Política

Un millón de marchamos atrasados podrán ser condonados

Moción de Erwen Masís, del PUSC, fue aprobada por una amplia mayoría de la Asamblea

Un millón de marchamos atrasados podrán ser condonados en caso de aprobarse, en definitiva, el proyecto de ley que reduciría el impuesto sobre la propiedad de vehículos del 2022.

Este martes, los diputados revivieron una moción del diputado socialcristiano Erwen Masís, la cual introduce la condonación siempre que los propietarios de estos autos paguen el marchamo del próximo año antes del 1.° de enero del 2022.

El perdón de los marchamos recae sobre el principal, ajustes, intereses, multas y sanciones en todos los rubros, desde el impuesto a la propiedad de vehículos hasta el seguro obligatorio de vehículos y los cánones de transporte público.

La moción de fondo, que originalmente se había aprobado y desechado por un error técnico de los diputados, fue finalmente avalada por 32 congresistas, mientras que siete votaron en contra.

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Seguros (INS), propietarios de autos le deben al Estado ¢570.000 millones en deudas por dos o más periodos del impuesto a la propiedad de los vehículos y sus recargos.

Los vehículos que más adeudan marchamos son los particulares, con ¢256.778 millones, mientras que las motocicletas acumulan ¢193.465 millones.

El planteamiento rescatado dice así: “Los sujetos pasivos de tributos, timbres, seguros y cánones administrados por el Ministerio de Hacienda, el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM), el Consejo de Seguridad Vial (Cosevi), el Consejo de Transporte Público (CTP) y el Instituto Nacional de Seguros (INS) correspondientes al impuesto sobre la propiedad de los vehículos automotores (...) y sus demás rubros, que tengan periodos pendientes anteriores al año 2021 inclusive, tendrán condonación total del principal, ajustes, intereses, multas y sanciones”.

Masís destacó que su moción para condonar marchamos pendientes ha generado un interés de la población, “por la necesidad que existe de poder ayudarles a muchas personas que no han podido pagarlo por diferentes razones”.

“Quien tiene recursos sí ha podido pagar, pero quien no tiene recursos, no”, dijo el congresista y, de inmediato, le pidieron terminar su discurso para evitar que las mociones del PAC atrasaran el avance del proyecto.

Luego de la aprobación de dicha moción, los diputados tenían previsto entrar en la discusión por el fondo del proyecto para el alivio en el pago del marchamo, al cual se ha opuesto fuertemente el gobierno de Carlos Alvarado, en particular el Ministerio de Hacienda, así como la fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC).

Por eso, antes de que se votara la moción de Erwen Masís, el liberacionista Roberto Thompson le consultó a la presidenta legislativa, Silvia Hernández, cuántas mociones de fondo había pendientes.

Para ese momento, solamente existían las mociones del socialcristiano; no obstante, el PAC planteó siete mociones de fondo adicionales, que finalmente frenaron el avance de la iniciativa, precisamente por la preocupación oficialista sobre el hueco en las finanzas públicas que implicaría la reducción del marchamo.

Por tratarse de un proyecto dispensado de los trámites legislativos y que se discute directamente en el plenario, los congresistas tienen la potestad de presentar reformas de fondo en cualquier momento.

Eso, precisamente, lo indicó en el plenario la jefa oficialista, Laura Guido, para anunciar las mociones antes de que la presidencia pudiera cerrar definitivamente la etapa de cambios.

Frente a la gestión del PAC, Roberto Thompson destacó que, pese a estar cerca de un proyecto “que la ciudadanía está esperando”, el oficialismo presentó siete mociones, lo que impidió votar el plan.

“Cuando empezó esta discusión, solo había dos mociones y ahora hay siete más. Evidentemente, esto provoca el retraso que algunos, principalmente el gobierno, quieren. Entiendo que es un derecho de la fracción oficialista, pero tiene que quedar absolutamente claro que las presentaron a última hora y probablemente nos sorprenderán con algunas más”, dijo.

El plan para el alivio en el pago del marchamo busca, principalmente, reducir los montos que tendrán que pagar las personas por el impuesto a la propiedad de los vehículos, en diferentes porcentajes.

Así bajarían los marchamos, de acuerdo con la propuesta que impulsan los legisladores:

Aarón Sequeira

Aarón Sequeira

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica.