Infraestructura

Luis Amador, nuevo ministro del MOPT: ‘La corrupción hay que arrancarla de raíz’

Nuevo jerarca sueña con impulsar transporte público integral, reconoce urgencia de atender puentes y dice que procurará resolver el problema de las plataformas tecnológicas de transporte que operan de manera ilegal

Cuando escuchó que la selección de los jerarcas del gobierno de Rodrigo Chaves se realizaría mediante un concurso abierto, en el que cualquier persona podía participar, no dudó en enviar su hoja de vida al correo que divulgó la hoy ministra de la Presidencia, Natalia Díaz Quintana.

Al paso de los días, y luego de que se conocieran algunos de los nombres del nuevo gabinete, comenzó a perder la esperanza, pero llegó la llamada esperada. Tras superar una serie de entrevistas y ser oficialmente considerado para el puesto, Luis Amador Jiménez —quien ha vivido los últimos 12 años en Canadá—, tenía la decisión tomada.

Esa decisión no fue fácil, tuvo que despedirse de sus hijos a quienes dejó en ese país norteamericano por cuestiones de estudio y arraigo, y además, tuvo que poner en pausa su carrera como profesor en la Universidad de Concordia en Montreal, Canadá.

En cuestión de una semana, ya estaba en un vuelo camino a Costa Rica y desde su llegada, su agenda ha sido igual de intensa. En tan solo dos días ya se había reunido con personeros de la Contraloría General de la República, del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) y con el ministro saliente Rodolfo Méndez Mata.

Además, ya tiene dos opciones para los puestos de viceministro de Infraestructura y de Transportes, y ya nombró a la Oficial Mayor que será su brazo derecho en el proceso de reestructuración del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

En entrevista exclusiva con La Nación, el nuevo jerarca, de 46 años, hizo un repaso por los temas a los que dará prioridad durante su gestión, los retos que asumirá a partir de este domingo y hasta los sueños a los que aspira para el país.

¿Usted concursó por el puesto o lo llamaron?

—Yo mandé mi hoja de vida al correo de doña Natalia y también le adjunté un documento en el que daba propuestas de mejora para el MOPT, eso fue antes de Semana Santa. Transcurrieron varios días y yo veía que anunciaban ministros y dije: ‘no, pues posiblemente ya ellos tienen su ministro de Obras Públicas’.

“Ya después del segundo anuncio de ministros me llamaron pero yo estaba en Catar. Doña Natalia me preguntó si estaba interesado en venir a aportar al país, me dijo: ’El puesto que quiero ofrecerle es en el sector transportes, queremos conversar con usted. Ella me dijo que el salario comparado a nivel internacional, pues no era competitivo. Le dije que gracias a Dios he tenido oportunidades, he logrado ahorrar un poco y tengo una profesión de profesor que me permite tomar un año sabático extendido. Eso me permite sostener algún nivel de ingreso que me compense la pérdida, porque yo siempre he querido ayudar al país.

“Luego coordinamos una entrevista, en la que estaban el señor presidente, los dos vicepresidentes y doña Natalia. Don Rodrigo me preguntó por los ferrocarriles primero, le mostré lo que haría con respecto a los ferrocarriles. Don Rodrigo me dijo: ‘hablemos del MOPT, de los casos de corrupción, de los problemas que el ministerio tiene’. Y bueno, yo había estado en Conavi (Consejo Nacional de Vialidad) hace muchos años y yo viví esas realidades, más o menos conocía un poco y le dije: ‘sé lo que es, pero a mí me gustan los retos, si me dan algo que no es retador, yo me aburro’.

“Después de eso, don Rodrigo me dijo que quería considerarme para el ministerio y una hora después me llamó, para oficialmente ofrecerme el MOPT”.

—Don Rodolfo Méndez Mata, en su última entrevista, nos decía que uno de los principales consejos para el nuevo ministro era que se rodeara de gente de confianza, siendo que usted ha pasado los últimos años fuera del país, ¿ya empezó a conformar ese equipo? ¿Cómo buscar esa gente de confianza cuando no se ha tenido tanta cercanía con la gente involucrada en el sector?

—Sí he tenido la cercanía porque yo trabajo en investigación con el Lanamme. Yo conozco mucha gente de planta y yo manejo contactos con diferentes sectores del país, porque fui director de la Cámara Costarricense de la Construcción y al haber estado en la junta directiva del Conavi, conozco a la Asociación de Carreteras. También tengo contactos de mucha gente que ha estado en otros países, gente costarricense que ha estado haciendo doctorados en políticas públicas, en movilidad, desarrollo comunitario, en aspectos anticorrupción con los cuales he estado en contacto, pero muchos de ellos me han dicho que no por las condiciones salariales.

—¿El presidente le dio libertad para conformar su equipo, le puso alguna condición, hablando por ejemplo de los viceministros?

—El presidente le da la flexibilidad al jerarca de buscar la mejor gente para el puesto. Eso sí, el señor presidente hace toda una revisión de antecedentes de la persona que yo le envío, desde todo punto de vista, capacidad técnica, perfil de profesional hasta si tiene deudas con la Caja Costarricense de Seguro Social. Ya le mandé los nombres de las personas, algunas han salido con no objeción. En lo que son viceministros tengo dos propuestas, para cada viceministerio (Infraestructura y Transportes).

—¿Por dónde va a empezar la restructuración que tanto se ha dicho que es urgente?

—Hay dos líneas. Hay un proyecto de ley que se va a presentar, yo lo vi y les di mi retroalimentación.

“El segundo instrumento es a lo interno, una vez que se logre eliminar los consejos de junta directiva. El ministerio tiene mejor margen para moverse, pero también hay un montón de puestos que están en esas instituciones, entonces hay que homologarlos y ponerlos a trabajar de la forma más eficiente posible.

“Mientras se aprueba el proyecto de ley tenemos que hacer lo mejor posible con lo que está. Tengo que integrar los consejos con gente que sepa lo que va a ir hacer, gente que comprenda de la materia y que quiera ir a hacer las cosas por el país, no que venga con intereses propios. Una vez que el proyecto esté aprobado ya tendremos mejor margen de maniobra”.

—¿En la reunión que ya tuvo con la Contraloría se abordó el tema de Riteve?

—La reunión fue general, para que ellos me conocieran y para ver la diversidad de temas. Hay temas que varían desde Conavi, al Cosevi, al transporte público, hay puentes en muy mala condición, la parte de aeropuertos, puertos.

“Es que en el transporte no es solo las carreteras, es seguridad vial. Hay una diversidad de temas que hay que tratar; evidentemente la corrupción hay que venir a arrancarla de raíz absolutamente, pero no podemos descuidar otros temas, no puedo descuidar un puente que está tan mal que en cualquier momento se me va para abajo y si hay vehículos arriba se me mata la gente. Entonces, hay que poner todos esos temas en prioridad.

“Eso no significa que a mí no me importe un tema específico, pero si a usted le dice prefiere una carretera que tenga huecos, encargarse de eso hoy o encargarse de un puente que tiene la pila central falseada que en cualquier momento se cae, ¿cuál haría usted? Ahí es donde uno tiene que dar prioridad. Yo entiendo que la gente no le gusten los huecos, pero si esta semana tengo que darle prioridad al puente que puede matar a 40 personas, yo tengo que dejar los huecos para la próxima semana”.

—Cuándo menciona que la corrupción hay que arrancarla de raíz, ¿cuál va a ser la estrategia para realizar esa lucha contra la corrupción?

—La corrupción es multidimensional, pero hay que poner instrumentos que nos permitan irla arrancando.

“Un instrumento es un registro. Si una empresa quiere participar con el Estado, primero tiene que ir a inscribirse en un registro, en ese registro me van a pedir toda la documentación que demuestre mi capacidad técnica, operativa, financiera, todos los proyectos que ha hecho en los últimos cinco años, estados financieros, maquinaria, los ingenieros que tiene, la experiencia de cada uno de ellos, las cualidades de ellos.

“Ellos tienen unas escalas, después de presentar, lo llaman a una entrevista dura en la que empiezan a verificar cada uno de los segmentos y empiezan a llamar a las empresas que dijeron que han trabajado en el exterior. Si todo sale perfecto, lo ponen en el rango medio, porque nunca ha trabajado en el país y cada rango tiene un monto máximo de participación que puede concursar en el país, si sigue haciendo las cosas bien va subiendo en ese rango.

“La segunda cosa se puede hacer, es algo que se llama contratos por desempeño. Cuando se hace una obra y se pone un pavimento a una calle por ejemplo, quién me garantiza que ese pavimento se va a comportar bien de aquí a los próximos años. Entonces se le ponen unas cláusulas de desempeño en los próximos años, por ejemplo, la capacidad estructural, se le ponen medidas de desempeño y una garantía contra ese desempeño.

“Ahora, ¿qué hacemos con los funcionarios que son corruptos? Hay que abrirles los juicios del caso. Hay que acusarlos. Hay que crear ese ambiente de que la gente que está trabajando ama la patria y tiene la camiseta puesta”.

—¿Cómo atender los puentes que se sabe están en estado crítico, si no hay recursos?

—Se está gestionando un préstamo para poder atender los puentes más urgentes. Es una de las cosas que don Rodolfo quiso y tuvo la gentileza de dejar lista.

“La otra cosa es que está el informe del Lanamme y del Tecnológico, la idea es priorizar los puentes por estado y condición, lo cual creo que está hecho. Hay que cruzar los dos informes un poco para ver.

“Lo que tenemos que buscar son las medidas temporales mientras se hacen. Los puentes que están peores vamos a tener que poner un puente temporal y cerrar el otro puente, no hay otra cosa (...). Hay otras medidas temporales que se pueden ir tomando, por ejemplo reducir la carga o dejarlo solo para livianos, pero para eso hay que ir a hacer una análisis estructural de esos que están más graves”.

—¿Qué va a pasar con Riteve?

—Tengo que llegar a ver el expediente de Riteve (...). En el nuevo contrato yo quiero revisar si hay algún elemento que realmente no es de seguridad vial y es quizá prescindible.

“Desconozco por qué no se hizo a tiempo la extensión del contrato, creo que sería irresponsable no verificar la flota vehicular al menos en los puntos esenciales, espero que se pueda hacer una prórroga y necesito primero entender qué es lo que Contraloría ha dicho”.

—¿Pero sí es consciente de la necesidad de avanzar hacia el nuevo contrato?

—Por supuesto, no podemos dejar a la misma empresa, ya se le venció el contrato.

“Yo no entiendo por qué, si se sabía que vencía, por qué no se sacó a tiempo, y uno lo que quiere es que la empresa que tenga capacidad técnica, pero que ofrezca el mejor precio, sea la que sea contratada”.

—¿Ya recibió alguna instrucción al respecto a lo que mencionó el vicepresidente Stephan Brunner con respecto a la ruta 27, de que no es necesario ampliar el contrato, para que se amplíe la carretera?

—No, vamos a conversar al respecto. Yo aún no he hablado con él y no me puedo referir a ese tema.

—¿De todo lo que le dijo don Rodolfo qué es lo que le preocupa más?

—Estuve con don Rodolfo desde la 1 de la tarde hasta las 8 de la noche. Don Rodolfo tuvo la gentileza de darme el nivel de detalle de todos los aspectos respecto al ministerio. En este momento sería irresponsable decirle que hay un área que me preocupa más cuando hay una serie de temas que tenemos que avanzar.

“Nos sentamos, nos enrollamos las mangas, vimos toda la diversidad de temas, don Rodolfo es un caballero, lo respeto muchísimo, creo que ha hecho cosas muy importantes, se le va a dar continuidad a todo eso importante que ha estado haciendo, inclusive muchas de las obras que él inició y están a punto de concluir, se lo dije a él y don Rodolfo va a venir a esos actos de inauguración para que comparta, porque realmente él es el que ha impulsado muchas de esas cosas”.

¿En relación a las obras, la intención de ustedes es completar los proyectos que ya están e iniciar nuevos? ¿Cuál es el plan?

—Nosotros tenemos que tomar todo lo que tiene factibilidad, que ya está aprobado, que se justificó técnicamente y darle continuidad. Lo que ha venido en estudios de prefactibilidad y está a punto de salir y sale con factibilidad y todo está bien, creo que hay que seguirlo, pero también hay que empezar a pensar hacia futuro; entonces yo quiero montar un plan para los demás años.

“Posiblemente prepararé estudios que el siguiente gobierno será el que vendrá a ejecutar, espero que comprendan, que así es como se trabajan las cosas y uno se los deja preparado y ellos continúan. Con las factibilidades bien fundamentadas”.

—¿Qué ideas importaría de su experiencia en Canadá y otros países en los que ha estado, tanto para transportes como infraestructura?

—Una para Conavi. Un sistema de gestión de carreteras, de administración de pavimentos. Es todo lo que está en la carretera, es un sistema que permite optimizar y realmente hacer las cosas bien.

“Dos. Seguridad vial, hay que poner un sistema de seguridad vial que tome todos los datos históricos que existen, identificar las zonas donde hay más colisiones, donde más peatones son atropellados. Por otro lado, hay una valoración que se hace que se llama Programa Internacional de Evaluación de Carreteras, se hace una visita de toda la red vial, se valora el nivel de protección que da la carretera a todos los usuarios, peatones, ciclistas, conductores y uno ve qué deficiencias tiene la carretera desde el punto de vista de seguridad vial.

“Con eso y los datos de accidentabilidad, se ve donde se concentran más accidentes y si esa carretera donde hay más accidentabilidad tiene deficiencias, va y le pone medidas de protección como barreras, capta luces, iluminación.

“Otra de las cosas es integrar a los sistemas de transporte, con los desarrollos comerciales”.

“En transporte público, mi sueño es que sea multimodal e integrado. Que una persona tenga la posibilidad de viajar desde Alajuela en bicicleta, tren y bus hasta Guadalupe por ejemplo. Es que el costarricense entienda que vamos a hacer todo lo posible para facilitarle el desplazamiento que sea conveniente por transporte público”.

—¿En esa línea está seguir con el plan del tren eléctrico?

—El proyecto no lo he leído, no sé hasta dónde avanza en el sentido que le indicaba antes. La decisión será consensuada con el jerarca del Incofer.

—¿Cuál será su posición, respecto tema de las plataformas digitales, que tampoco se logró solucionar en esta Administración?

—No sé nada al respecto, le puedo decir de manera general, en otros sitios lo que se ha hecho es que el taxi oficial, opere bajo la misma modalidad que opera Uber con una aplicación, todos operan en la misma capacidad y las mismas condiciones.

—¿Habría apertura para integrar las plataformas que ya operan de manera ilegal en el país?

—Es un tema que no me puedo referir en este momento, la población ha entendido la importancia de que haya variedad de servicios, que sea conveniente que no tenga que andar en efectivo para pagar. Ahora, han estado operando al margen de la ley, eso hay que hacer que operen bien, pero no me puedo referir en específico cómo vamos a hacer eso, sé que hay un proyecto de ley, ese no me lo han pasado todavía.

“Sí creo que hay que facilitarle al usuario, si entraron a operar ilegalmente y son tan aceptados, yo entiendo que el taxista se sienta golpeado, hay que facilitar las condiciones para que pueda competir en igualdad de condiciones, pero ya cómo se va a hacer no le puedo dar el detalle”.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.