Mercedes Agüero, Camila Salazar. 18 enero
El 14 de noviembre, Senasa ingresó al criadero que administra el esposo de Shirley Díaz, candidata a diputada del PUSC, Describieron las condiciones en las que encontraron a los animales como
El 14 de noviembre, Senasa ingresó al criadero que administra el esposo de Shirley Díaz, candidata a diputada del PUSC, Describieron las condiciones en las que encontraron a los animales como "deplorables".

La aspirante socialcristiana a una diputación por San José, Shirley Díaz, se libró de que el Tribunal de Ética de su partido la investigara por presunto maltrato animal.

Díaz fue remitida a ese órgano por el propio candidato presidencial, Rodolfo Piza, luego de que el pasado 14 de noviembre el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) decomisara 35 perros en estado deplarable en el criadero Acuario Flora y Fauna, en Siquirres, propiedad de su esposo.

Los animales, de acuerdo con Senasa, tenían inflamaciones en la piel, infecciones de oídos, tímpanos perforados, pelajes con mal olor, glaucomas sin tratar, piezas dentales podridas y úlceras en las córneas.

Ileana Céspedes, coordinadora delprograma de Bienestar Animal del Senasa, calificó como "deplorables" las condiciones en que estaban los animales encontrados en el criadero.

Freddy Coto, miembro del Tribunal de Ética del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) dijo esta tarde que le solicitaron a Senasa pruebas en contra de la candidata a diputada, pero esa entidad no le sigue ninguna investigación a ella, solo a su esposo.

"Al no contar con ningún elemento probatorio el órgano decidió desestimar el caso", añadió Coto.

En su momento Díaz había asegurado a este diario, que desde hace dos años había dejado de participar en el negocio de los perros e insistió que los animales no se encontraban en el estado crítico como denunció Salud Animal.

De acuerdo con el Senasa algunos perros tenían perforación en el tímpano y mal olor en el pelaje, entre otros males.
De acuerdo con el Senasa algunos perros tenían perforación en el tímpano y mal olor en el pelaje, entre otros males.

La socialcristiana, candidata en el tercer lugar por la papeleta josefina, también rechazó que los permisos del criadero estuvieran vencidos y que los animales carecieran de cuidados.