Irene Vizcaíno, Patricia Recio. 27 abril, 2020
El presidente de la República, Carlos Alvarado, anunció hoy la primera flexibilización en las restricciones contra la pandemia. Daniel Salas, ministro de Salud, y Román Macaya, presidente ejecutivo de CCSS, informaron del avance de la enfermedad en el país. Foto: Presidencia
El presidente de la República, Carlos Alvarado, anunció hoy la primera flexibilización en las restricciones contra la pandemia. Daniel Salas, ministro de Salud, y Román Macaya, presidente ejecutivo de CCSS, informaron del avance de la enfermedad en el país. Foto: Presidencia

Algunos establecimientos comerciales podrán abrir bajo ciertas condiciones, como una primer ensayo para determinar el comportamiento de los ciudadanos y del virus, causante de la covid-19.

Esas condiciones para actividades comerciales y de servicios, así como los requisitos que deben cumplir se dieron a conocer este lunes, cuando el número de contagios llegó a 697, dos más de los anunciados este domingo, cuando había 695.

De acuerdo con el ministro Daniel Salas, se trata de 334 mujeres, 363 hombres; de los cuales 628 son costarricenses y 69 extranjeros.

Por edades son 626 adultos, 36 adultos mayores y 35 menores de edad.

Se reportan 287 personas recuperadas ( 141 mujeres y 146 hombres). Hay 16 hospitalizados, de estas últimas ocho están en unidades de cuidados intensivos en los hospitales nacionales.

El total de pruebas realizadas desde el 6 de marzo, cuando se detectó el primer caso, hasta este momento es de 12.670 Además se han descartado 8.305.

Salas informó de que ya fue publicada la última versión de lineamientos de vigilancia, es decir los que establecen a quiénes se puede realizar la prueba.

Esta última versión, posibilita a los laboratorios realizar la prueba sin gestionar la orden sanitaria siempre que sea una persona asintomática.

Asimismo, dijo el ministro ya recibió el informe de investigación de un paciente al que denominó AMQ, que fue rechazo para la prueba en la Clínica Marcial Fallas de Desamparados.

Datos y proyecciones

De acuerdo con las manifestaciones que hizo el ministro Salas en una entrevista con La Nación, la intención es “soltar para ver qué pasa”. A partir de los resultados de la flexibilización habría que decidir volver atrás, de decir, restringir de nuevo.

Bajo este criterio, el presidente de la República, Carlos Alvarado informó de que se trata de una primera etapa.

El ministro Salas explicó que para decidir estas medidas se tomaron en cuenta los casos en la curva de contagio, las proyecciones elaborabadas por matemáticos, factores de monitoreo de la situación del país y en cantones, así como apertura de establecimientos entre el 1.° y el 15 de mayo.

De acuerdo con el jerarca, en esta primera ola no se enfermeraron la cantidad de personas que podían enfermermarse, por eso hay riesgos para las siguientes, que puede ser una o más olas, las cuales incluso pueden ser más graves.

Con ayuda de gráficos, mostró el avance de casos hasta el domingo 26 de abril y las proyecciones.

“Si nos descuidamos para mediados de julio podríamos tener 52.628 casos de covid. Es decir, pasaríamos de 697 casos al día de hoy a esa cifra.”, advirtió.

"Si seguimos el trayecto de la curva llegaríamos a 1300 a lo sumo, esto nos habla de que tengamos medidas, de que esto no ha pasado ", añadió.

Eso, dijo, suena desalentador para quienes esperaban que dijéramos que ya había pasado, pero recordó que el país y el mundo enfrenta una pandemia.

En cuanto a capacidad de camas de cuidado intensivo podrían llenarse para junio. Eso no ocurrirá si se mantienen restricciones y un buen comportamiento de la ciudadanía, de los empresarios...

“Nos dice que no estamos en un momento de celebrar, de relajarnos, de hacer algarabía, fiestitas. Hay que mantener cierta rigurosidad y cuando vayamos a lugares públicos, ir habilitanto pero que cumplan medidas de distanciamiento y que se apliquen todas las medidas de higiene”, advirtió el jerarca.

Habló también de posibilidades de contagio, que afecta a la mayor parte de la población. Por esta razón, señaló, hay que trabajar mucho con adultos mayores y personas con factores de riesgo.

Todas estas consideraciones, se tomarán en cuenta para ver si se va hacia adelante con medidas o para atrás con restricciones.

Aclaró que hay actividades de muy alta complejidad para hacer controles, por eso, no se puede permitir que todas las actividades se reanuden.

“Vamos a dar un espacio de 15 días para observar el rebote que podemos tener en la curva, si el rebote es positivo podemos ir permitiendo otras actividades, si es negativo tendríamos que restringir otras que se habían permitido”, adelantó.

Entre los criterios para la reactivación de actividades, se tomó en cuenta, uno es el número básico de reproducción (si una persona contagio a otra más o a muchos más).