Rebeca Madrigal Q.. 25 julio, 2018
El presidente de la república Carlos Alvarado en Cañas. Foto: Alonso Tenorio
El presidente de la república Carlos Alvarado en Cañas. Foto: Alonso Tenorio

Nicoya, Guanacaste. El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) aprobó un crédito de $425 millones para llevar agua, para consumo humano y para riego de cultivos, a tres cantones de la provincia de Guanacaste.

La noticia la celebró en esta ciudad el presidente de la República, Carlos Alvarado, durante la celebración del aniversario de la Anexión del Partido de Nicoya.

El BCIE avaló el crédito durante una sesión realizada el martes en Honduras, confirmó el representante de Costa Rica ante este banco, Ottón Solís.

Alvarado precisó que la tasa de interés es de un 5,4% anual y que se trata del crédito más importante del BCIE para el país.

Ahora, el crédito deberá recibir la aprobación de la Asamblea Legislativa, por tratarse de un endeudamiento internacional.

El dinero se invertirá en el Proyecto Abastecimiento de Agua para la Cuenca Media del Río Tempisque y Comunidades Costeras (Paacume), el cual beneficiará a los cantones de Nicoya, Santa Cruz y Carrillo.

El plan implica la construcción de una presa en el río Piedras con una altura máxima de 40 metros y una longitud de 485 metros. Estará a 53,5 metros sobre el nivel del mar. La idea es crear un embalse para almacenar agua para los 12 meses del año.

Solo esta presa tendrá un costo de $142,5 millones y permitirá inundar 850 hectáreas.

El proyecto también prevé la construcción de un canal de 55 kilómetros de largo, con un ancho entre los 16 y los 20 metros, desde el río Piedras hasta la localidad de Palmira, para trasladar 20 metros cúbicos de agua por segundo.

Además, se construirá una red de distribución de 350 kilómetros de longitud, entre canales primarios, secundarios y terciarios.

Este martes, en Cañas, el presidente conoció los diseños del plan elaborados por el Servicio Nacional de Riego (Senara) y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

El proyecto también necesita que el Congreso aprueba una ley para desafectar 113 hectáreas de la reserva biológica Lomas de Barbudal, las cuales serían inundadas.

Durante su visita a Nicoya, el mandatario también prometió finalizar los 14 proyectos de acueductos que se desarrollan en la provincia.

La construcción de estos acueductos es una promesa añeja que los mandatarios mencionan en sus discursos cuando visitan la provincia.

Los proyectos están a cargo del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA).