Aarón Sequeira. 5 abril
Con tal de mantener la distancia como medida sanitaria para evitar cualquier contagio entre diputados, el plenario sesiona desde el 23 de marzo en el Auditorio Nacional, del Museo de los Niños. Foto: Cortesía de la Asamblea Legislativa.
Con tal de mantener la distancia como medida sanitaria para evitar cualquier contagio entre diputados, el plenario sesiona desde el 23 de marzo en el Auditorio Nacional, del Museo de los Niños. Foto: Cortesía de la Asamblea Legislativa.

La presidencia de la Asamblea Legislativa informó a los diputados, este domingo, que el viernes se confirmó el primer caso de un empleado del Congreso con el covid-19, luego de que el doctor del parlamento trasladó el reporte sobre el caso.

En un comunicado enviado a los congresistas, les explicó que se trata de una persona que no tiene contacto con el despacho para el que labora desde el 18 de marzo, pues se encuentra trabajando desde su hogar desde que la administración legislativa envió a todo el personal a hacer teletrabajo.

En su comunicado, Benavides informó de que se trata de un funcionario de una fracción política, que no asiste al Congreso por haberse ordenado teletrabajo desde mediados de febrero.

“Un miembro de su círculo familiar cercano fue detectado positivo el 26 de marzo. Como medida sanitaria y por ser caso sospechoso, al funcionario lo incapacitaron preventivamente desde ese momento y hasta el 8 de abril, a la espera de su evolución”, manifestó Benavides en el comunicado.

Además, explicó que la prueba se le practicó al funcionario el 3 de abril, pues fue muy recientemente que presentó síntomas del coronavirus y, en vista de ello, el área de salud a la que está adscrito el empleado le amplió la incapacidad “hasta que deje de ser portador del virus”.

El jerarca parlamentario explicó que el funcionario no ha tenido contacto, desde el 17 de marzo, con el personal con el que labora. Además, apuntó que el doctor del Congreso, Wálter Rodríguez, descartó que haya riesgo para los otros empleados del despacho.

“Este caso es de conocimiento del Ministerio de Salud y del propio señor ministro (Daniel Salas)”, confirmó Benavides en su nota a los diputados.

Agregó que la administración seguirá tomando las medidas sanitarias para evitar contagios del covid-19 entre la población legislativa, “de conformidad con los lineamientos del Ministerio de Salud”.

“El Director del Departamento de Servicios de Salud tiene contacto directo con las autoridades de salud, ante cualquier situación que pudiera presentarse”, comentó el jerarca legislativo.

Una de las medidas que adoptaron los diputados fue la de sesionar, a partir del 23 de marzo, en el Auditorio Nacional, del Museo de los Niños, con la intención de mantener un mayor espacio entre los legisladores y evitar que haya aglomeraciones de personas.

Antes del ingreso de legisladores, personal de apoyo y medios de comunicación, el doctor del Congreso le toma la temperatura a las personas y se ordena que utilicen alcohol y eviten la cercanía.

"Se siguen manteniendo las medidas de prevención correspondientes, como lo son dotar de alcohol los diferentes despachos, oficina y lugares de acceso a los edificios, no permitir el ingreso de terceras personas a la institución, con las salvedades del caso, se colocaron lavatorios en los puestos de seguridad y no autorizar actividades en las instalaciones.

“Como ya se informó, el Auditorio Nacional se está desanitizando dos veces por semana, adicionalmente a la limpieza ordinaria que se practica. Cualquier información que surja de este caso u otro se les informará de inmediato”, anunció Benavides.