Óscar Rodríguez, Juan Fernando Lara. 15 junio, 2016
La CCSS tiene 6.009 médicos especialistas. En diciembre, el que más ganó recibió ¢20 millones. La foto es de Emergencias del Hospital San Juan de Dios. | MELISSA FERNÁNDEZ SILVA
La CCSS tiene 6.009 médicos especialistas. En diciembre, el que más ganó recibió ¢20 millones. La foto es de Emergencias del Hospital San Juan de Dios. | MELISSA FERNÁNDEZ SILVA

La CCSS cree innecesario reformar una vieja ley que da a los médicos el privilegio de recibir un aumento salarial extra, equivalente al mismo monto en que suban los sueldos de funcionarios del Gobierno Central.

Esa ley permite que los doctores reciban el aumento salarial aprobado por su patrono, y además, los que da el Gobierno Central. El caso más grave ocurrió en el 2009, cuando el Poder Ejecutivo dio un 1,21% a sus empleados en el segundo semestre y luego decretó un 10,47% extra para 5.000 funcionarios. Ese 11,68% se les dio a los médicos.

El resultado fue que el costo de toda la planilla en la CCSS aumentara ese año en 30%; es decir, ¢100.000 millones, consignan sus estados financieros.

El lunes, La Nación informó de que los pluses han llevado a la CCSS a pagar hasta ¢20 millones al mes a un médico, como ocurrió en diciembre. La entidad tiene 6.009, de los cuales 792 (13%) ganaron más de ¢5 millones.

Los datos de la planilla de la CCSS de diciembre pueden descargarse desde la siguiente página para verlos en hoja de cálculo.

Fundamento. La Caja argumenta que el desenganche entre aumentos a médicos y a Gobierno Central quedó anulado por un decreto ejecutivo (no por una ley, que tiene más jerarquía) en enero del 2015, indicó un reporte de la Gerencia Administrativa, avalado por la Junta Directiva el 31 de agosto pasado.

“El decreto desvincula la obligatoriedad de realizar un ajuste adicional a los salarios de los puestos de los Profesionales en Ciencias Médicas cuando se otorgue un aumento no general a los puestos no profesionales de los empleados de Gobierno Central”, argumentó la entidad.

La Caja emitió ese criterio a pedido de la Asamblea Legislativa, que le consultó ante planes de ley que buscaban anular pluses en la ley de incentivos médicos.

tabla
Esa era la aspiración de los legisladores Otto Guevara y Mario Redondo. Ambos argumentan que los médicos reciben aumentos “extraordinarios” cuando personal no profesional (conserjes y policías) tiene alzas.

Los diputados presentaron, por separado, reformas legales para desenganchar los ajustes. Empero, a estas iniciativas les faltó el apoyo de sus compañeros congresistas y terminaron archivadas el año pasado.

En el 2015, la Procuraduría General de la República advirtió a la Caja de la imposibilidad de eliminar el sistema remunerativo de salario base más pluses para pasar al de salario único, pues es necesario que el cambio se haga por reforma legal: en el Congreso.

Sin aplicarse. Martha Baena, asesora de la Gerencia Administrativa de la Caja, insistió a los directivos –en agosto–, que el desenganche se aplicó con la reforma al Reglamento para el Cálculo de los Reajustes Salariales de los Profesionales en Ciencias Médicas.

“El Ministerio de Trabajo, la Caja, la Dirección de Servicio Civil y los Sindicatos Médicos lograron emitir el decreto ejecutivo que inicia ese proceso de desenganche y se está empezando a implementar”, dijo Baena.

Francisco Chang, director del Área de Salarios e Incentivos del Servicio Civil, dice que es clave que los salarios médicos no pierdan competitividad, pero señaló que sí es claro que hay un “mecanismo de privilegio”, creado por la ley de 1982.