Diego Bosque. 16 noviembre, 2017

El lunes, el Gobierno dará la orden de inicio a la constructora China Harbour Engineering Company (CHEC) para reconstruir y ampliar los 107 kilómetros entre el cruce de Río Frío y el centro de Limón.

Sin embargo, el proyecto arrastra una larga lista de pendientes que impiden el real comienzo de los trabajos en esta importante carretera que no solo conecta la región del Caribe, sino que permite movilizar las exportaciones e importaciones al más importante puerto del país.

Pese al banderazo que se dará, hay al menos ocho pendientes.

--Aún no se ha iniciado ni una de las 1.200 expropiaciones necesarias para la carretera.

--El inventario forestal para la corta de árboles apenas tiene un 15% de avance.

--No hay permisos para ejecutar trabajos en los cauces de los ríos.

--No hay un plan concreto para el traslado de servicios públicos como son tuberías de agua, cables de electricidad, de fibra óptica y hasta el poliducto de Recope que transporta combustibles hasta Cartago

--También está pendiente un estudio arqueológico de cinco sitios a lo largo de la vía.

La obra contratada a CHEC contempla ampliar a cuatro carriles la vía a Limón, entre el cruce hacia Río Frío y el centro de Limón. Fotografía: JOHN DURAN
La obra contratada a CHEC contempla ampliar a cuatro carriles la vía a Limón, entre el cruce hacia Río Frío y el centro de Limón. Fotografía: JOHN DURAN

--Además, aún no se define de dónde saldrán los $60 o $65 millones necesarios para hacer los puentes peatonales extras y los 50 kilómetros de vías marginales que pidieron las comunidades en los últimos meses.

--Tampoco existe un cronograma detallado de labores.

De las tareas pendientes, las expropiaciones y la reubicación de servicios son responsabilidad absoluta del Estado. La obtención de permisos y la elaboración del informe arqueológico están a cargo de CHEC.

Dar la orden de inicio significa que a partir del lunes CHEC tendrá 36 meses (3 años) para entregar, bajo el modelo de "llave en mano", el proyecto de $495 millones.

Gráfico: Proyecto lleva cuatro años varado
Gráfico: Proyecto lleva cuatro años varado
El costo de ampliar los 107 km es de $495 millones; $465 millones de la carretera, más $30 millones de la reubicación de servicios públicos, expropiaciones e imprevistos. El dinero proviene de un crédito de $395 millones del Eximbank, más una partida estatal de $100 millones.

Kenneth Solano, ingeniero del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) a cargo de la vía, dijo que es importante dar el banderazo de salida, pese a los trámites inconclusos, porque hay un contrato firmado con CHEC desde junio del 2013.

"Hay que honrar ese contrato", afirmó Solano.

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) indicó, este miércoles, por medio de un comunicado de prensa, que a partir del próximo lunes los chinos podrán importar maquinaria, instalar campamentos, plantas de asfalto, concreto, limpiar el derecho de vía e iniciar la corta de árboles.

Solano explicó que la firma asiática pidió 45 días hábiles para completar esas labores, lo cual significa que los trabajos sobre "algunos sectores de la vía" empezarán en enero con la corta de árboles.

La idea del Conavi es arrancar labores en los puentes para aprovechar los meses de verano, pero al consultar cuáles puentes se intervendrán primero, no hay respuesta.

Por la vía hacia Limón transita la mayoría de las exportaciones del país. La ampliación es urgente debido a la carga vehicular y a la construcción de la nueva Terminal de Contenedores de Moín. Fotografía: JOHN DURAN
Por la vía hacia Limón transita la mayoría de las exportaciones del país. La ampliación es urgente debido a la carga vehicular y a la construcción de la nueva Terminal de Contenedores de Moín. Fotografía: JOHN DURAN

"Hay que tener algo claro: este proyecto no es una casita de perro o un gallinero. Es una carretera de 107 kilómetros", declaró el ingeniero del Conavi al ser cuestionado sobre la lentitud con la que avanza la obra y las asignaturas incompletas.

"La decisión del Gobierno responde a presiones mediáticas y de la opinión pública, están diciendo: 'iniciemos', pero no se sabe qué van a empezar haciendo o cómo lo van a hacer", expresó Danny Hayling, diputado del Partido Liberación Nacional por la provincia de Limón.

Abelino Esquivel, legislador del Partido Renovación Costarricense también por Limón, asegura que "no va a haber avance en obras que se puedan visualizar. Para nadie es un secreto que el Gobierno va saliendo y existe una presión muy grande por iniciar esa obra. Siento que el Gobierno solo está respondiendo a esa presión".

"Están jugando con la provincia de Limón, le están diciendo a la gente lo que quiere escuchar, es una irresponsabilidad", Danny Hayling, diputado del Partido Liberación Nacional por la provincia de Limón.
Controversia por los puentes

Zhou Jingxiong, gerente de proyecto de China Harbour Engineering Company (CHEC), comunicó, el 10 de octubre, que nueve de los 32 puentes que hay en la carretera necesitan reconstrucción total dado su gran deterioro. Sin embargo, no precisó cuáles.

Esa situación aumentaría el costo de la obra, de acuerdo con CHEC, en $40 millones, aproximadamente.

Empero, el Conavi sostiene que la reconstrucción de esas estructuras está incluida en el contrato original y no representan trabajos adicionales por los que haya que pagar extra.

Solano aseguró que la reconstrucción de los puentes está dentro del acuerdo original y que esta diferencia deberá resolverse a través de las vías legales que establece el contrato con CHEC.

Desde febrero del 2015, la Asamblea Legislativa aprobó el empréstito: $395 millones prestados por el Banco de Exportaciones e Importaciones de China (Eximbank) y otros $100 millones que tendrá que dar el Estado costarricense.

Por esta ruta transitan el 83% de las exportaciones del país en unos 1.500 tráileres que van y vienen desde Moín hasta San José (por la ruta 32) y otras partes del país.