Josué Bravo. 3 marzo
Rectores y empleados universitarios se manifestaron hace dos semanas frente a la Asamblea Legislativa, contra el proyecto de Ley Marco de Empleo Público. Foto: Facebook Conare.
Rectores y empleados universitarios se manifestaron hace dos semanas frente a la Asamblea Legislativa, contra el proyecto de Ley Marco de Empleo Público. Foto: Facebook Conare.

Los diputados de la Comisión de Gobierno y Administración excluyeron a las universidades públicas, del proyecto de reforma al empleo público, con una moción que les entregaron las cúpulas universitarias.

Tan es así que seis diputados de distintos partidos presentaron tres mociones idénticas para materializar la exclusión.

Las tres fueron aprobadas este martes y dicen lo mismo. Establecen que, en materia de empleo público, las universidades se regirán por los “estatutos orgánicos y normativa complementaria aprobada por sus propios órganos de autogobierno”.

Una moción la presentaron el independiente Dragos Dolanescu y la socialcristiana Aracelly Salas; la segunda la presentaron Paola Vega, Welmer Ramos y Carolina Hidalgo, del Partido Acción Ciudadana (PAC); la tercera la presentó Karine Niño, del Partido Liberación Nacional (PLN).

Luis Fernando Chacón, jefe de fracción del PLN, declaró: “Se las pasaron (a los diputados) la parte universitaria. No sé si fueron directamente los rectores”.

Por su parte, la diputada Niño aseguró que las propuestas corresponden a un trabajo conjunto de despachos que buscan resguardar la autonomía universitaria, mientras que Paola Vega, del PAC, reconoce que el contenido de su propuesta salió de la discusión con los rectores.

“El contenido sí sale de las discusiones con ellos, en efecto”, expuso la legisladora de la bancada de Gobierno.

Sin embargo, aclaró que es distinta a otro grupo de más de 10 mociones de consenso facilitadas por los rectores que también buscan resguardar la autonomía de cátedra y de organización interna, las cuales aún no han sido sometidas a votación.

De izquierda a derecha, los diputados José María Villalta, del Frente Amplio; Paola Vega, del PAC; Karine Niño, Jorge Fonseca y Luis Fernando Chacón, del PLN; quienes impulsaron las mociones que excluiría a las universidades estatales del proyecto de empleo público. Foto: Josué Bravo
De izquierda a derecha, los diputados José María Villalta, del Frente Amplio; Paola Vega, del PAC; Karine Niño, Jorge Fonseca y Luis Fernando Chacón, del PLN; quienes impulsaron las mociones que excluiría a las universidades estatales del proyecto de empleo público. Foto: Josué Bravo

Por su parte, Niño agregó: “Todas estas mociones se vieron con las diferentes personas que han trabajado el tema, desde mi despacho y otros despacho”.

Las tres mociones habían sido rechazadas por la comisión durante una primera votación realizada la semana anterior.

Este martes, los proponentes pidieron revisar esas votaciones y las ganaron una por una con votos del PLN, PAC, Frente Amplio y el independiente Dragos Dolanescu. En una de las votaciones, Zoila Rosa Volio también votó a favor.

El liberacionista David Gourzong y el socialcristiano Pablo Heriberto Abarca votaron en contra de las tres mociones.

La semana anterior la comisión había rechazado otras iniciativas de Paola Vega y Welmer Ramos, del PAC; Aracelly Salas y Dragos Dolanescu; y el frenteamplista Villalta que pedían excluir a las universidades.

Chacón, Morales y Niño aseguran que las iniciativas aprobadas este martes no excluirían a las universidades del salario global o de los principios generales de la reforma.

El abogado constitucionalista Rubén Hernández, el socialcristiano Abarca y el diputado verdiblanco Carlos Ricardo Benavides tienen una opinión distinta.

Hernández asegura que la moción 91 excluye a las universidades; Abraca agrega que se les respeta el “feudo” del que gozan y Benavides dice que la moción es una excepción velada en favor de las universidades públicas.

Los rectores universitarios habían solicitado a los diputados excluir a esas casas de enseñanza del plan de empleo público.

Incluso, protestaron dos veces frente al edificio legislativo.