Silvia Artavia. 6 junio
El presidente Carlos Alvarado dijo que tanto él como el ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, respetan la división de poderes. Fotografías: Graciela Solis.
El presidente Carlos Alvarado dijo que tanto él como el ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, respetan la división de poderes. Fotografías: Graciela Solis.

El presidente Carlos Alvarado afirmó que el gobierno está interesado en que haya mayor claridad en materia de regulación de huelgas, por ejemplo, saber cuándo y en qué plazos se declara legal o ilegal un movimiento.

“Sabiendo que necesitamos el diálogo y estabilidad, también como país, por el bien de todas las partes nos interesa que haya mayor claridad en la regulación sobre las huelgas y tenemos la experiencia última para ver por qué, ¿en qué plazos se declara una huelga ilegal o no?, o cuál es el procedimiento en plazos para tener mayor certeza”.

“Yo creo que al día de hoy hay instituciones que no tienen una declaratoria de la huelga del año pasado... la notificación, ¿cómo se notifica?, ¿a quién se notifica? Y también, si el proyecto actual tiene excesos de libertad sindical, dialogar para que no los tenga”, afirmó el mandatario.

“La notificación, ¿cómo se notifica, a quién se notifica, cuándo se hace un aviso de huelga?”. Todos esos detalles, aseguró el mandatario, deben estar definidos.

Alvarado afirmó que tener una visión clara en ese sentido es fundamental para lograr la estabilidad económica del país, al tiempo que hizo referencia al movimiento que afectó al país durante tres meses el año pasado, contra la reforma fiscal.

Así se manifestó el Presidente este jueves, en la atención semanal a la prensa, luego de que una declaración del ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, encendió los ánimos en las filas del Partido Liberación Nacional (PLN).

El ministro dijo que la nueva huelga convocada por la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE) versa sobre un proyecto que “no compete al Poder Ejecutivo”.

Se trata de una reforma impulsada por el PLN para evitar los abusos en las huelgas. El plan permitiría rebajarles los salarios a quienes participen en los movimientos de este tipo declarados ilegales y prohibiría que los manifestantes realicen bloqueos, ya sea en vías públicas o ante instituciones estatales, particularmente las dedicadas a los servicios públicos.

Tras las afirmaciones de Piza, el PLN envió un comunicado este jueves asegurando que el Ministro “dinamita” la relación del Ejecutivo con la Asamblea Legislativa, así como su propia credibilidad como jerarca.

Alvarado excusó las declaraciones del Ministro. Según su criterio, lo que quiso decir Piza es que el gobierno respeta la independencia de los poderes de la República.

“Ese proyecto hoy está en el Congreso, en la Asamblea Legislativa, compete al Congreso lo que ocurra con este expediente”.

“Yo avalo la división de poderes, pero avalo la posición que le he compartido ahora, que es la posición del Ejecutivo. Nosotros ayudaremos a auspiciar y acercar. Obviamente, si hay una huelga es al Ejecutivo al que le toca resolver; nosotros tenemos interés en esto. Lo más importante es que busquemos el diálogo”, expresó Alvarado.

De hecho, el Presidente dijo que le pidió al ministro de Trabajo, Steven Núñez, que se reúna con diputados y con sectores, para propiciar consensos sobre regulación de huelgas.

Según dijo, le encargó al jerarca de Trabajo que reúna los criterios de la Organización Internacional del trabajo (OIT) y que haga una lista de las mejores prácticas de países considerados con altos estándares para aprender de otras experiencias y “no llevar la discusión a extremos”.

“Que sea ‘este proyecto va como está o no va’, o el extremo de que 'lo retiran, lo desaparecen o nos vamos a la calle’, y que aprendamos de eso y busquemos puntos intermedios en los que podamos ponernos de acuerdo. Y creo que en materia de claridad en huelgas podemos ponernos de acuerdo”, agregó el mandatario.

Asimismo, hizo un llamado a todas las fuerzas políticas y a los sectores a que intenten acercar posiciones sobre iniciativas de ley relacionadas con huelgas.

Alvarado también refirió puntualmente al otro proyecto de ley sobre huelgas, el de servicios esenciales, también del PLN. El texto, de la diputada Yorleny León, calificaría 79 servicios públicos como esenciales, con lo cual no podrían ser afectados por huelgas. Entre estos están los servicios de educación, la red de cuido, el transporte de combustibles y las telecomunicaciones.

“(Servicios esenciales) es una materia que es de interés de todos los costarricenses y ahí también creo que podemos ponernos de acuerdo. En ese espíritu es que veo puede ocurrir en esa materia, llamando a todos los partidos, a todos los actores a que dialoguemos en ese ámbito porque hoy lo que más necesitamos es crecimiento económico, empleo y, por lo tanto, estabilidad, y en eso estamos trabajando”, afirmó.

Colaboró con esta información la periodista Rebeca Madrigal.