Salud

Dos centros de salud negaron vacunación a migrante nicaragüense

Inoculación le fue declinada debido a que carece de seguro social, el cual no tiene porque su permiso de trabajo se encuentra aún en proceso de resolución.

Dos veces le dijeron no. La primera en un centro de salud en Alajuela. La segunda, en un vacunatorio en City Mall. Los funcionarios de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) le negaron la vacuna contra covid-19 a una mujer nicaragüense de 29 años, quien desde hace dos años está en proceso de regularizar su situación en Costa Rica y tiene documentos para probarlo.

“Me dijeron que yo no contaba con los requisitos para ser vacunada ya que no poseo seguro social. Les mostré mis documentos de migración donde aún no me dan resolución de mi permiso de trabajo, con lo cual tampoco me puedo asegurar. La doctora me dijo que no podía, aunque mostrara los documentos”, contó la extranjera, quien pidió a La Nación no publicar su nombre por temor a represalias.

Ella contactó a periodistas de este diario por correo electrónico después de leer, el martes 27 de julio, la publicación Costa Rica niega vacunas contra covid-19 a migrantes en condición irregular”.

En dicho artículo, la coordinadora Nacional del Programa Regional sobre Migración de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Isis Orozco, aseguró no haber recibido denuncias de migrantes a los que se les hubiese negado la vacuna contra el coronavirus en el país.

Además, en el mismo texto, el Ministerio de Salud y la CCSS aseguraron que estos ciudadanos solo pueden recibir las dosis si regularizan su estatus migratorio.

La negativa se da a pesar de la recomendación de especialistas que sostienen que no vacunar a personas migrantes puede representar no sólo un peligro para su salud, sino también un problema más en el marco de la transmisión comunitaria y un obstáculo para conseguir la inmunidad de rebaño a nivel nacional.

“¡Todos somos seres humanos!”

Impulsada por estas declaraciones, la mujer decidió levantar la voz respecto a la negativa recibida en dos ocasiones y a partir del correo, La Nación pudo entrar en contacto directo con ella.

Aseguró que “el 28 de julio, cuando vi que personas mayores de 20 años podían ser vacunadas, acudí a un centro de salud en Alajuela. Pero me dijeron que yo no contaba con los requisitos necesarios, que no tengo seguro social.

“Yo tengo dos años de estar en trámites de permiso de trabajo aquí en Costa Rica. Les expliqué mi situación y el por qué no lo tenía y me dijeron que tenía que esperar”, explicó la afectada.

Con el objetivo de obtener su primera dosis del fármaco, al día siguiente la mujer acudió al centro comercial City Mall, donde también contaban con campaña de vacunación contra la covid-19. “Hice un segundo intento con la esperanza de lograr recibir la inmunización”, narró la joven nicaragüense.

“Fui a las 5:30 a. m. Era la número 85 en la fila, esperé que abrieran las puertas a las 8 a. m. y la gente empezó a entrar. Yo pasé casi a las 9 a. m. Cuando ya estoy en la parte donde toman los datos, me informan que no puedo ser vacunada ya que no poseo seguro social.

“Nuevamente, les muestro mis documentos de migración que demuestran que no me han dado resolución de mi permiso de trabajo aún, por lo que no me puedo asegurar, pero otra vez me dijeron que no”, detalló a este medio de comunicación.

Finalmente, en un tercer intento el día 4 de agosto, la migrante logró ser inoculada en el Hospital Nacional de las Mujeres Adolfo Carit Eva. En este centro de salud solamente solicitaban un documento de identificación, según explica ella misma.

“De verdad, espero tomen consciencia de la odisea que muchas veces pasamos los extranjeros para tener las mismas atenciones que las personas nacionales. ¡Todos somos seres humanos!”, criticó la afectada.

Además, añadió: “Es una decepción que algunas personas decidan quiénes sí y quiénes no tienen derecho a algo que en todo el mundo es vital. Sabiendo que dicha enfermedad no tiene pretextos con nacionalidad, raza ni género para un contagio.

“Muchas personas han rechazado ser vacunadas ¿porqué no usar esas vacunas en personas que, al igual que yo, queremos mejorar esta situación? Queremos poner un granito de arena para una pronta ‘normalidad’. Todos merecemos el derecho a la vacunacion y por ende a la posibilidad de sobrevivir a esta pandemia”.

Colaboró el periodista José Andrés Céspedes.

Roger Bolaños Vargas

Roger Bolaños Vargas

Róger Bolaños Vargas es bachiller en Periodismo en la Universidad de Costa Rica, donde también estudia Economía.