Política

5 explicaciones de Rodrigo Chaves contradicen hallazgos del Banco Mundial

Candidato alega que la investigación interna descartó que él haya cometido acoso, aunque el Tribunal Administrativo del BM confirmó el calificativo, al tiempo que accedió a correos electrónicos y a 27 testimonios sobre una conducta ‘muy perturbadora’

Las explicaciones de Rodrigo Chaves sobre la sanción que le impuso el Banco Mundial (BM), por acoso sexual, contradicen los hallazgos de la investigación efectuada por esta organización.

En una nota de prensa, el ahora candidato presidencial del Partido Progreso Social Democrático se pronunció luego de que La Nación reveló la resolución donde consta el castigo que la Vicepresidencia de Recursos Humanos del BM le impuso en octubre del 2019, por incurrir en “insinuaciones sexuales” y en un “patrón de comportamiento inapropiado no deseado”.

En el mismo documento, se explica que, en junio del 2021 y a raíz de una apelación planteada por las víctimas, el Tribunal Administrativo del BM concluyó que los hechos califican como acoso sexual.

Los siguientes son los argumentos del exministro de Hacienda, Rodrigo Chaves (60 años) frente a los hallazgos de la investigación interna del Banco Mundial:

— Rodrigo Chaves: ”Ninguna de las mujeres alegó tocamientos de ningún tipo, contacto físico forzado, propuestas indecorosas, comentarios vulgares o soeces, ni propuestas de favores sexuales”.

— Resolución del Tribunal Administrativo del Banco: Las denunciantes no denunciaron que Chaves las hubiera tocado; sin embargo, sí reportaron otros acercamientos de tipo sexual indeseados.

Por ejemplo, a la primera subalterna le preguntó lo que buscaba en una pareja romántica y le dijo las cualidades que él creía que cumplía, y le preguntó si sus papás aprobarían que él viajara con ella a Suecia para las vacaciones.

La misma joven relató que, en una ocasión, Chaves le dijo que “le gustaba cuando ella se inclinaba”, tras lo cual procedió a tirar un objeto al suelo y a pedirle que lo recogiera.

Después, en la víspera de un viaje de trabajo, el economista le habría dicho que se fueran juntos a un hotel.

“Vamos ya, yo la llevo en este momento y nos quedamos en el hotel”, dijo la joven.

Otra mujer relató que el ahora candidato presidencial la invitó a un almuerzo fuera de la oficina, donde le habría hablado sobre “tener una orgía con seis animales diferentes”.

“La economista de investigación declaró que el señor C. le hizo una serie de comentarios y consultas inapropiadas. Específicamente, reportó que le preguntó por su novio y, después, le insinuó que si era menor que ella, entonces él tendría que satisfacerla en una forma distinta; le preguntó que si le preocuparía que alguien revelara sobre ella en los titulares de las noticias e hizo referencia a tener una orgía con seis animales diferentes; y le preguntó directamente si ella alguna vez había sido infiel o tenido una relación con un hombre casado”, consta en el expediente del caso.

Otra muchacha, entonces de 25 años y quien figuró como testigo en el proceso, dijo que Chaves constantemente le miraba el pecho de forma sugestiva.

— Rodrigo Chaves: ”La instancia investigativa del Banco Mundial concluyó que no hubo acoso sexual por parte de Rodrigo Chaves, pero que, desde el punto de vista de los investigadores, Chaves tuvo un comportamiento impropio”.

— Resolución del Tribunal Administrativo del Banco: Inicialmente, el Departamento de Ética y Conducta Empresarial (EBC) del Banco, que investigó el caso, catalogó las actuaciones como “insinuaciones sexuales” y un “patrón de comportamiento inapropiado no deseado”.

Sin embargo, cuando las dos denunciantes apelaron dicho calificativo ante el Tribunal Administrativo, el Banco Mundial reconoció que las acciones de Chaves sí configuraron hostigamiento.

“El Banco admite que habría sido razonable concluir que las acciones del señor C. podrían haber constituido un hallazgo de acoso sexual”, admitió la administración del Banco, ante el Tribunal Administrativo.

Los propios jueces les dieron la razón a las denunciantes sobre dicho reclamo.

“Aunque el Tribunal tiene autoridad para rescindir una decisión que no se base en elementos observables aquí, rescindir la decisión sobre comportamiento inadecuado y remitirla de nuevo al Departamento de Recursos Humanos para que realice una nueva decisión que se ajuste a los hallazgos de este pronunciamiento sería innecesario.

“El propio Departamento de Recursos Humanos ya indicó en su testimonio que encontraría que los hechos no apelados legalmente equivalen a hostigamiento sexual”, dice la resolución del Tribunal, dictada el 7 de junio de 2021.

Chaves omitió decir que la Vicepresidencia de Recursos Humanos del BM reconoció, ante el Tribunal Administrativo del Banco, que sus acciones sí calificaban como hostigamiento sexual.

El jerarca de esa Vicepresidencia describió el comportamiento de Chaves como “muy perturbador y completamente inaceptable”.

Aunado a ello, el Tribunal Administrativo de la organización, integrado por siete jueces independientes, ordenó que se les pague a las denunciantes $64.838 por los honorarios y costos legales del proceso.

— Rodrigo Chaves: El exministro dijo que él no renunció a su trabajo en el Banco Mundial a causa de la sanción por hostigamiento sexual, pues afirma que podría haberse quedado en dicha entidad.

— Resolución del Tribunal Administrativo del Banco: El economista no fue despedido de la organización. Sin embargo, como castigo, sí fue relegado de su cargo de director y habría quedado en un puesto de bajo rango. Además, el departamento de Recursos Humanos ordenó congelarle el salario y no ascenderlo por un plazo de tres años.

Más adelante, en enero del 2021, el BM acordó emitir dos medidas de seguridad para proteger a las víctimas: Emitió una alerta de seguridad de acceso restringido para Chaves en todas sus oficinas y en las del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Además, alertó a las diferentes oficinas de Recursos Humanos del Banco para que no sea contratado en un lapso de tres años.

— Rodrigo Chaves: “Las señoras reconocieron en sus declaraciones que ellas nunca expresaron molestia, incomodidad o rechazo a Chaves sobre ninguno de sus comportamientos hacia con ellas o sus colegas”.

— Resolución del Tribunal Administrativo del Banco: Ambas denunciantes indicaron en la investigación que nunca aceptaron las “interminables” invitaciones de Chaves y que, por el contrario, se mostraban visiblemente molestas cuando él hacía sus insinuaciones.

“El hostigamiento era diario, y más intensamente algunas veces a la semana. No había forma en que él pudiera confundir todos mis rechazos, a lo largo de dos años, por interés en alguna medida”, dijo una de las jóvenes.

La otra dijo que discutió su incomodidad con sus colegas, quienes le informaron que el comportamiento de Chaves era “bien conocido”. Durante la investigación, ella afirmó, también, que solía evitar el contacto con su superior al ir a las oficinas de otros colegas cuando oía que él se acercaba.

Incluso, el 19 de junio de 2009, una de las denunciantes envió un correo al hoy candidato presidencial después de un almuerzo que sostuvieron.

En esa misiva consignó: “Debo ser honesta y admitir que el almuerzo fue muy inquietante para mí. Algunas de las actitudes, gestos y los tópicos explícitos de la conversación y la naturaleza privada de algunas de sus referencias, me tomaron por sorpresa y los encontré inapropiados para un almuerzo”.

Ante ello, Chaves respondió: “También me perturbó bastante tu correo electrónico. Fácilmente podría haberme hecho su solicitud de forma verbal. En su lugar, eligió ponerse en contacto con su gerente y el defensor del pueblo del Banco (y posiblemente otros colegas del Banco), lo que difícilmente una primera instancia razonable para tratar de abordar el supuesto asunto.

“Lamentablemente, sus acciones podrían interpretarse como amenazantes en vista de sus potenciales implicaciones negativas en mi reputación, relación con mi familia y carrera en el Banco.

“En consecuencia, me gustaría solicitarle que se abstenga de hacer más comentarios sobre estos problemas para evitar más lesiones y daños a mi persona. Como usted, no quiero ser conflictivo ni parecer amenazante”.

— Rodrigo Chaves: ”Ninguna de las personas que testificaron dijo haber visto, escuchado, o presenciado un comportamiento de acoso sexual por parte de Rodrigo Chaves”.

— Resolución del Tribunal Administrativo del Banco: El Departamento de Ética y Conducta Empresarial, el cual investigó el caso, confirmó las denuncias de las aparentes víctimas por medio de entrevistas con 27 personas, cuyos testimonios constan en el informe.

Por ejemplo, el documento indica que los compañeros de trabajo de la segunda denunciante informaron que ella era “una de las chicas sobre las cuales Chaves tenía el ojo puesto”; que el comportamiento inadecuado se extendió durante los dos años de nombramiento de ella, y que la muchacha les hablaba constantemente sobre su angustia por la situación.

También, la cojefa del Grupo de Trabajo sobre Hostigamiento Sexual les dijo a los investigadores que una tercera funcionaria le confió que también había sido acosada por el señor C.

En esa misma entrevista, la funcionaria relató que, en una oportunidad, coordinó un conversatorio sobre temas relacionados con el acoso sexual en la institución, en el que participaron unas 40 personas, y en el que múltiples personas afirmaron que la conducta de Chaves era bien conocida.

“Y, de repente, uno de los colegas se levantó y dijo: ‘Vea, seamos honestos, todos sabemos de quién estamos hablando. Nuestro próximo director país va a venir, él es un reconocido hostigador sexual, muchos de nosotros trabajamos con él cuando estaba en (...). Y era de conocimiento común que él estaba haciendo eso’.

“Me quedé boquiabierta, no sabía qué hacer. Y se abrieron las compuertas y la gente empezó a hablar de eso y de su experiencia y del hecho de que esto era algo muy incómodo y preocupante”, dijo en esa ocasión la jerarca.

Incluso, un funcionario declaró que, en una ocasión, él le advirtió al economista de que su conducta era inadecuada, y que Chaves le restó importancia al asunto.

Sofía Chinchilla Cerdas

Sofía Chinchilla Cerdas

Periodista en la sección de Política. Graduada de la carrera de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo, en la Universidad de Costa Rica.