Diego Bosque. 10 febrero, 2018

Los víveres para familias pobres, mejoras de casas de adultos mayores, reconstrucción de viviendas incendiadas, compra de medicamentos para enfermos y la asistencia en emergencias como inundaciones ofrecidas por decenas de iglesias evangélicas contribuyeron en la holgada victoria que obtuvo Fabricio Alvarado, candidato presidencial de Restauración Nacional, en Limón.

Esa es la conclusión a la que llegaron ciudadanos de aquella región, pastores evangélicos y dos investigadores consultados por La Nación.

En Limón, el candidato evangélico obtuvo 60.279 votos, lo cual representa el 42,42% de los votos válidos en esa provincia.

(Video) ¿Por qué Fabricio Alvarado tuvo tanto éxito en Limón?

Muy por detrás de Alvarado está Antonio Álvarez Desanti, de Liberación Nacional, con 25.033 sufragios, equivalentes al 17,62% y Carlos Alvarado, de Acción Ciudadana con 15.032 votos para un 10,58%.

Al sumar los votos conseguidos por estos candidatos apenas alcanzan 40.065, muy por debajo de Fabricio Alvarado.

Además, Restauración Nacional ganó tres de los cinco puestos para diputados que se eligen en el Caribe. Es la primera vez que un partido evangélico gana tres curules en aquella provincia.

"Creo que las iglesias están cumpliendo en Limón una labor social que la gente más necesitada requiere, los gobiernos se han divorciado de las necesidades de las personas y es ahí donde aparecen las iglesias evangélicas", dijo Celia Grant, vecina de Puerto Viejo, en Talamanca de Limón.

Restauración obtuvo en Talamanca el 35% de los votos.

"Ellos (los pastores) nos han ayudado con cuadernos para nuestros hijos, con comida en situaciones duras que hemos pasado, ellos nos han dado el apoyo que otras instituciones no dan", expresó Alicia Romero, ama de casa, madre de cuatro hijos y vecina de La Colonia, en Pococí.

En este cantón, el porcentaje de votos para Fabricio Alvarado fue de 39,46%. En Matina, entre tanto, fue un 49,48%. En Guácimo fue 45,57% y en Siquirres 45, 38%.

Alicia Romero, vecina de La Colonia, en Pococí, asiste a una congregación evangélica desde hace tres años. Asegura que votó por Fabricio Alvarado de Restauración Nacional porque representa sus principios cristianos. Fotografía: Jeffrey Zamora.
Alicia Romero, vecina de La Colonia, en Pococí, asiste a una congregación evangélica desde hace tres años. Asegura que votó por Fabricio Alvarado de Restauración Nacional porque representa sus principios cristianos. Fotografía: Jeffrey Zamora.

"Esas ayudas están llevando gran cantidad de votos a las arcas de los partidos evangélicos, no me congrego en ninguna iglesia, pero definitivamente ellos son un apoyo importante para mucha gente", comentó Eduardo Sanabria, vecino de Limón.

Eduardo Cruickshank, diputado electo del Partido Restauración Nacional por Limón, negó que la gente se incline por su agrupación política debido a la asistencia social.

No obstante, Cruickshank, quien también es uno de los pastores de la iglesia Portadores de su Gloria, ubicada en Colina de Limón, reconoció que las iglesias evangélicas en las zonas rurales han asumido las funciones que deberían realizar las instituciones estatales de asistencia social.

"Limón es una zona muy vulnerable a las inundaciones, tenemos inundaciones una o dos veces al año o a veces hasta más, cuando hay inundaciones salimos a brindar asistencia a las diferentes comunidades, repartimos diarios y la gente pobre mensualmente recibe diarios para su sustento", Eduardo Cruickshank, diputado electo por Limón del Partido Restauración Nacional.
En Colina de Limón se ubica el templo de la iglesia Portadores de su Gloria que reúne a unos 800 miembros y es dirigida por varios pastores, entre ellos Eduardo Cruickshank, diputado elector del Partido Restauración Nacional. Foto: Jeffrey Zamora
En Colina de Limón se ubica el templo de la iglesia Portadores de su Gloria que reúne a unos 800 miembros y es dirigida por varios pastores, entre ellos Eduardo Cruickshank, diputado elector del Partido Restauración Nacional. Foto: Jeffrey Zamora

De acuerdo con un inventario de iglesias elaborado por el Programa Latinoamericano de Estudios Sociorreligiosos (Prolades) en el 2010, en el país había 4.871 iglesias evangélicas. Ese es el último conteo realizado.

Las costas son sitios donde proliferaron esas iglesias en los últimos años, en especial en los centros de población, donde hay templos a pocos metros de distancia. Precisamente, Fabricio Alvarado ganó la elección en Guanacaste, Limón y Puntarenas.

El Partido Restauración Nacional ganó con holgura en el Caribe.
El Partido Restauración Nacional ganó con holgura en el Caribe.

Carlos Castro, pastor de una congregación en la urbanización Los Sauces, en Pococí, estimó que solo en el distrito de Guápiles hay 40 templos evangélicos.

Castro dirige una iglesia a la que asisten 300 personas, aproximadamente.

Óscar Buitrago, otro de los pastores de Portadores de su Gloria, calculó que en el centro de Limón también hay cerca de 40 templos evangélicos.

"Tenemos una clase política que no cumple, usan a la gente para el voto y nada más, me refiero a las zonas costeras: Guanacaste, Puntarenas y Limón", criticó Buitrago.

Alberto Rojas, investigador de la Escuela Ecuménica de Ciencias de la Religión de la Universidad Nacional, considera que el apoyo que dieron los votantes al Partido Restauración Nacional responde a las ayudas sociales, pero también hay otros factores que influyen.

Para él también influyen el descontento con los partidos tradicionales, la posibilidad de apostar por una persona nueva, la oposición al matrimonio de personas del mismo sexo y a criterios religiosos.

"Un pensamiento de las personas que votaron por él (Fabricio Alvarado) podría ser: '¿Qué tal si llega una persona cristiana, eso nos puede ayudar mucho a que las cosas sean diferentes', lo cual me parece un poco ingenuo porque el presidente no tiene las posibilidades de mover todos los hilos de las decisiones políticas de un Estado", expresó Rojas.

Añadió que hay que dejar de pensar que todos los seguidores de Restauración Nacional son religiosos, pobres o personas sin educación.

Para Carlos Sandoval, investigador de Ciencias Sociales de la Universidad de Costa Rica, ese apoyo electoral también al hecho de que en las últimas décadas, "una de las principales promesas de la economía neoliberal fue que menos Estado, iba a garantizar más mercado", pero eso no se ha cumplido y las comunidades rurales siguen en la pobreza.

Una encuesta de Unimer para La Nación, publicada en 2013, señaló que el 79% de los costarricenses pertenece a alguna religión, de ese grupo un 57% dijo ser católico, un 12% evángelicos, un 7% otras religiones cristianas y un 3% a otras religiones no cristianas

"En este contexto, las iglesias (...) encuentran un terreno fértil para florecer. ¿Cómo no aceptar la sanación si el acceso a los servicios de salud no es el mejor? ¿Cómo no aceptar el milagro del Espíritu Santo que ayudó a unos hijos a dejar las drogas si cada vez hay más sustancias en la comunidad y no hay programas de prevención o clínicas de rehabilitación?", cuestionó Sandoval.

¿Influyen los pastores en el voto?

Este diario realizó un recorrido por iglesias evangélicas de Pococí, Matina, Limón y Talamanca, cuatro de seis cantones de Limón.

Todos los pastores consultados negaron haberle dicho a sus fieles por quién votar, pero admitieron hablar bien del candidato presidencial Fabricio Alvarado durante los cultos, o bien, recomendarlo porque lo conocían o porque los representa como cristianos.

El pastor Angelo Castillo, de una congregación en Pococí, lleva una bandera de Restauración Nacional en su carro, afirma que usar ese signo externo no influye en el voto de quienes asisten a sus iglesias. Fotografía: Jeffrey Zamora.
El pastor Angelo Castillo, de una congregación en Pococí, lleva una bandera de Restauración Nacional en su carro, afirma que usar ese signo externo no influye en el voto de quienes asisten a sus iglesias. Fotografía: Jeffrey Zamora.

Varios de los líderes religiosos consultados portaban banderas de Restauración Nacional en sus vehículos o mantenían signos externos de ese partido en sus templos.

Eduardo Cruickshank Smith, diputado electo de Restauración Nacional por el Partido Restauración Nacional también porta una bandera de su agrupación política en su carro. Fotografía: Jeffrey Zamora
Eduardo Cruickshank Smith, diputado electo de Restauración Nacional por el Partido Restauración Nacional también porta una bandera de su agrupación política en su carro. Fotografía: Jeffrey Zamora

Angelo Castillo Miranda, pastor de 52 años, rechazó que al hablar a favor de Fabricio Alvarado o llevar una bandera en su carro vaya a pesar en la decisión de quienes asisten a su iglesia, en Pococí.

David Carrillo, líder de la Iglesia de Dios Evangelio Completo de La Colonia de Pococí, también negó haber pedido votos por Restauración Nacional.

En la Iglesia de Dios Evangelio Completo, ubicada en La Colonia de Pococí, había varios volantes de Fabricio Alvarado y la candidata a diputada por Restauración Nacional Marulin Azofeifa. Fotografía: Jeffrey Zamora
En la Iglesia de Dios Evangelio Completo, ubicada en La Colonia de Pococí, había varios volantes de Fabricio Alvarado y la candidata a diputada por Restauración Nacional Marulin Azofeifa. Fotografía: Jeffrey Zamora

"El apoyo que han tenido los partidos cristianos responde al compromiso que tenemos los cristianos de alzar la voz y colaborar con el Gobierno, no pretendemos imponer una doctrina o una cultura cristiano-evangélica", señaló Carrillo, pastor de 36 años.

Una especie de 'profecía'

En 1998, Ruth Vega, teóloga de la Universidad Nacional (UNA), desarrolló la tesis Partidos políticos de tradición evangélica en Costa Rica, entre cuyas conclusiones señala:

“En nuestro medio cada vez más abierto y pluralista, se comprende que los evangélicos hayan entendido que la mesa política se encuentra servida para su ingreso, sin embargo, necesitan de cohesión interna, madurar como grupo político, dedicar mayor tiempo a la elección y preparación de sus candidatos, en fin, tomar con mayor seriedad su participación, aprovechando la apertura social y política y el desgaste de los partidos políticos tradicionales”

Sin embargo, en criterio de Alberto Rojas, investigador de esa misma casa de enseñalanza, esos partidos políticos aún no están preparados como lo revelan los perfiles y manifestaciones de los recién elegidos diputados por Restauración Nacional.

Esta semana, la cúpula de ese partido incluso prohibió a sus diputados electos dar declaraciones hasta recibir una serie de capacitaciones.

Otra investigación de la Universidad Nacional, publicada en 2015, hace un recuento de la evolución de los partidos evangélicos en la política costarricense y destaca el cambio de discurso, pues, a finales de la década de los ochenta esas agrupaciones preferían mantenerse alejadas de la política, condición que cambió en los noventas.

Por su parte, Sandoval, vislumbra un "probable" crecimiento de esos partidos.

Eduardo Cruickshank, diputado electo de Restauración Nacional por Limón: ‘Asumimos un rol que el IMAS debiera asumir’

–¿Cuántas iglesias evangélicas hay en Limón centro?

–El dato exacto no lo manejo, pero podría andar en el distrito central como unas 40.

Eduardo Cruickshank, diputado electo por la provincia de Limón del Partido Restauración Nacional, atendió una entrevista con La Nación el miércoles pasado en las oficinas de la iglesia Portadores de su Gloria, donde es uno de los pastores. Foto Jeffrey Zamora
Eduardo Cruickshank, diputado electo por la provincia de Limón del Partido Restauración Nacional, atendió una entrevista con La Nación el miércoles pasado en las oficinas de la iglesia Portadores de su Gloria, donde es uno de los pastores. Foto Jeffrey Zamora

–¿Por qué en estas zonas hay más iglesias que en el área metropolitana?

–La razón principal que yo creo es que el evangelio, al igual que el inglés, entró por Limón y por ser Limón la génesis del evangelio en Costa Rica, me parece que a eso obedece que haya más iglesias. Es como el inglés, el inglés entró por Limón y en Limón se habla más inglés que en el resto del país.

–También es muy común ver muchas iglesias protestantes en Puntarenas y Guanacaste ¿Podría ser una razón la pobreza en esas zonas?

–Bueno, yo no creo que obedezca a eso porque si lo que se pretende decir es que entre más rica es la gente menos necesita de Dios y entre más pobre más necesita y no es así, todos necesitamos de Dios, independientemente de su riqueza o su pobreza.

–¿Han asumido las iglesias el rol de asistencia social que deberían estar cumpliendo el Estado?

–Por supuesto que sí, yo le puedo decir que Limón es una zona muy vulnerable a las inundaciones, tenemos inundaciones una o dos veces al año o a veces hasta más, cuando hay inundaciones salimos a brindar asistencia a las diferentes comunidades, repartimos diarios y la gente pobre mensualmente recibe diarios para su sustento, es decir, asumimos un rol que el IMAS (Instituto Mixto de Ayuda Social) debiera asumir

–¿Cuáles son los principales programas de asistencia social que tienen?

– Le voy a decir lo siguiente, el otro día se le quemó la casa a una persona y nosotros fuimos los que le asistimos con esa situación, también había una persona, en una comunidad que se llama Dondonia, viviendo entre cuatro latas y nosotros llevamos a un grupo de la iglesia, se compraron los materiales y se hizo algo parecido a lo que hace Canal 7 con el Sueño de Navidad

¿Esas asistencias sociales están influyendo en el voto de los limonenses?

– No, lo que ha pasado es que Liberación Nacional, durante 40 años, aproximadamente, ha tenido la victoria en Limón y no le han retribuido nada a Limón, Limón sigue sin recibir nada Liberación Nacional.

"La gente puede creer en una oportunidad, en dos oportunidades, en tres oportunidades, pero llega un momento en que se cansan y Liberación Nacional ha ido en deterioro por los incumplimientos.

"¿Por qué cree que el PAC siendo gobierno no gana un diputado en Limón? ¿Sabe por qué? Porque no ha hecho nada por Limón (...) Cuando usted está en gobierno tiene todas las herramientas necesarias para impulsar un lugar y ese lugar, en agradecimiento, le va a retribuir conforme a lo que usted ha dado. El PAC ganó las elecciones la vez pasada y no sacó diputados en Limón, está en gobierno ahora y no ha hecho nada por Limón. ¡Los gobiernos han abandonado la costa y se han basado en el centralismo!