Política

Rocío Aguilar pide cuentas a viceministro por negocio familiar moroso con el IVA

Nogui Acosta es accionista de sociedad que maneja un bar en Tamarindo, el cual le debe ¢10 millones del IVA al fisco y ¢15 millones a la CCSS; funcionario alega que su hermana administra empresa y que él no tiene injerencia sobre esta

La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, le pidió explicaciones al viceministro de Ingresos, Nogui Acosta, por el hecho de que un bar y restaurante, del que él es accionista, le debe ¢10,1 millones al fisco por impuesto sobre el valor agregado (IVA) y ¢14,8 millones por cuotas obrero patronales a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

El funcionario alegó que se trata de un negocio familiar que es administrado por su hermana y que él no tiene injerencia en su manejo. Agregó que desconocía el tema de las deudas.

La ministra le pidió cuentas luego de que una publicación de Diario Extra diera a conocer la situación. La jerarca declaró que le preguntó a Nogui Acosta de qué se trataba el asunto, pero remarcó que la conversación no está concluida. Seguirá conversando con el viceministro, este viernes, antes de tomar decisiones.

"Es que no terminamos de hablar, porque él estaba reunido con la Policía de Control Fiscal y yo después me fui a otra reunión. Fue que yo en la mañana le pregunté.

“Me contó que está en una sociedad de familia, que forma parte de la junta directiva, como uno está muchas veces en una sociedad de familia. Había mucha más gente ahí como para seguir ahondando en el tema”, indicó.

La sociedad se denomina H G Bambora y es la encargada del bar y restaurante Nogui’s, ubicado en playa Tamarindo frente de la playa.

El negocio está sobre un terreno cuya concesión está a nombre del propio viceministro Nogui Acosta.

La sociedad pertenece a la familia del funcionario. Él mismo explicó a La Nación que es el tesorero de la junta directiva de esa sociedad y que también es accionista.

Relató que, por disposiciones de su padre, el dueño original del restaurante, la sociedad paga la mensualidad del colegio de su hijo mayor.

No obstante, el viceministro de Ingresos manifestó que no sabía nada de las deudas tributarias de la empresa que administra su hermana, a quien preguntó sobre esas deudas y las obrero patronales este mismo jueves, una vez que conoció de la publicación en Extra.

Acosta tambien detalló la conversación con Rocío Aguilar, a quien respondió que él no tiene ningún tipo de injerencia en la administración del local y le dijo que no tiene control ni poder sobre esa sociedad que maneja el bar.

“Lo último que me preguntó es que si yo tenía algo más que decirle, y yo le dije que no”, manifestó Acosta.

El monto de los impuestos que debe el bar y restaurante de playa Nogui’s (nombrado así por el papá del funcionario) corresponde a deudas de lo que antes era el impuesto general sobre las ventas y que hoy corresponde al IVA.

Según un reporte entregado por el propio viceministro, la sociedad le debe a Hacienda ¢5,1 millones de IVA por el mes de junio y ¢4,9 millones por abril. Ambos montos están en cobro administrativo.

El viceministro Acosta indicó que su hermana posee una constancia de febrero del 2019 en la que la Dirección de Tributación certificó que no había deudas pendientes. No obstante, las deudas que les aparecen son posteriores.

Por otra parte, la deuda por cuotas obrero patronales que reporta el sistema de Consulta de Morosidad Patronal de la Dirección de Cobros de la Caja es de ¢14,8 millones.

‘Mi hermana tiene que poner orden en esas cuentas’

Según Nogui Acosta, el bar y restaurante es un negocio familiar donde su única participación es ser tesorero en la junta directiva. “Después de ahí no tengo ninguna injerencia en la administración, ni sobre la toma de decisiones, ni nada”, dijo.

Agregó que su hermana administra todo, las cuentas, las decisiones en relación con el restaurante. Alegó que fue disposición de su padre que de ahí saliera un monto para pagar la mensualidad del colegio de su hijo y enfatizó que él no recibe esa plata directamente.

"Mi hermana tiene que poner orden en esas cuentas, no es nada razonable que uno tenga esas cosas. Hay que entender, desde el punto de vista práctico, que las empresas tienen situaciones complicadas y no es ella la única que probablemente tenga un problema económico.

“Pero de eso, a no honrar los pagos, creo que hay una gran diferencia. Debería ponerse al día, con la CCSS y Tributación. Yo hablé con mi hermana y le expliqué que eso no es razonable”, dijo el viceministro.

Añadió que esas deudas son responsabilidad de su hermana y que “uno es responsable de sus acciones, no puede ser responsable de las acciones de un hermano, del papá o de sus hijos”, pero adujo que habrá que hacer frente a esas deudas.

Igual, insistió en que la administración de la sociedad que administra el restaurante no puede endilgársele a él.

Aarón Sequeira

Aarón Sequeira

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica.