Ángela Ávalos. 21 febrero

(Video) Sindicatos y CCSS llegan a arreglo

La CCSS se comprometió con sus sindicatos a no tocar los porcentajes de anualidades, dedicación exclusiva y prohibición de sus trabajadores actuales, con lo cual puso fin a una amenaza de paralización de servicios en hospitales y clínicas.

El acuerdo entre autoridades de la Caja y los sindicatos de la entidad deja ver que solo a los empleados nuevos, que entraron a laborar luego de la publicación de la reforma fiscal, se les aplicarán las normas que contiene este plan que, entre otros aspectos, limita los incentivos en el sector público.

De esa forma, a los funcionarios que entraron en planilla el 5 de diciembre del 2018, se les pagarán las anualidades por un monto nominal fijo y no porcentual. El único requisito para obtener ese plus es que su jefatura lo califique con una nota de “muy bueno” en su desempeño laboral, lo cual significa, en la escala de la institución, un 80%.

En cuanto a la dedicación exclusiva, los licenciados contratados antes del 5 de diciembre mantendrán el 55% adicional al salario base, mientras los bachilleres, continuarán con el 35%. Los nuevos, devengarán 25% y 10%, respectivamente.

Lo mismo ocurre con el plus por prohibición, de un 65% al salario base, el cual se mantiene para aquellos que contratados antes del 5 de diciembre.

La Caja informó que entre lo acordado está la apertura de una nueva mesa de negociación para revisar la migración de pago bisemanal a quincenal, tal y como lo ordena la nueva reforma fiscal.

Según la CCSS, actualmente no se puede hacer esa transición porque “la nómina institucional es muy compleja”: tiene cerca de 500 puestos distintos de trabajo y diferentes esquemas de pago.

También se integrará una comisión bipartita para elaborar un nuevo modelo de evaluación de desempeño y otra mesa técnico – jurídica para el auxilio de cesantía.

Román Macaya Hayes, presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y y voceros de los principales sindicatos de la entidad, calificaron el resultado de esos tres días de reunión de “satisfactorio”.

La reforma fiscal es la llamada Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (número 9635).

Este proyecto fue aprobado el 3 de diciembre anterior luego de un año de trámite legislativo. Obtuvo los votos de 34 diputados a favor y 17 en contra en el segundo debate, y definitivo.

Representantes sindicales se reunieron con autoridades de la CCSS durante tres días. Foto: Sinae
Representantes sindicales se reunieron con autoridades de la CCSS durante tres días. Foto: Sinae

Al mismo tiempo, sindicatos y autoridades acordaron la “inaplicabilidad de la regla fiscal a la CCSS”.

El detalle de los acuerdos se puede revisar en el siguiente enlace:

Para Román Macaya, “el proceso fue de construir, muy propositivo y eso permitió que hoy la institución haya amanecido con paz laboral, con buenos resultados a favor de ambas partes”.

La Unión Nacional de Empleados de la Caja (Undeca) manifestó en un comunicado de prensa que la participación en este proceso es para procurar que la aplicación de la ley no afecte los derechos adquiridos de los trabajadores de la Caja.

Por su parte, el secretario del Sindicato Nacional de Enfermería y Afines (Sinae), Lenín Hernández, confirmó que los trabajadores que laboraban para la institución antes de la aprobación de la ley, se les respetarán las anualidades adquiridas.

“De igual forma, en el tema de la dedicación exclusiva, se les respetarán los derechos a aquellos trabajadores con contratos, sean interinos o con plaza”, manifestó Hernández, quien destacó que se respetarán los derechos laborales adquiridos.