Rebeca Madrigal Q.. 7 mayo
Grupo Internacional de Contacto conformado por la Unión Europea, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal, España, Suecia y el Reino Unido, Costa Rica, Uruguay, Ecuador y Bolivia. Foto: Rafael Pacheco
Grupo Internacional de Contacto conformado por la Unión Europea, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal, España, Suecia y el Reino Unido, Costa Rica, Uruguay, Ecuador y Bolivia. Foto: Rafael Pacheco

Reunido en Costa Rica, el Grupo Internacional de Contacto (GIC) anunció que enviará una misión de alto nivel a Caracas para discutir “soluciones concretas” para la crisis que vive Venezuela.

El Grupo está conformado por la Unión Europea, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal, España, Suecia y el Reino Unido, así como por Costa Rica, Uruguay, Ecuador y Bolivia.

“El GIC consideró que está listo para enviar un grupo de naturaleza política de alto nivel a Venezuela para reunirse con las partes involucradas para que se organicen elecciones supervisadas internacionalmente. No está definido quiénes. Existen propuestas que serán públicas en los próximos días”, afirmó el canciller costarricense, Manuel Ventura.

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, había dicho que el Grupo continuaría trabajando si en un plazo de 90 días, que ya se cumplió, existían dinámicas positivas tendientes a realizar comicios.

Al preguntársele si existen esas condiciones, respondió que es “pronto” decir que existe voluntad de realizar elecciones. Sin embargo, el Grupo decide continuar para crear las condiciones. Además, destaca como un logro la llegada de ayuda humanitaria.

Mogherini resaltó la apertura del Grupo a dialogar con otros interlocutores, empezando por el Grupo de Lima, así como con México y Cuba.

El canciller chileno, Roberto Ampuero, participó en este encuentro vía videoconferencia. También asistió el encargado de negocios a. i. del Vaticano en Costa Rica, monseñor John Babtist Itaruma, y un representante de la Comunidad del Caribe (Caricom).

“Creo que es muy pronto para decir que hay signos de buena voluntad dentro de Venezuela para ir en una dirección de una elección presidencial justa y transparente. Yo creo que al compartir las evaluaciones realizadas con el Grupo, además de los interlocutores que se unieron hoy, que en estos últimos días es más que evidente que dentro de este país la única forma de desbloquear el muro es encontrar una forma democrática y pacífica de incluir la voluntad del pueblo de Venezuela”, justificó la diplomática.

Prosiguió: “Es por esto que hemos decidido como grupo continuar con el trabajo y ofrecer ideas y opciones concretas de forma pacífica y democrática como solución a Venezuela, con la contribución de los interlocutores y de diferentes sectores de la sociedad que en futuro se decidirán".

Las soluciones concretas que propondrá el Grupo hasta ahora son confidenciales, según la representante de la Unión Europea.

Al cabo de un encuentro de dos días en San José, los representantes de estos países afirmaron que la Asamblea Nacional de Venezuela debe ser el centro de la vida política del país suramericano y que se debe garantizar la inmunidad parlamentaria de sus miembros.

Uno de los miembros es, precisamente, el diputado opositor Juan Guaidó, presidente de la Asamblea, quien asumió como presidente encargado cuando Nicolás Maduro inició un nuevo periodo presidencial producto de unas elecciones no reconocidas por numerosos países.

Las naciones participantes renovaron su compromiso con una solución pacífica para Venezuela mediante la celebración de elecciones presidenciales, su mayor propósito desde su creación.

“Esto requiere de medidas urgentes significativas para forjar confianza, tales como la liberación de presos políticos y cambios en los respectivos poderes del Estado, a fin de volverlos independientes y que rindan cuentas de sus actos. El GIC seguirá apoyando y facilitando esfuerzos que le puedan permitir al país avanzar en esta dirección”, indica la declaración.

El GIC agregó que condena los actos de violencia contra periodistas y que la prioridad es evitar una mayor escalada de agresiones en Venezuela.

Además, instó a las fuerzas de seguridad de Venezuela a actuar con la “máxima moderación” ante las protestas contra el régimen de Nicolás Maduro, al tiempo que llamó al desmantelamiento de los grupos armados paralelos.

Asimismo, el GIC condenó los procesos judiciales viciados y destinados a criminalizar las protestas y a los políticos opositores.

La reunión plenaria inició a las 8 a. m. en el IICA con la participación de todas las delegaciones que integran el Grupo.

Bolivia participó de la reunión, pero no suscribió la declaración al igual que las dos anteriores.

Cita previa

Este lunes por la tarde, el GIC tuvo un encuentro con el presidente de la República, Carlos Alvarado, en la Cancillería.

Durante el acto, la jefa de la diplomacia de la Unión Europea señaló que "los recientes acontecimientos en Venezuela son el resultado de la desesperación y la falta de un horizonte político que pueda terminar la actual crisis”.

El GIC se integró por iniciativa de la Unión Europea, bloque que extendió la invitación a Costa Rica, Bolivia, Ecuador y Uruguay.

Costa Rica también participa en el Grupo de Lima, foro conformado en 2017 por países latinoamericanos que reconocieron a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela.

A excepción de México, los países que lo integran han hecho reiterados llamados a Nicolás Maduro para que convoque a elecciones y a ceder, temporalmente, las riendas del país a la Asamblea Nacional, el único órgano que consideran legítimo.

El pasado 28 de abril, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, sostuvo una reunión bilateral con Ventura en Costa Rica, a puerta cerrada. Ventura no dio detalles de su encuentro.

A finales de esa misma semana, el Grupo de Lima propuso a Cuba sumarse a los esfuerzos por encontrar una salida pacífica a la crisis venezolana.

Mogherini también mantuvo un diálogo sobre Venezuela con Rodríguez el pasado 4 de mayo.

Participaron en esta cita en Costa Rica Federica Mogherini, Alta Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad; Peter Neven, jefe de División de Alemania; Juan Pablo de la Iglesia, Secretario de Estado de Cooperación Internacional de España; Frédéric Doré, director de Américas y el Caribe de Francia; Ricardo Antonio Merlo, subsecretario de Asuntos Exteriores de Italia.

Además, Marcel de Vink, director del departamento del Hemisferio Occidente de Países Bajos; Augusto Santos Silva, ministro de Asuntos Exteriores de Portugal; Nigel Baker, subjefe de Departamento de las Américas del Ministerio de Relaciones Exteriores de Reino Unido, Anikka Soder, secretaria de Estado de Asuntos Exteriores de Suecia.

De la región, acudieron Ariel Bergamino, subsecretario de Relaciones Exteriores de Uruguay, Ramiro Zenon Quisbert, encargado de negocios de Bolivia; José Valencia, canciller de Ecuador, y el ministro Ventura.

El foro se autodenomina como “el único mecanismo que tiene acceso a todas las partes relevantes en Venezuela”, aunque el gobierno de Venezuela rechaza sus declaraciones y cuestiona sus intenciones.