Ángela Ávalos. 20 abril
La elección de gerente general forma parte del proceso de reestructuración del nivel central de la CCSS. La Junta Directiva revivió esta figura y, además, reacomodó las seis gerencias. RAFAEL PACHECO
La elección de gerente general forma parte del proceso de reestructuración del nivel central de la CCSS. La Junta Directiva revivió esta figura y, además, reacomodó las seis gerencias. RAFAEL PACHECO

Ocho son los finalistas que tiene la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para elegir al gerente general de la institución.

Los nombres resultaron seleccionados entre 40 aspirantes de un registro de elegibles elaborado por la Dirección de Recursos Humanos de esa institución.

El máximo órgano de decisión de la Caja inició la discusión sobre este asunto en su sesión ordinaria del jueves, donde no faltaron las tensiones.

La elección del gerente general es parte del proceso de reestructuración del nivel central de la CCSS, que se inició desde el 2015. Como parte de ese proceso, la Junta Directiva acordó en julio resucitar la figura de gerente general que existió en otros tiempos.

En diciembre, además, los directivos resolvieron reacomodar las seis gerencias actuales y reducirlas a cuatro operativas. Esta es otra discusión que se mantiene inconclusa por aparentes diferendos entre miembros de la Junta.

Estos cambios pretenden inyectar más eficiencia y calidad a la gestión de la Caja, institución que maneja un presupuesto anual de ¢3,7 billones (2018).

El representante sindical ante ese órgano, Mario Devandas Brenes, y el presidente ejecutivo de la CCSS, Fernando Llorca Castro, confirmaron por separado a La Nación que hay ocho candidatos para el puesto de gerente general.

Esta lista la presentó Llorca a la Junta Directiva el jueves 19 de abril, según un acuerdo tomado previamente por la misma Junta.

Entre los primeros finalistas está el director médico del Hospital México, Douglas Montero Chacón, quien se convirtió en foco reciente de una denuncia del llamado 'cobrador de la CCSS', Roberto Mora Salazar.

El 'cobrador' denunció un supuesto arreglo para nombrar a Montero en ese cargo. En sustitución de Montero, afirmó Mora a finales de enero, sería nombrado como director médico del México Fernando Llorca.

Tanto Llorca como Montero rechazaron en su momento esta denuncia.

El presidente ejecutivo siempre ha defendido la transparencia del proceso.

Más médicos entre aspirantes

La lista también la integran la subdirectora del Hospital San Rafael de Alajuela, Marcela Leandro Ulloa; el subdirector del Hospital San Vicente de Paúl, Mario Ruiz Cubillo, y la directora médica del Hospital San Juan de Dios, Ileana Balmaceda Arias.

Esta última funcionaria tiene entre sus antecedentes haber sido presidenta ejecutiva de la CCSS en el periodo 2010-2014, cuando tuvo que lidiar con la crisis financiera en esa institución.

A los ocho finalistas se suman la actual gerenta de Infraestructura y Tecnología, Gabriela Murillo Jenkins, el expresidente del Colegio de Médicos, Marino Ramírez, y dos funcionarios más de la CCSS, identificados como Kleyver Rojas Varela y Luis Carlos Vega Martínez.

Fernando Llorca explicó que la selección tomó en cuenta la evaluación de siete parámetros diferentes; entre ellos, experiencia, antigüedad, formación académica y conocimiento técnico de leyes básicas para la administración pública.

Llorca aclaró que la elección del futuro gerente general no parte de un concurso, sino de una lista de elegibles.

"Esto no se ha hecho 'a dedo'. Aquí no ha habido ningún tratamiento preferencial hacia nadie. Estos ocho forman parte de una lista preliminar de finalistas que deben ser convocados por la Junta Directiva", explicó Llorca.

El funcionario agregó que si alguno de estos ocho no reúne las competencias esperadas por los directivos, será sustituido por alguno de los que estuvieron en el primer grupo de 40 elegibles.

La Junta Directiva de la CCSS se ha reunido varias veces esta semana pues estuvo paralizada durante un mes tras la renuncia de uno de sus nueve miembros, Renato Alvarado Rivera, representante patronal.

Tras retomar funciones hace una semana, los directivos tiene en su agenda alrededor de un centenar de temas por resolver. Entre ellos, la elección del gerente general y la reestructuración del nivel central de la CCSS.

Además, está pendiente que tomen una decisión sobre la eventual reforma al régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), a partir de las 33 recomendaciones emitidas por la mesa de diálogo en noviembre del año anterior.

"Mi estado de ánimo es pesimista", reconoció Devandas sobre el eventual avance en la discusión y en la toma de acuerdos sobre esos asuntos.

* Esta nota fue actualizada a las 3:40 p.m. con las declaraciones de Fernando Llorca.