Infraestructura

Rodolfo Méndez: ‘Estamos comiéndonos el presupuesto del año entrante’

Recorte en plan de gastos para el 2022 y atraso en aprobación de extraordinario ponen en apuros a Conavi, dinero alcanzaría para llevar conservación hasta mayo

El dinero para dar mantenimiento a las carreteras nacionales alcanzaría hasta mayo del otro año, momento a partir del cual volverían a quedar sin atención o dependerán de un presupuesto extraordinario, cuya solicitud tendrá que llegar de la mano de un nuevo gobierno.

Esa es la advertencia que hizo el jerarca de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez Mata, que reclama el atraso en la aprobación del presupuesto extraordinario que espera el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) desde mediados de este año y el cual, justamente este jueves, recibió segundo debate. La aprobación de estos fondos se vio perjudicada por el escándalo de corrupción denominado judicialmente como Caso Cochinilla.

“Cada día que pase es menos lo que se puede ejecutar y hemos advertido que eso pesa sobre el presupuesto del año entrante (...) ya aquí lo que estamos haciendo es comiéndonos el presupuesto del año entrante, los recursos de conservación van a llegar (alcanzar) hasta mayo o junio, va a haber recursos para llevarlos hasta ese momento”, aseveró el ministro.

Inicialmente, el MOPT pretendía la aprobación de ¢47.000 millones de los cuales casi ¢40.500 millones correspondían a Conavi y el resto al MOPT. Sin embargo, tras una revisión de prioridades, el Gobierno solicitó a los diputados avalar una partida de ¢19.600 millones, que en su mayoría (¢12.000 millones) se usarán para reponer los recursos gastados del proyecto de ampliación de la ruta 32, los cuales fueron utilizados el año anterior para cubrir faltantes en el Conavi.

Méndez Mata también se quejó del rebajo de ¢30.000 millones planteado en el plan de gastos del año entrante. Según dijo, el recorte tendrá repercusiones “terribles” para la red vial, ya golpeada por meses de abandono, luego de que se vencieran los contratos de mantenimiento en febrero anterior y que a la fecha no se han reactivado.

Ese recorte obedece a que los diputados acordaron quitarle al Conavi ¢29.244 millones para dirigirlos a las municipalidades, que son las encargadas de atender las rutas cantonales.

‘Lo básico’

Según Méndez Mata, en materia de mantenimiento de vías, a la fecha se sigue atendiendo “apenas lo básico” con la maquinaria del MOPT y se está a la espera de que se realicen las nuevas contrataciones, las cuales se harán por montos pequeños y solo para labores de urgencia por períodos de seis meses.

La situación se complica porque en este momento, el Conavi no puede utilizar los contratos anteriores que aún tienen monto y plazo disponible, porque carece de los recursos para pagar las tareas de supervisión, indispensables para reanudar dichos trabajos.

Actualmente, la red vial ya presenta serios deterioros a falta de la atención, por lo que expertos estiman que la puesta a punto será aún más costosa.

Esta situación de abandono fue originada inicialmente porque en febrero se vencieron los contratos de conservación que en su mayoría estaban en manos de las empresas MECO y H Solís. Para junio, cuando se estaba cerca de reanudar las contrataciones, estalló el escándalo que dejó en evidencia la supuesta red de corrupción que operaba entre funcionarios del Conavi y representantes de estas dos constructoras, lo que llevó al MOPT a tomar la decisión de no darles nuevos contratos para la atención de la red.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.