Patricia Recio. 13 octubre
El médico Raúl Izaguirre, presidente del Grupo Cooperativo Latino Americano de Hemostasia y Trombosis (CLAHT), abordó la importancia de detectar arritmias en adultos mayores. Fotos cortesía.
El médico Raúl Izaguirre, presidente del Grupo Cooperativo Latino Americano de Hemostasia y Trombosis (CLAHT), abordó la importancia de detectar arritmias en adultos mayores. Fotos cortesía.

Las arritmias cardiacas pueden aumentar hasta en cinco veces el riesgo de sufrir trombosis en personas mayores de 65 años.

Esa de acuerdo el presidente del Grupo Cooperativo Latino Americano de Hemostasia y Trombosis (CLAHT), Raúl Izaguirre, es una de las enfermedades por trombosis más importantes que afecta a las personas de esa edad.

Según el especialista, este tipo de arritmia hace que se formen coágulos en el corazón que si se desprenden llegan al cerebro y pueden causar una embolia.

“Y una persona que tiene una embolia tiene 50% de riesgo de morir en el primer y si no se muere en el primer mes, el 25% al 30% se muere en un año”, explicó.

El médico que participó durante el reciente Congreso Internacional de Hemostasia y Trombosis que tuvo como sede nuestro país, explicó que una de las principales preocupaciones de esta condición es que se calcula que el 12% de los adultos mayores de 80 años tiene arritmia.

El riesgo de sufrir una embolia en estas personas se puede reducir mediante el uso de medicamentos anticoagulantes, pero también incrementa exponencialmente si los pacientes presentan otras condiciones de riesgo como obesidad, hipertensión o diabetes.

Izaguirre destacó que los servicios de salud deberían realizar campañas para detectar arritmias, simplemente tocando el pulso de las personas.

“Si el ritmo no es constante, inmediatamente hay que hacer un electrocardiograma y si hay arritmia debe empezar a tomar anticoagulante (...) si toma anticoagulante baja el riesgo 62%”, dijo.

Otros factores de riesgo
La doctora Claire McLintock presidenta de la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia participó en el Congreso Internacional que tuvo como sede Costa Rica.
La doctora Claire McLintock presidenta de la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia participó en el Congreso Internacional que tuvo como sede Costa Rica.

La trombosis puede desencadenar otras afecciones como ataques cardíacos, accidente cerebrovascular y tromboembolismo profundo venoso (TEV).

Este último ocurre cuando se forman uno o más coágulos de sangre en una vena profunda. Con mayor frecuencia se presenta en las piernas, conocido como la trombosis venosa profunda. El coágulo también puede viajar por medio de la circulación y alojarse en los pulmones, lo cual se conoce como embolia pulmonar

Los accidentes de tránsito, cirugías de emergencia, estar hospitalizado, usar anticonceptivos orales, cáncer e incluso un parto podrían convertirse en factores de riesgo para sufrir una embolia pulmonar o una trombosis venosa.

Para la presidenta de la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia, Claire McLintock, todos esos factores tienen su explicación en tres situaciones que desencadenan una trombosis.

¿Qué es la trombosis y por qué puede matarnos?

Una de cada cuatro personas en el mundo muere por esta causa

FUENTE: ISTH.    || J.M. / LA NACIÓN.

“Si la sangre se va más lento, y eso pasa cuando estás acostado porque no te mueves y no hay circulación esa es una razón, la otra es si hay un cambio en las proteínas coagulada en la sangre, eso pasa si estas enferma o si te han cortado en una cirugía porque cambia la consistencia de la sangre y el otro caso es si está dañada la vena o la arteria”, explicó la experta originaria de Nueva Zelanda.

Por su parte, la doctora Beverly Hunt, presidenta del Comité directivo del día mundial de trombosis, añadió que las cirugías de cadera o rodilla también representan un evento de alta incidencia.

“Al hacer un examen se puede reducir el riesgo entre un 50% y 70% porque se actúa de manera preventiva.

Según Hunt, un 60% de los casos de trombosis ocurren luego de una hospitalización.

¿Cómo sé que estoy sufriendo una trombosis venosa?
La especialista Beverly Hunt, presidenta del Comité Directivo del Día Mundial de la Trombosis, habló sobre los cuidados a nivel hospitalarios para evitar una trombosis.
La especialista Beverly Hunt, presidenta del Comité Directivo del Día Mundial de la Trombosis, habló sobre los cuidados a nivel hospitalarios para evitar una trombosis.

De acuerdo con los especialistas comúnmente se puede confundir con una contracción muscular y usualmente la trombosis puede darse de forma silenciosa.

Sin embargo, los principales signos de alerta son dolor en los muslos de la pantorrilla, hinchazón o pesadez de la pierna, dolor, calor en esa zona y además que enrojezca.

Ante esos primeros síntomas se debe actuar, pues de lo contrario un coágulo puede desprenderse y viajar en la sangre hasta alojarse en el pulmón lo cual provoca una embolia pulmonar.

Al acudir al médico este le realizará un examen de sangre y un ultrasonido, para empezar inmediatamente el tratamiento en caso de requerirlo.

La embolia pulmonar puede ser confundida con un infarto, según los médicos las principales señales de que se está sufriendo un evento de este tipo son dificultad para respirar, dolor en el pecho, frecuencia cardíaca rápida, mareo o desmayo.

Ese coágulo en ocasiones puede bloquear toda la circulación y provocar la muerte de inmediato.

Los tres especialistas destacaron que lo más importante es que este tipo de eventos puede evitarse.

¿Cómo? Manteniéndose libre de factores de riesgo. Hacer ejercicios, evitar estar sentado durante muchas horas, tener precaución al usar estrógenos (vigilar signos de alerta), llevar una alimentación libre de grasas animales, controlar el colesterol y evitar el fumado.

Además debe indicar al médico si tiene factores de riesgo para que este le realice los exámenes necesarios y prescriba medicamentos en caso de requerirlos.