AFP . 17 abril
Lucía Pineda lleva más de 100 días detenida en Nicaragua. Foto captura de video
Lucía Pineda lleva más de 100 días detenida en Nicaragua. Foto captura de video

Managua. La periodista nicaragüense-costarricense Lucía Pineda, presa por informar sobre las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega, está “desganada y angustiada” por el aislamiento que enfrenta en la cárcel, donde es tratada como “la peor criminal”, denunció su hermana en redes sociales.

“Encontramos a Lucía sin ánimo, desganada de consumir alimentos, sensible, angustiada de tanta soledad 24/7, donde no se le permite un libro, salir al patio, recrearse, respirar aire puro, asistir a talleres de terapia ocupacional, congregarse a misa o culto”, reveló su hermana, Karen Pineda.

"Está pálida, débil, hablando con una voz muy baja y pensativa", agregó en un relato que publicó en Facebook tras visitarla recientemente con un grupo de familiares en la cárcel de mujeres La Esperanza, en las afueras de la capital, donde Pineda permanece en aislamiento.

Pineda, directora de prensa del clausurado canal de televisión 100% Noticias, crítico al gobierno, fue detenida el 21 de diciembre junto al director del medio, Miguel Mora.

Ambos son acusados por la Fiscalía de incitar el odio para promover supuestos actos terroristas durante las manifestaciones que estallaron en abril pasado contra el gobierno, cuya represión dejo al menos 325 muertos, según grupos humanitarios.

Fue "muy duro e impresionante verla venir totalmente escoltada por más de seis oficiales del Centro Penitenciario, resguardada y custodiada como que fuera la peor criminal de la historia del narcotráfico o terrorismo", escribió.

Pineda le dijo que se siente deprimida y que le gustaría "leer noticias, algún libro, escribir, hablar con alguien, compartir con las otras prisioneras", pero la autoridades del penal han ignorado su petición.

"Está en una celda de dimensiones limitadas, sofocante, sin ventilación ni ingreso de aire" y "ha sentido desesperación, desorientación, en ocasiones aturdida" por el encierro, dijo su hermana.

A pesar de los atropellos que ha sufrido, Lucía le dijo a su hermana que "está más fuerte que nunca, más fortalecida y esperanzada de una nueva Nicaragua".

Los familiares de los periodistas, la prensa independiente y la oposición afirman que Pineda y Mora solo informaron.

Ambos son parte de los cerca de 800 encarcelados en el marco de las protestas contra el gobierno, de los cuales 236 han sido trasladados entre febrero y abril a un régimen de casa por cárcel.