Óscar Rodríguez. 13 junio, 2016
Vista de la sede central de la CCSS, ubicado sobre la avenida segunda en San José | WARREN CAMPOS PARA LN.
Vista de la sede central de la CCSS, ubicado sobre la avenida segunda en San José | WARREN CAMPOS PARA LN.

Los pluses salariales concentraron 60% de todo el dinero pagado por remuneraciones el año pasado en la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

De los ¢985.418 millones por pago de salarios a 52.478 funcionarios, los diferentes 52 incentivos ascendieron a ¢591.250 millones, precisan los estados financieros del Seguro de Enfermedad y Maternidad (SEM), de diciembre del 2015.

El restante 40% de las remuneraciones, es decir, ¢394.168 millones, corresponde a los salarios base y al ajuste salarial realizado el año pasado.

De la estructura de remuneraciones de la Caja, la antigüedad, la dedicación exclusiva, las guardias médicas y las horas extra acumularon una tercera parte del pago salarial de la entidad autónoma durante el 2015.

La institución pagó por antigüedad, que es un plus por cada año laborado, ¢178.384 millones el año pasado, lo cual significó un incremento de un 6,7% frente al mismo periodo del 2014.

Por variación porcentual, el rubro de horas extra fue el que reportó el mayor incremento. Este gasto ascendió a ¢38.183 millones entre enero y diciembre pasado, lo cual significó un alza de un 19,6% frente al mismo periodo del 2014.

Miembros de la Junta Directiva de la CCSS argumentaron , en noviembre del 2015, que el aumento de algunos gastos salariales se hicieron para resolver problemas de listas de espera en los hospitales nacionales.

Por concepto de dedicación exclusiva, la CCSS canceló ¢36.867 millones los 12 meses del año pasado, un 4,7% más frente al 2014.

infografia
Al mismo periodo, el pago salarial por guardias médicas ascendió a ¢35.681 millones, es decir un crecimiento del 7,5% comparado con el año previo.

Estructura. La composición de las remuneraciones en la CCSS, con la planilla de diciembre pasado, muestra que los profesionales en ciencias de la salud (médicos) y enfermeras representan 25% de los 52.478 trabajadores en la entidad autónoma.

Ese grupo recibió 54,1% de las remuneraciones en dicho mes. El pago total de salarios ascendió a ¢67.350 millones, según los datos dados por la Caja a La Nación .

Los técnicos y profesionales de nivel medio concentraron el 23,8% del gasto total en salarios realizado por la entidad autónoma. Este grupo representa el 39% del total de los funcionarios en la entidad pública.

Por su parte, los directores y gerentes de la institución son el 3,6% de la planilla y recibieron el 7,4% del total de remuneraciones, es decir ¢4.983 millones.

Por último, una tercera parte de los empleados de la Caja, entre los que destacan personal de apoyo, guardas de seguridad y operaciones recibieron un 14,7% del total de recursos girados a sus trabajadores, según los datos de la entidad autónoma.