Política

TSE recibe 51 denuncias contra partido por ensuciar mobiliario urbano

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) decidirá esta semana si abre un procedimiento sancionatorio en contra del Partido Encuentro Nacional, del candidato Óscar Campos, por presuntamente desobedecer la orden de retirar publicidad electoral colocada en espacios públicos en varias partes del país.

Se trata de corazones rojos sobre fondos blancos que aparecieron pintados en postes del alumbrado público, paradas de autobús, puentes y otros mobiliarios urbanos. La imagen corresponde a la bandera del partido político del exdiputado Óscar Campos, organizador de bloqueos viales del 2020.

El Cuerpo Nacional de Delegados acusó a esa agrupación de desobedecer un total de 51 órdenes para que removiera algunas de esas pinturas. Así lo confirmó Gerardo Abarca, funcionario de la Dirección General del Registro Electoral.

“Hemos recibido dos gestiones por parte del señor Sergio Donato, jefe del Cuerpo Nacional de Delegados, precisamente en cuanto a 51 posibles desatenciones a órdenes específicas de ese Cuerpo, que tienen que ver con el retiro de propaganda alusiva al partido de don Óscar Campos.

“Estas dos gestiones hacen alusión al incumplimiento, a la desobediencia, en 51 oportunidades, de órdenes emitidas por el Cuerpo Nacional de Delegados del TSE. Está en análisis final a efectos de poder determinar su traslado a la Inspección Electoral para que proceda, conforme establece la ley, en cuanto a la instauración de un procedimiento administrativo sancionatorio”, afirmó Abarca.

El órgano electoral había advertido a Encuentro Nacional, en noviembre pasado, de que debía retirar el material propagandístico de los espacios públicos, pues infringe el artículo 136 del Código Electoral, el cual prohíbe colocar propaganda electoral en vías o lugares públicos, así como en el mobiliario urbano.

Consultado sobre las denuncias, el candidato presidencial Óscar Campos se desligó de la pintura de dichos corazones. El exdiputado atribuyó esos actos a seguidores de su movimiento, pero afirmó desconocer quiénes son, al tiempo que se quejó sobre el sistema de financiamiento de partidos políticos.

“Nosotros no los pintamos; no es un acto de rebeldía. Es que no tenemos plata para quitarlos, pero tampoco los pusimos. Nosotros no estamos rebeldes ni hacemos ningún vandalismo, no, no.

“La gente los está pintando (los corazones) porque no tenemos plata para poner vallas, no tenemos plata para hacer lo que hacen los partidos grandes. A nosotros no nos dan ni una peseta ninguno”, respondió Campos.

De prosperar los reclamos del Cuerpo Nacional de Delegados, la agrupación política podría enfrentar multas de ¢924.000 a ¢2,3 millones (de dos a cinco salarios base) por cada uno de los 51 supuestos desacatos, según confirmó el funcionario del Tribunal.

Óscar Campos alegó que esta situación es producto de la desigualdad en el financiamiento de partidos políticos durante la campaña electoral. El candidato reclamó que ellos no pueden acceder a recursos económicos para pagar vallas o publicidad en medios masivos.

“Esto es un burro amarrado contra un tigre suelto y no se vale. La misma gente es la que compra las telas para hacer las banderas y la misma gente pintó los corazones. No sé quién, porque no sabemos quién, pero ahora el Tribunal nos pide que los quitemos; uno no quita una pintura que uno no hizo.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.