Rebeca Madrigal Q.. 11 febrero
Víctor Hugo Morales Zapata, exdiputado. Fotografía: Jose Díaz.
Víctor Hugo Morales Zapata, exdiputado. Fotografía: Jose Díaz.

La Procuraduría de la Ética Pública (PEP) interpuso una denuncia penal contra el exdiputado Víctor Morales Zapata, quien fungió primero como legislador del Partido Acción Ciudadana (PAC) y luego como independiente, durante el periodo 2014-2018.

La PEP tomó la decisión de llevar al caso al Ministerio Público luego de finalizar una investigación que también derivó en un informe con una recomendación para la Asamblea Legislativa.

Zapata fue investigado por sus supuestas gestiones en favor del empresario Juan Carlos Bolaños, cuando este tuvo problemas en Aduanas para introducir un cargamento de 20.000 toneladas de cemento chino.

“En relación con el señor Víctor Morales Zapata, se encontró mérito para emitir el informe AEP-INF-001-2019, del 8 de febrero 2019, que contiene una recomendación dirigida a la Asamblea Legislativa. Adicionalmente, se presentó una denuncia penal por presunto delito de tráfico de influencias ante el Ministerio Público", informó la Procuraduría, este lunes.

"Me he enterado por la prensa que se trata del mismo tema de tráfico de influencias. En otras palabras, está resolución no agrega ningún nuevo elemento a lo ya conocido", reaccionó el exlegislador.

“Estoy seguro de que mi actuar fue éticamente correcto y lo hice dentro de mi función pública”, agregó Morales, quien dijo que duda de los procedimientos de la PEP, por lo que no se presentó cuando lo citaron a declarar en el proceso de la investigación.

“Al final corresponderá hacer los descargos a la autoridad correspondiente. Soy respetuoso y me pongo a la disposición”, manifestó.

De igual manera, la Procuraduría de la Ética informó de que finalizó las investigaciones contra el ex viceministro de Hacienda, Fernando Rodríguez, y el exdirector de Aduanas, Benito Coghi.

En el caso de Rodríguez, las recomendaciones del informe fueron remitidas al presidente de la República, Carlos Alvarado, pero no se interpuso una nueva denuncia penal porque el exfuncionario ya está siendo investigado por el Ministerio Público.

“No se interpuso denuncia penal, debido a que el señor Rodríguez Garro tiene causa penal abierta ante el Ministerio Público por los hechos denunciados ante la PEP, bajo el expediente 17-000032-0621-PE, en la cual figura como imputado y en la que Procuraduría de la Ética Pública ya se encuentra apersonada".

"No obstante, los resultados de la investigación preliminar de la PEP fueron puestos en conocimiento de la Fiscalía, con el fin de que sean considerados y así colaborar con la investigación penal que se sigue en su contra”, informó la Procuraduría.

Al respecto, el ex viceministro afirmó: “No me dieron acceso al expediente, no me han notificado. Me dejaron en estado de indefensión. Presenté un documento escrito con mis consideraciones, pero no sé si los tomaron en cuenta. Lo considero una situación irregular. Ni tan siquiera sé por qué lo remite a la Presidencia de la República".

Por su lado, Coghi fue despedido sin responsabilidad patronal por el Ministerio de Hacienda desde el 1°. de enero y su investigación se archivó, no sin antes presentar los hallazgos de la investigación preliminar ante el Ministerio Público.

Big chief

Aunque la Procuraduría se reservó los hallazgos de la investigaciones, la historia que enlaza a estas figuras es la de la alusión al big chief.

En medio de la investigación legislativa por el caso del cemento chino, el exviceministro Rodríguez reveló que Morales Zapata le había consultado personalmente por una importación de cemento chino del empresario Bolaños, quien tenía problemas con Aduanas para descargar el producto proveniente de China.

Aduanas había detenido el ingreso del cemento de la empresa Sinocem, de Juan Carlos Bolaños, porque el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) no emitió la nota técnica requerida para verificar el producto.

En un intercambio de correos, aportados a la comisión legislativa, Rodríguez pidió a Coghi un esfuerzo por resolver el tema, porque el big chief estaba a la espera de la resolución.

Rodríguez estuvo atento a la gestión aduanera de Bolaños y finalmente Coghi, mediante una medida temporal extraordinaria, permitió el descargue de cemento chino.

El siguiente es el intercambio de mensajes entre Morales Zapata y el entonces director de Aduanas, Benito Coghi:

28 de julio del 2016:

Morales Zapata: “Buenas tardes Benito. ¿Se pudo avanzar hoy en lo conversado? Saludos Víctor H. Morales”.

Coghi: “Sí, bastante”.

Morales Zapata: “Me comentó Fernando (Rodríguez) que hicieron en forma incorrecta la solicitud. ¿Se logró reformular? Se confirma lo afirmado en el sentido de que no cuenta con buena asesoría”.

Coghi: “Ya se conversó hoy en la tarde. Ese día le dimos dos opciones de solución legalmente. Le parecieron y las van a solicitar. El caso para este embarque ya lo estoy analizando para el lunes darle respuesta con la solución viable y legal. Att. Benito”.

Morales Zapata: “Muy amable Benito por mantenerme al tanto. Eso es lo que se ocupa, que se visualicen soluciones siempre en el marco que la ley permita. Buenas noches!!”

5 de agosto del 2016:

Coghi: “Vea lo que escribe el señor de Sinocem: Es para agradecer sus atenciones señor, e informarlo del éxito de la operación, que ya hoy concluyó al 100%, muchas, muchas gracias mi nuevo amigo. Un abrazo”.

Morales Zapata: “Excelente!!! Un reconocimiento a un gestión proba y eficaz. Saludos!!”

6 de agosto del 2016:

Coghi: “Buen día. Ayer a través de prensa se respondió una consulta de La República sobre importación cemento chino”.

Morales Zapata: “!Buen día! ¿Puedes facilitarme la consulta y la respectiva respuesta?”