Natasha Cambronero. 17 abril
El presidente del Congreso y de Renovación Costarricense, Gonzalo Ramírez, durante el cierre de campaña del candidato presidencial Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional. Foto: Diana Méndez.
El presidente del Congreso y de Renovación Costarricense, Gonzalo Ramírez, durante el cierre de campaña del candidato presidencial Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional. Foto: Diana Méndez.

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) le ejecutará al partido Renovación Costarricense una garantía bancaria por ¢13,5 millones que esta agrupación le entregó en campaña.

¿Por qué lo hará? El TSE necesita recuperar el dinero que le había entregado a Renovación, como adelanto, para que pagara sus gastos electorales de cara a la primera ronda del 4 de febrero.

El partido, que fue representado en las elecciones por la excandidata presidencial Stephanie Campos, pretendía pagarle el dinero al Tribunal con recursos de la deuda política.

Sin embargo, el partido no obtuvo votos suficientes para acceder a la contribución estatal, pues solo obtuvo 12.309 sufragios para presidente y 41.806 para diputados. Solo consiguió un 1,26% de los votos emitidos y no logró llegar al Congreso.

En vista de ello, los magistrados electorales autorizaron al departamento de Financiamiento de Partidos Políticos para que ejecuten la garantía de respaldo que había dejado Renovación, a fin de recobrar el millonario adelanto.

Según Gonzalo Ramírez, presidente del Congreso y de Renovación Costarricense, la garantía es un depósito a plazo que está en el Banco Lafise, endosado a favor del Tribunal.

Agregó que el certificado está nombre de Xenia Lozano, quien ocupó el primer lugar de la papeleta de diputados de esa agrupación por Alajuela.

Tanto Ramírez como Lozano aseguraron a La Nación que los ¢13,5 millones solo se utilizaron en la campaña en esa provincia y que el dinero significará una pérdida para la exaspirante, pues Renovación no le reintegrará ese dinero.

"Cuando uno se mete en la política, pues uno tiene expectativas, con las expectativas del primer lugar se asumió esa responsabilidad y ahí estamos con los procesos formales para resolver la situación con el Tribunal", expresó Lozano.

Todos los partidos requerían recibir al menos el 4% de los votos para acceder a la contribución estatal, o bien, elegir al menos un diputado.

Por el contrario, Renovación perdió las dos curules que tenía durante este cuatrienio en la Asamblea Legislativa.

La segunda ejecución

Al igual que Renovación, el TSE también le ejecutará una garantía al partido provincial Recuperando Valores (Pareva), el cual participó en los comicios de diputado, en Limón.

A ese grupo político el TSE le giró ¢34 millones, pero tampoco superó la barrera del 4%, ni eligió un legislador, por lo que ahora se ejecutará la garantía de respaldo.

Se trata del certificado de depósito a plazo N.° BNV 12126704161 del Banco Popular, cuyo beneficiario es el Tribunal.

Así consta en el acta de la sesión de los magistrados electorales del 10 de abril anterior. Allí se consigna que quien tramitó la solicitud del giro anticipado fue Miguel A. Badilla Ugalde, presidente de Pareva.

Recuperando Valores obtuvo 4.840 en las elecciones del 4 de febrero, el 3,2% de los sufragios que se emitieron ese día en Limón.

Otros nueve partidos sí accedieron a la deuda política

Otros dos partidos pidieron un giro anticipado de la deuda política y sí alcanzaron los votos suficientes para acceder a esa contribución estatal.

Ese fue el caso de gobernante Acción Ciudadana (PAC), agrupación a la cual se le depositaron ¢210,7 millones, desde el 30 de enero del 2018.

Ese mismo día, por concepto de contribución anticipada, el Tribunal le giró, en dos tractos, ¢214,1 millones al Republicano Social Cristiano.

En total, nueve agrupaciones pueden acceder a los ¢25.000 millones de la deuda política si comprueban que utilizaron correctamente los recursos: Restauración Nacional, Liberación Nacional, PAC, Republicano Socialcristiano, Integración Nacional, Frente Amplio, Unidad Social Cristiana, Auténtico Limonense y Unión Guanacasteca.