Michelle Campos. 26 octubre
El primer debate de la ley para la reducción del marchamo se hará este martes, el segundo debate se realizará el próximo jueves. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
El primer debate de la ley para la reducción del marchamo se hará este martes, el segundo debate se realizará el próximo jueves. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

Diputados de diferentes partidos políticos alcanzaron este lunes un acuerdo para reducir el impuesto sobre la propiedad, que se pagará dentro del marchamo del 2021, solo a los vehículos valorados en menos de ¢15 millones.

Mediante una reunión virtual celebrada en horas de la tarde, los congresistas acordaron tres escalas para otorgar el beneficio:

Para los autos con un valor fiscal interior a los ¢7 millones, la rebaja en el impuesto será de un 50%.

Así, por ejemplo, el marchamo de un vehículo valorado en ¢1,6 millones bajará de ¢85.500 a ¢63.000. Ese es el efecto porque la reducción es sobre el impuesto, no sobre todos los componentes del marchamo. En ese caso, el tributo baja de ¢45.000 a ¢22.500.

En el caso de los automotores que oscilen entre ¢7 millones y ¢10 millones, la reducción del tributo será de un 25%.

Para un auto valorado en ¢11,5 millones, la reducción será de ¢89.000. El marchamo total bajará de ¢387.600 a poco más de ¢299.000.

Por último, el descuento será de un 15% para los vehículos entre ¢10 millones y ¢15 millones.

La versión del proyecto, antes de este acuerdo, extendía el beneficio fiscal incluso a vehículos por encima de los ¢50 millones.

La nueva propuesta busca que los vehículos de lujo no se vean beneficiados de la reducción.

Además, quedarán excluidos del beneficio los vehículos de los miembros de los Supremos Poderes.

Según indicó el diputado Roberto Thompson, del Partido Liberación Nacional (PLN), los montos fueron acordados en consenso por las fracciones para poder avanzar con el proyecto de ley y votarlo este martes en primer debate. El segundo debate quedaría para el jueves.

“Tuvimos una larga reunión hoy, representantes de los diferentes partidos políticos con los proponentes de los proyectos originales, logramos en principio un acuerdo a los montos en los que se aspiran una eventual rebaja”, aseguró Thompson.

Thompson agregó que las bases del acuerdo se estarán afinando la tarde de este lunes.

Enrique Sánchez, jefe de la fracción oficialista, confirmó que el partido de Gobierno forma parte de la negociación que está en construcción y aseguró que buscan alguna compensación para el dinero que Hacienda dejará de recibir con el proyecto.

“Nuestro interés es que la reducción no se aplique a carros de lujo, a carros de más de ¢15 millones, que la reducción sea escalonada: mientras más alto el valor del carro, menor sea la reducción; que se excluya a los miembros de los Supremos Poderes, incluyéndonos los diputados”.

“Nosotros participamos en esta negociación entendiendo que una gran parte de la población costarricense va a requerir de un alivio ante las situaciones de la afectación económica, pero también tenemos claro que no puede generar un hueco en las finanzas públicas”, explicó Sánchez.

Con la versión anterior del proyecto, el Gobierno estimaba sufrir un hueco de unos ¢93.000 millones en las finanzas públicas.

Con respecto a las llamadas de atención que ha emitido de Hacienda, el oficialista agregó que han venido trabajado las diferentes propuestas, pero como aun no es un acuerdo cerrado, no poseen el criterio final de Hacienda.

El pasado 14 de octubre, el Ministerio de Hacienda informó de que accedería a disminuir hasta en un 50% el impuesto sobre la propiedad, en el marchamo de este 2021, a los vehículos valorados en menos de ¢4,2 millones.

La semana anterior, los congresistas dispensaron de todo trámite el proyecto de ley , pese a la solicitud del ministro de Hacienda, Elian Villegas, quien pidió nuevamente a los diputados que archiven el proyecto por el déficit que generará en las finanzas públicas.

El proyecto fue presentado por Pablo Heriberto Abarca, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), y el texto que salió de comisión planteaba que se le reduzca el 50% del impuesto a los vehículos con valor fiscal hasta de ¢20 millones; un 25% a los vehículos entre ¢20 millones y ¢50 millones; y un 5% a los de más de ¢50 millones.

El pasado jueves, cuando los diputados se disponían a someter a votación la ley, la Asamblea Legislativa se vio obligada a realizar un cierre técnico por un brote de coronavirus, por lo que se pasó la votación en primer debate para este próximo martes.

El impuesto sobre la propiedad de vehículos representa el 64% del monto total que pagan los propietarios de automotores en el marchamo.

Otros componentes del permiso de circulación son el seguro obligatorio automotor (SOA), con un de 22%; el aporte al Consejo de Seguridad Vial (Cosevi), con un 5,7%, y el impuesto al SOA y el timbre de fauna y scouts, con un 4,7%.

Además, se incluyen los aportes del 1,7% al Consejo de Transporte Público (CTP), del 1,42% para parquímetros y del 0,46% para la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep).

A diciembre del 2019, el INS reportó que 1,5 millones de dueños de vehículos estaban obligados a pagar el marchamo.