Rebeca Madrigal Q.. 17 septiembre, 2018
El diputado Carlos Avendaño, de Restauración Nacional, salió este lunes a saludar a los huelguistas que llegaron a los alrededores de la Asamblea Legislativa. Foto: Diana Méndez
El diputado Carlos Avendaño, de Restauración Nacional, salió este lunes a saludar a los huelguistas que llegaron a los alrededores de la Asamblea Legislativa. Foto: Diana Méndez

La fracción del Partido Restauración Nacional (PRN) intentará que la reforma fiscal se devuelva a la comisión especial donde se discutió ese proyecto en las etapas anteriores.

Así lo anunciaron, este lunes, los diputados restauracionistas momentos después de que varios de ellos se reunieran en las afueras del Congreso con líderes sindicales que impulsan la huelga contra el plan tributario.

El legislador Eduardo Cruickshank sostuvo que el trámite realizado por la Comisión Especial de Reforma Fiscal tiene vicios de nulidad y que, por eso, presentarán una moción de orden en el plenario, para devolverlo a ese foro.

Según Cruickshank, las irregularidades se cometieron cuando la comisión acogió las mociones que van de la 700 a la 704, para retomar un texto sustitutivo presentado en la moción número 1 y dividirlo en cinco porciones.

“De acuerdo con el 208 bis (trámite de vía rápida en el Congreso), lo que tenía que hacer la presidenta era ordenar las mociones para ser vistas después de conocer el texto sustitutivo.

"Sin embargo, no lo hizo así y esto ocasionó que todas las mociones que se discutieron antes de las 700 quedaran sin efecto, o sea, las mataron y esto vulnera el derecho de enmienda”, argumentó.

No obstante, en la comisión solo se aprobó la moción 700, que restableció el título primero del proyecto original del Gobierno, el cual grava la canasta básica con el impuesto al valor agregado (IVA).

Las cuatro mociones restantes, de la 701 a la 704, fueron desechadas.

‘Vicio esencial’

El diputado Eduardo Cruickshank sostuvo que, en su criterio, lo actuado en la comisión dictaminadora de la reforma fiscal tiene un vicio esencial y que “si el proyecto llega de esa manera a la Sala Constitucional se va a volver insostenible”.

Aseguró que, desde que ocurrieron las supuestas inconsistencias, su partido empezó a tener dudas que luego aclararon con abogados externos. No obstante, estos abogados no fueron identificados por los congresistas.

Cruickshank alegó que existen criterios de la Procuraduría General de la República que permitirían declarar la nulidad de un proyecto por la vía administrativa.

En el pasado, la Sala Constitucional tomó esa determinación al analizar los trámites de determinados proyectos fiscales, tanto durante el gobierno de Abel Pacheco (2002-2006) como en el de Laura Chinchilla (2010-2014).

La moción para regresar el plan fiscal se tendría que discutir en el plenario legislativo, donde ahora se encuentra el proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

“Estamos claros de que en el Reglamento de la Asamblea Legislativa no se establece la nulidad de ningún acto como lo establecen otros códigos, como el Código Procesal. Sin embargo, tenemos un pronunciamiento de la Procuraduría General de la República, donde se establece claramente la posibilidad de declarar nulidad de actos que se encuentran viciados”, dijo.

Al respecto, el jefe de fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Erwen Masís, consideró que el planteamiento de Restauración no es oportuno, porque aún se está en la etapa de reiteración de mociones de fondo.

“Habría que ver la legimitidad de esa moción”, dijo.

Aún si fuera legítima la propuesta, añadió, no sería conveniente retroceder el trámite del plan fiscal, porque “no es una buena señal" para las calificadoras de riesgo.

Por otra parte, no fue posible conseguir un criterio de Carlos Ricardo Benavides, jefe de fracción del Partido Liberación Nacional (PLN), sobre la propuesta de Restauración para devolver el expediente 20.580 a comisión.

Este lunes, la presidenta de la Asamblea Legislativa, Carolina Hidalgo, abrió el proceso para la reiteración de mociones de fondo al plan fiscal, que es el paso siguiente después del dictamen de la comisión fiscal.