Aarón Sequeira. 23 agosto
Zoila Rosa Volio, del PIN, se sienta en el plenario junto a José María Villalta, del Frente Amplio, y Walter Muñoz, su jefe de fracción. Tanto Villalta como Muñoz firmaron la moción de Franggi Nicolás que permitiría las huelgas en servicios esenciales. Foto: Rafael Pacheco
Zoila Rosa Volio, del PIN, se sienta en el plenario junto a José María Villalta, del Frente Amplio, y Walter Muñoz, su jefe de fracción. Tanto Villalta como Muñoz firmaron la moción de Franggi Nicolás que permitiría las huelgas en servicios esenciales. Foto: Rafael Pacheco

La diputada Zoila Rosa Volio, del Partido Integración Nacional (PIN), evalúa separarse de esta fracción parlamentaria y declararse independiente, molesta por las últimas acciones de sus compañeros Wálter Muñoz y Patricia Villegas, posturas que calificó de populistas.

La legisladora explicó que se sintió muy sorprendida el jueves por la decisión de Muñoz y Villegas de firmar, junto con otros 10 legisladores, un texto sustitutivo que legalizaría las huelgas en servicios esenciales como los hospitales, las policías y el suministro de agua potable.

Recordó que, por las huelgas en el sector salud, se dejó de atender a pacientes graves. “En qué estamos cayendo”, dijo la legisladora, al tiempo que advirtió de que las acciones de su fracción amenazan la institucionalidad y tienden a la anarquía.

“Eso atenta contra el artículo 61 de la Constitución Política. Tampoco considero que es el partido en que yo inicié, que se dice que es de centro, pero ha girado muchísimo hacia la izquierda y hacia el sindicalismo”, agregó Volio.

El artículo 61 de la Constitución es el que reconoce el derecho de los patronos al paro y el de los trabajadores a la huelga, salvo en los servicios públicos.

Además, Volio criticó que, el martes, sus compañeros también hayan votado en contra de la reforma que elevaría a rango de ley la enseñanza de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en las escuelas.

“Me siento sorprendida de que el PIN, siendo un partido de centro y respetuoso de los derechos humanos, tomara la decisión de votar contra la declaración de 1948, que tiene 30 principos que se enseñarían en las escuelas”, dijo.

Para Zoila Volio, esa fue una primera incongruencia de sus compañeros de fracción.

La reforma a la Ley de Educación se aprobó en primer debate y también en segundo, pero una moción de revisión aprobada por un bloque del plenario anuló el segundo debate y, al repetirse, se desechó la iniciativa.

La gota que podría desbordar el vaso es que sus dos compañeros firmaron la propuesta sobre huelgas liderada por la liberacionista Franggi Nicolás, con la cual le cambiarían el sentido al proyecto que busca evitar los abusos en las huelgas.

Sin embargo, antes de tomar cualquier decisión definitiva, la congresista dijo que consultará parte de las bases del PIN.

Señala incongruencias

Aunque negó la posibilidad de que la posición de Walter Muñoz y Patricia Villegas sea la de vender el partido al mejor postor o de buscar votos al modo de partidos más grandes, criticó duramente las incongruencias.

De hecho, recordó que Muñoz es médico e hizo el juramento hipocrático, mientras que Villegas criticó el cierre de comedores escolares durante las huelgas, pero ahora apoya las intenciones sindicalistas.

Antes de quemar las naves y los puentes con el PIN, Zoila Volio dijo que va a hablar directamente con sus dos compañeros de fracción, para confrontarlos y saber si mantendrán esa línea de los últimos días.

“Yo soy muy radical y estructurada. Que me cambien las reglas del juego, me confunde”, agregó.