Silvia Artavia. 8 agosto
Ivonne Acuña en el momento en que presenta la demanda junto al abogado Federico Campos, en el Tribunal Penal de Juicio del Primer Circuito Judicial de San José. Fotos: Mayela López
Ivonne Acuña en el momento en que presenta la demanda junto al abogado Federico Campos, en el Tribunal Penal de Juicio del Primer Circuito Judicial de San José. Fotos: Mayela López

La diputada Ivonne Acuña, de Restauración Nacional, demandó por ¢40 millones al odontólogo Rodolfo Gamboa Montes de Oca, jefe del Servicio Maxilofacial del Hospital San Juan de Dios, por los insultos que le profirió en Facebook.

Si bien el odontólogo trató de contactarla por correo electrónico, Acuña se presentó este miércoles a los Tribunales de Justicia de San José a presentar una demanda por injurias y difamación, junto con una acción civil resarcitoria, en donde se establece la cifra reclamada.

(Video) Acuña dice que odontólogo le envió un correo para reunirse en el cual no le ofreció disculpa

La diputada de Restauración confirmó que el lunes leyó un correo recibido el viernes de parte de Gamboa Montes de Oca, en el que no se disculpaba, sino que le pedía una reunión privada.

“Le hice consulta al abogado, la recomendación es no reunirse con él, es lo más pertinente. Si el señor me hubiera agarrado a golpe en la calle, le habría pedido medidas para que no se acerque. Hay que entender que es un tipo de violencia, es un tipo de agresión, por esa razón no me sentiría tranquila de reunirme con él y mucho menos de forma privada como él propone”, declaró Acuña.

Más bien, pedirá medidas cautelares para que el funcionario de la CCSS ni siquiera pueda comunicarse con ella.

Añadió que, desafortudamente, sus hijas leyeron el comentario y eso les ha afectado. “Ellas están pequeñas, ha sido un proceso difícil”.

“He recibido mensajes de muchísimas mujeres que me piden no detenerme. Es una causa que representa la dignidad no solo de Ivonne Acuña, sino la de muchas mujeres y la de muchos costarricenses”, dijo. La legisladora asistió a presentar la demanda acompañada del abogado Federico Campos.

El 1.° de agosto, en una publicación que luego borró en Facebook, el médico se burló de la apariencia física de la legisladora, le dijo “tonta y necia”, entre otras cosas.

La diputada Ivonne Acuña de Restauración, llegó a los Tribunales con su abogado Federico Campos

El dinero reclamado es para hacer una donación a organizaciones que atienden la violencia de género, afirmó el abogado.

“No fue solamente una reacción sumamente violenta en las redes sociales, yo creo que todo el país se impactó cuando leyó todas y cada una de las ofensas que el querellado le dirigió a doña Ivonne, sino que además esto es parte de lo que está sucediendo y se está volviendo descontrolado en el país con respecto a la violencia a través de las redes sociales”, adujo el jurista.

Sobre el monto del reclamo, Campos afirmó: “Todo eso se toma en consideración, lo viral que se convirtió el post, no hay un ciudadano costarricense que no lo haya leído y que eso evidentemente dañó la reputación, la imagen e, inclusive, fue motivo de burla de doña Ivonne por parte de mucha gente. Así como hay gente indignada, también hay gente que disfruta este tipo de violencia”.

“Llegamos a la conclusión de que esa es una suma razonable comparada con las agresiones que ella sufrió. Vamos a solicitarle al tribunal que le imponga medidas cautelares (a Gamboa) y se le prohíba tener contacto con doña Ivonne, ya sea directamente o a través de terceras personas”.

Según Federico Campos, no cobrará honorarios porque él es cristiano y lo ve como un servicio que da él a la diputada.

El odontólogo también afrontará un proceso disciplinario en la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), pues las manifestaciones de ese tipo también conllevan responsabilidades laborales.

¿En qué consisten la injuria y la difamación?

Sobre injurias, el artículo 145 del Código Penal establece: “Será reprimido con diez a cincuenta días multa el que ofendiere de palabra o de hecho en su dignidad o decoro, a una persona, sea en su presencia, sea por medio de una comunicación dirigida a ella. La pena será de quince a setenta y cinco días multa si la ofensa fuere inferida en público”.

Y, sobre difamación, el artículo 146 establece: “Será reprimido con veinte a sesenta días multa en que deshonrare a otro o propalare especies idóneas para afectar su reputación”.