Política

Costa Rica firma ley para atraer nómadas digitales

Trabajadores remotos extranjeros pueden obtener visa no residente hasta por dos años

El presidente de la República, Carlos Alvarado, firmó este miércoles la Ley de Nómadas Digitales, que busca atraer a nuestro país a trabajadores extranjeros que laboran de forma remota desde cualquier parte del mundo.

La legislación contempla la creación de una visa especial no residente con un plazo de hasta dos años, como trabajador o prestador remoto de servicios, además de una serie de beneficios.

Entre los atractivos ofrecidos a los nómadas digitales, se encuentra la exención en el pago del impuesto sobre la renta y de impuestos por importación de equipo personal básico de cómputo, informático, telecomunicaciones o análogos.

“Costa Rica es líder mundial para ofrecer esto. Incluso en la pandemia lo experimentamos. Hubo muchas personas que estaban como turistas en el país y que, vencido el periodo de tres meses, peticionaron al Gobierno de la República extenderles el periodo porque preferían pasar la pandemia en Costa Rica que en su país de origen”, manifestó el mandatario.

La propuesta impulsada por el diputado Carlos Ricardo Benavides, del Partido Liberación Nacional (PLN), también contempla la facilidad para que los extranjeros puedan abrir cuentas en bancos, así como la validación de la licencia de conducir del país de origen en suelo nacional.

“Es una manifestación mundial, una corriente que se ha acelerado, y la cual Costa Rica tiene que aprovechar. Nuestro país tiene las condiciones naturales, la infraestructura turística para ser uno de los mejores competidores del planeta. Estamos ubicados geográficamente cerca de los principales mercados emisores del hemisferio, con una conectividad aérea notable y con condiciones de paz y seguridad jurídica que las desearían muchísimos otros países”, señaló Benavides.

Según estimaciones de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), cada nómada digital inyectaría unos ¢15 millones a la economía nacional por semestre.

Esos aportes a hoteles, alquileres, turismo, servicios y comercios se traducirán, estima el Gobierno, en nuevos empleos para los costarricenses.

El Instituto Costarricense de Turismo (ICT) estima que el ingreso de un profesional que trabaja de forma remota oscila entre los $100.000 (¢62 millones) y $200.000 (¢124 millones) anuales.

“Cuando uno se detiene por un momento, la situación pandémica, que tan calamitosa y tan dura para nosotros, también abre algunas oportunidades. Nos hemos dado cuenta que Costa Rica está frente a ciertas oportunidades que tiene que aprovechar.

“Una de ellas es la aceleración de la realidad de muchos trabajadores en el mundo, cientos de miles, que se dedican a actividades que no requieren necesariamente estar en una oficina para ser llevadas a cabo. Entonces las generaciones más jóvenes se están adaptando como estilo de vida sin un domicilio fijo”, afirmó el ministro de Turismo Gustavo Segura.

¿Quiénes pueden solicitar la visa de nómada digital?

Las personas extranjeras que pretendan teletrabajar desde Costa Rica con la visa especial no residente, deben demostrar que perciben un ingreso mensual promedio de $3.000.

Si una persona desea solicitar la categoría migratoria para toda su familia, los ingresos requeridos son de $4.000. No obstante, el monto puede aportarse con el cónyuge o alguno de los otros miembros del hogar.

La prueba de los ingresos mensuales percibidos, entre remuneraciones, rentas fijas u otros, puede demostrarse a través de estados de cuentas bancarias.

El costo de la visa aún no está establecido. La Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) debe definirlo en un plazo no mayor a dos meses, según se establece en la ley.

¿Los extranjeros deben tener seguro?

Sí. Es uno de los requisitos establecidos en la legislación.

Para solicitar la visa especial de nómada digital las personas deberán obtener una póliza de servicios médicos que las cubran durante toda su estancia en el país.

Igualmente, deben estar cubiertos todos los miembros del grupo familiar, en el caso de optar por incluir beneficiarios.

Todavía está pendiente que Migración establezca las condiciones y la cobertura mínima que debe tener esa póliza.

¿Existen restricciones?

Los nómadas digitales no podrán ocuparse en labores u ofrecer servicios remunerados más allá de los permitidos en la subcategoría migratoria. Aún hace falta que el Poder Ejecutivo emita el reglamento, en un plazo de dos meses, para obtener más detalles acerca de esta restricción.

Además, el extranjero perdería la visa no residente en caso de que no compruebe que se mantiene vigente su situación laboral y económica que le permitió obtener el beneficio migratorio. De la misma manera, perderían la condición de beneficiarios los miembros del grupo familiar.

En caso de que se compruebe de que la persona extranjera presentó documentos falsos durante el proceso de obtención de visa, se ordenará “el pago inmediato de los impuestos exonerados, más un monto de 25% adicional, a título de multa”, establece la legislación.

Eso no exonera a la persona extranjera de procedimientos judiciales por presunta falsedad.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.