Política

Edna Camacho se defiende: 'Gravar las ganancias de capital en títulos valores subiría el monto que el Gobierno paga por intereses de la deuda'

La coordinadora del Consejo Económico afirma que sugerencia se circunscribe al ámbito técnico y rechaza presunto conflicto de intereses

Edna Camacho, ministra coordinadora del Consejo Económico del Gobierno, se defendió de los ataques que recibió durante la última semana del diputado José María Villalta, del Frente Amplio.

La jerarca afirmó que sugirió a los anteriores parlamentarios sacar del plan fiscal el cobro de un 15% del impuesto sobre las ganancias de capital a los títulos valores que se negocian en la Bolsa Nacional de Valores (BNV) porque de persistir el cobro, sería el Gobierno el que se vería afectado.

Según la jerarca, de extracción socialcristiana, el tributo que se cobraría sobre el capital o valor ganado por los títulos encarecería la deuda del Gobierno, porque este se vería en la obligación de aumentar las tasas de interés, con el fin de que sus bonos soberanos no pierdan atractivo entre los inversionistas.

Otro de los riesgos por los que la economista afirmó que hizo la sugerencia de sacar del proyecto ese contenido fue porque, de aplicarse el tributo, los bonos del Gobierno perderían atractivo.

"Si se reduce ese rendimiento por la vía de un impuesto, los inversionistas buscarán, o irse a otro tipo de inversiones o demandar del emisor, en este caso, mayoritariamente, del Gobierno, una mayor tasa de interés para compensar lo que el impuesto les redujo.

”En la Bolsa, en su mayoría, más del 90%, las transacciones que se hacen son con bonos del Gobierno que coloca ahí para captar recursos y financiar sus gastos.Gravar los títulos valores subiría el monto que el Gobierno paga por intereses de la deuda", alertó.

La sugerencia la hizo Camacho en una reunión a la que fue convocada por varios diputados, que en el periodo 2014-2018 integraron la Comisión Especial de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas y por Luis Paulino Mora, quien fue viceministro de la Presidencia para Asuntos Legislativos durante la mayor parte de la administración de Luis Guillermo Solís.

Según la economista, quien en el pasado fue viceministra de Hacienda, esos actores requirieron su presencia para que expusiera su criterio técnico sobre los contenidos del proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas. Camacho dijo que durante los últimos años ha sido usual para ella que la convoquen a diversos foros legislativos, en donde desarrolla exposiciones sobre proyectos en materia hacendaria que se tramitan en el Parlamento.

Camacho agregó que durante la cita con Mora y los diputados (ahora exlegisladores), en la que también estuvieron funcionarios del Ministerio de Hacienda, ella hizo al menos 20 observaciones sobre la iniciativa de ley, entre estas, la de eliminar el gravamen sobre las ganancias de capital que generen los bonos que se negocian en la Bolsa.

En ese momento, ella no ocupaba ningún cargo público.

Denuncia de diputado

No obstante, para el diputado José María Villalta, del Frente Amplio, Edna Camacho incurrió en un presunto conflicto de interés, al sugerir la eliminación del impuesto sobre las ganancias de capital de los títulos valores porque su esposo, el empresario Javier Chaves Bolaños, es el presidente del puesto de bolsa Aldesa Corporación de Inversiones S.A.

Villalta dijo que iba a presentar una denuncia contra Camacho ante la Procuraduría de la Ética Pública por este caso.

Pero la ministra afirma que con su señalamiento, los puestos de bolsa no percibirían ningún beneficio o perjuicio, primero porque el impuesto sobre las ganancias de capital que generen los títulos hoy no existe, y segundo, porque los beneficiados serían el emisor del título, en este caso el Gobierno, y los inversionistas que lo adquieran.

"Se trata de una propuesta hecha por la BNV. Ellos, incluso, sugirieron exonerar hasta los intereses que generan los títulos, pero yo me opuse a eso porque implicaría una reducción considerable en la recaudación de impuestos. Me limité a hacer la sugerencia en lo que concierne a la exoneración al cobro del 15% sobre la ganancia de capital para no elevar el costo de la deuda y para que los títulos estatales no pierdan atractivo", explicó.

Y agregó: "Yo nunca fui a pedir una reunión, fui como lo hice en el pasado muchas veces. Me pidieron criterio sobre el proyecto en general. Entonces, yo hice muchas, no sé si 20 o más preguntas sobre el proyecto porque cuando lo leí, tenía algunas dudas y ocupaba que me las aclararan y otras fueron sugerencias.

”Es muy importante aclarar que yo no hice únicamente esa observación (sobre la necesidad de exonerar a los bonos que se negocian en la bolsa del tributo sobre las ganancias de capital), ni se incluye en el proyecto porque yo lo pido. Yo no tuve ninguna injerencia en la decisión de cuáles de los 20 o 30 temas de los que yo hablé iban a ser incorporados. Yo no tomé ninguna decisión al respecto", zanjó.

Camacho dijo que ya se reunió con el presidente Carlos Alvarado para explicarle el contexto en el que ella hizo los señalamientos sobre el proyecto de fortalecimiento hacendario y afirmó que el mandatario "en ningún momento ha puesto en duda mi integridad y mi ética y me siento respaldada por él".

Gobierno en apuros económicos

El Gobierno Central debe emitir títulos valores para captar recursos adicionales a la recaudación tributaria, porque esta es insuficiente para financiar todos los gastos que se incluyen en el Presupuesto Ordinario de la República.

A diciembre pasado, el faltante de recursos para que el Gobierno pudiera cubrir todos sus gastos, conocido como déficit fiscal, equivalía a un 6,2% del producto interno bruto (PIB), es decir, más de ¢2 billones.

La única alternativa para el Ejecutivo, a la hora de buscar esos recurso,s es el mercado de valores local, pues requiere de una autorización de la Asamblea Legislativa para endeudarse en el exterior.

Es por eso que los bonos del Gobierno se tranzan en la Bolsa Nacional de Valores, donde sus principales compradores son instituciones del propio Estado.

En los últimos meses del Gobierno pasado, Hacienda no tuvo éxito en la venta de títulos en varias ocasiones. Esto ocurrió porque la tasa de interés que ofrecía por los bonos no era suficientemente atractiva para los inversionistas.

Si Hacienda accede a subir los intereses a los que ofrece sus títulos, sea por demanda de los inversionistas, o por la aplicación del tributo de un 15% sobre las ganancias de capital, presionaría al alza las tasas de interés de los bancos, perjudicando a los costarricenses y a las empresas que están endeudadas.

La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, prepara un plan de contención del gasto que deberá presentar ante el plenario de la Asamblea Legislativa, la próxima semana. Los diputados están a la espera de que la jerarca los convenza de que las acciones disminuirán el gasto del Gobierno para tomar una decisión sobre el proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, con el que el Poder Ejecutivo pretende impactar en un 2,4% del PIB al año (¢792.000 millones) el déficit fiscal.

Entrevista

Edna Camacho: 'Yo nunca fui a pedir una reunión'

¿Cuál es el contexto en el que usted recomienda exonerar los títulos valores del pago del 15% sobre la ganancia de capital?

-En múltiples ocasiones, incluso antes de esta convocatoria que me hicieron, a mí se me ha pedido criterio de parte de diferentes partidos políticos sobre temas hacendarios. Eso ha sido por muchos años. Lo he hecho reiteradamente en mi ejercicio como economista, por muchísimos años (...). Me invitan en esas dos ocasiones diferentes a comentar y para pedir mi criterio sobre el proyecto.

¿En general?

-Claro, yo nunca fui a pedir una reunión, fui como lo hice en el pasado, muchas veces. Y me pidieron criterio sobre el proyecto en general. Entonces, yo hice muchas, no sé si 20 o más preguntas sobre el proyecto, porque cuando lo leí, tenía algunas dudas y ocupaba que me las aclararan y otras fueron sugerencias. Es muy importante aclarar que yo no hice únicamente esa observación (sobre la necesidad de exonerar a los bonos que se negocian en la bolsa del tributo sobre las ganancias de capital), ni se incluye en el proyecto porque yo lo pido. Yo no tuve ninguna injerencia en la decisión de cuáles de los 20 o 30 temas de los que yo hablé iban a ser incorporados en el proyecto.

¿Fue su iniciativa señalar los eventuales perjuicios de gravar los títulos con el tributo de un 15% sobre las ganancias de capital?

-Yo di mi criterio con base en una propuesta que hizo la Bolsa Nacional de Valores. Eso lo conocían varios diputados. Yo no hice la moción, fue una observación. Incluso, la Bolsa hablaba de exonerar hasta los intereses (que generan las inversiones). Yo dije que eso debe ser un montón de plata para la Tributación y no lo apoyé. El tema de las ganancias de capital es diferente porque son dos formas de rendimiento diferentes, los intereses y las ganancias (de capital) son diferentes.

¿Quién se beneficia directamente con la eliminación de ese impuesto?, ¿son los puestos de bolsa o es el emisor y el comprador del bono?

-Es principalmente el emisor y, la razón es que al ser el capital tan sensible y móvil, el inversionista terminará por buscar alguna manera de tener un rendimiento mayor. Pero el emisor, en este caso el Gobierno, sería el que se podría beneficiar de exonerar las ganancias de capital. Entonces, el Gobierno obtendría un eventual ahorro en el servicio de su deuda. Los puestos de bolsa y la Bolsa, en realidad, no se benefician.

-¿Y en la hipótesis de que el volumen de bonos tranzados disminuya, producto de la aplicación del impuesto sobre las ganancias de capital, los puestos de bolsa no dejarían de percibir una ganancia por concepto de comisión?

-Creo que los puestos de bolsa ganan por los activos. No sé sobre qué ganan, la verdad, pero no ganan sobre el rendimiento. En todo caso, el volumen del ahorro del inversionista no cambia. Es decir, el monto del ahorro de la inversión no cambia, cambia donde la invierten.

Si es técnicamente posible exonerar del impuesto sobre las ganancias de capital solo a los bonos del Estado, ¿por qué usted no lo planteó así en su momento?

-Como más del 90% de las transacciones en la bolsa son del sector público, me parecía lógico. Cuando hablé de las transacciones en la bolsa era prácticamente hablar de transacciones del sector público.

¿Teme usted que su permanencia en el cargo afecte el trámite de la reforma fiscal en el Congreso?

-No creo, porque hemos dado las explicaciones del caso, me parece que ha quedado totalmente claro y la discusión del proyecto fiscal estará abierta al debate de esta y de muchas más observaciones (...). Creo que la mayor parte de diputados son responsables, saben que el problema hay que solucionarlo. Afectaría, si en efecto, hubiese un conflicto de intereses, que no es el caso.

¿Cuál cree que puede ser el origen de esta denuncia del diputado Villalta?

-No me gusta invadir el mundo de las intenciones, pero hay tres opciones: puede ser falta de conocimiento, o sea, ignorancia sobre el tema a nivel técnico, puede ser mala fe y puede ser politiquería. Son tres opciones o todas las anteriores, no lo juzgo porque no invado el mundo de las intenciones.

Gerardo Ruiz R.

Gerardo Ruiz R.

Periodista de Política. Escribe sobre temas políticos, económicos y sociales. Cubre la Presidencia de la República.