del INS fue inmunizado junto a los otros cinco miembros de la Directiva del Cuerpo de Bomberos: Laura Mora Camacho, quien también es vicepresidenta de la Junta Directiva del Instituto; Wárner Rodríguez González; Moisés Valitutti Chavarría; Rónald Carballo Cascante; y Juan Ignacio Mata Centeno. Este último también forma parte de la directiva del INS.

“Los mandos superiores técnicos-administrativos de la institución, como su Consejo Directivo, resultan indispensables para ejecutar los ajustes financieros y logísticos que garanticen, pese a las consecuencias adversas de la pandemia, que el personal operativo disponga de los recursos necesarios”, adujó Arias en un correo enviado a este medio, la noche del lunes.

El director de Bomberos, Héctor Chaves, reconoció que la decisión de vacunar a los directivos fue suya, pues considera que la institución no puede operar sin la cúpula administrativa.

“Buscamos que estas personas también se lograran vacunar porque en este proceso que estamos viviendo de la pandemia se requiere de constantes modificaciones presupuestarias, nombramiento de gente para asegurar que ninguna estación se cierre. Muchas de esas decisiones, por ley, yo no las puedo tomar. Nombrar gente, crear plazas, eso no lo puedo hacer, porque la ley le da esa facultad al Consejo Directivo”, alegó Chaves.

Natasha Cambronero

Natasha Cambronero

Editora de la Unidad de Investigación y Análisis de Datos. Máster en Periodismo de Investigación, Datos y Visualización de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Licenciada en Comunicación de Mercadeo y periodista graduada por la Universidad Latina. Recibió el premio de La Nación como “Redactora del año” en el 2016.