Patricia Recio. 24 septiembre
24/6/2019. Recorrido por la carretera Florencio del Castillo, desde la entrada en Curridabat hasta el cruce de La Lima en Cartago. Foto desde el puente de Lomas de Ayarco por Walmart. Foto Jeffrey Zamora
24/6/2019. Recorrido por la carretera Florencio del Castillo, desde la entrada en Curridabat hasta el cruce de La Lima en Cartago. Foto desde el puente de Lomas de Ayarco por Walmart. Foto Jeffrey Zamora

La empresa constructora MECO está a días de recibir del Gobierno la luz verde para avanzar en la propuesta de ampliación de la carretera entre San José y Cartago, la cual acortaría el viaje a 30 minutos.

Así lo dio a conocer el secretario técnico de Concesiones, José Manuel Sáenz, quien estima que la gestión se concretará en las próximas dos semanas, pues ya se concluyó la fase de revisión y consulta de la iniciativa privada que presentó la firma centroamericana.

A partir de ese momento, la empresa tendría unos nueve meses para realizar los estudios de factibilidad y elaborar un anteproyecto que definirá en detalle el alcance de la obra, los costos y tarifas de peaje necesarias para mantener la concesión.

Según Sáenz, únicamente falta afinar dos puntos de la propuesta en los que el Gobierno no estuvo de acuerdo.

El primero es sobre el trazado cerca del Registro Nacional, en Zapote, pues la propuesta de la Administración es que la carretera pase por detrás del redondel de toros.

(Video) Constructora Meco recibirá aval para diseñar ruta que acortará viaje a Cartago a 30 minutos

La segunda y más importante discordancia es que la propuesta de MECO establecía un aporte estatal de $35 millones anuales por el tiempo que se extienda la concesión, a cambio de que las tarifas de peaje no sufran incrementos muy altos.

Este es el diseño planteado por la empresa para el intercambio que se ubica actualmente cerca del Walmart de Curridabat. MECO para LN.
Este es el diseño planteado por la empresa para el intercambio que se ubica actualmente cerca del Walmart de Curridabat. MECO para LN.

“Ya se está aportando Taras y La Lima (pasos a desnivel) y el Estado no está en posibilidad de aportar más plata, entonces se le está pidiendo que no considere esa posibilidad; que haga el estudio (...) la tarifa ya está muy baja, la tarifa (del peaje) tiene que subir, esa es una realidad que tiene que comprender el pueblo costarricense”, dijo Sáenz.

Según las estimaciones de MECO, la ampliación de los 22 kilómetros requiere una inversión de al menos $400 millones.

La propuesta incluye la construcción de un viaducto de 3,2 kilómetros (sería el más largo del país), entre Hacienda Vieja, en Curridabat, y la rotonda de las Garantías Sociales (Zapote). También contempla pasos a nivel y rotondas en intersecciones como la del Walmart, en Pinares de Curridabat, y en los accesos al centro comercial Multiplaza en Zapote.

Para financiar el proyecto, se instalarían dos estaciones de peaje. Una, cerca del centro comercial Terramall, en San Diego de La Unión, Cartago –donde están los actuales–, pero agregando casetas en sentido Cartago-San José. Otra, en el inicio del viaducto de Hacienda Vieja, donde termina la Florencio del Castillo.

Francisco Rivera, ingeniero y gerente de concesiones de MECO, detalló que el análisis que se hizo en la postulación se hizo de forma preliminar, y será en la etapa de factibilidad cuando se determinen los costos, inversiones e ingresos requeridos para que el proyecto sea viable en la parte técnica, económica y socio-ambiental.

“MECO está dispuesto a realizar todos los estudios necesarios de factibilidad con las consideraciones y limitantes requeridas, para que el país pueda tener un proyecto que satisfaga a todas las partes involucradas: usuarios, Gobierno e inversionistas", dijo.

Obra se haría en dos años

El costo total de las intervenciones planteadas es de $400 millones, que se pagarían con peajes.

FUENTE: MECO    || C.F. / LA NACIÓN.

Aunque advirtió que los cálculos tarifarios dependerán de esos estudios, se procurará que las tarifas tengan una proporcionalidad similar a la de otros proyectos nacionales e internacionales.

Inicialmente, la empresa había informado que en la propuesta se basaron en tarifas similares a las vigentes en la ruta San José-Caldera.

Según el ingeniero, en la postulación estimaron un plazo de 8 meses para tener los documentos técnicos, los diseños y el cartel.

Una vez que se presenten esos documentos, el CNC sacaría a licitación el proyecto y cualquier empresa podrá participar.

De resultar adjudicada otra constructora, deberá cancelar a MECO los gastos incurridos para la elaboración de los estudios.

Los cálculos del proponente señalan que desde El Guarco hasta plaza González Víquez se tardaría 30 minutos.

La empresa también debe realizar estudios para determinar los pasos peatonales que se requieren y modificar los actuales para poder ajustarlos al ancho de seis carriles. La consideración inicial es que se requerirían al menos ocho pasos peatonales.

Asimismo, se contempla la construcción de calles marginales, ciclovías y carriles de desaceleración en entradas y salidas de algunos poblados.

Estas obras se incluirían dentro de otro documento llamado Estudio Funcional de Intersecciones, donde se analizarían volúmenes de tránsito en las comunidades que atraviesa la vía.

La intención del Gobierno es que el próximo año se lleven a cabo las etapas de estudios y elaboración y adjudicación, para, empezar a construir a finales de 2021, a más tardar.

La promesa de la constructora es que luego de la orden de inicio, la ejecución se extienda por dos años.

Paralelamente, se desarrollarían los trabajos en los intercambios de Taras y La Lima, donde se invertirán $65 millones, a modo de aporte estatal para abaratar los peajes.

En su propuesta, la empresa también consideró que las expropiaciones necesarias sean mínimas, pues para eso se considera el viaducto en Curridabat, mientras que en la Florencio del Castillo la mayoría del trazado se realiza sobre el derecho de vía existente.

Una de las etapas que ya adelantó el CNC fue la consulta a más de 20 instituciones afectadas, entre las que se incluyen las que brindan servicios públicos que deben ser reubicados, los municipios, la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) y el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) que fungirá como la administración concedente directa.

Vía entre San José y Pococí se haría por etapas

La ampliación a cuatro carriles de la vía que va desde barrio Tournón en San José hasta el cruce a Río Frío llegaría por partes.

Para la obra, que implica atravesar el Parque Nacional Braulio Carrillo, el Gobierno estudia otra iniciativa privada. Está presentada por la constructora Hernán Solís.

Según el secretario de Concesiones, José Manuel Sáenz, precisamente ese es uno de los escollos que enfrentan con dicha iniciativa, pues necesariamente habría que desafectar ese parque nacional.

Una de las alternativas que evalúa la Administración es dividir el proyecto en dos secciones, de modo que se atienda primero el tramo entre Tournón y San Luis de Santo Domingo de Heredia y posteriormente el paso de montaña.

“Lo que ellos están proponiendo es una afectación mínima al Parque, pero al fin es lo que nos están diciendo en el Sinac (Sistemas Nacional de Áreas de Conservación) y Minae (Ministerio de Ambiente y Energía), estamos viendo si lo dividimos en dos y se le da más tiempo al trabajo del Braulio Carrillo.

“Si hay que pasar una ley, que los diputados estén de acuerdo; la afectación es muy poca, no se puede uno poner en detalles, decir que detenemos el progreso; es un corredor que está afectado, es ampliar la carretera actual”, dijo el funcionario.

La propuesta de Hernán Solís consiste en la ampliación del tramo que actualmente cuenta con un carril por sentido o en algunos sectores un 2+1 (carriles de ascenso), a una vía con dos carriles por sentido.

Para apegarse al derecho de vía existente, la empresa propone levantar túneles falsos, los cuales son una especie de cajones que protegerían los vehículos en caso de caída de material.

En otros tramos, se prevé hacer una separación de carriles por sentido, con una plataforma que permita mantener la circulación en caso de que alguno se vea afectado por deslizamientos.

Además, deben realizar una duplicación del actual túnel Zurquí, un puente paralelo al del río Sucio y construir las ampliaciones necesarias en el intercambio a la entrada de Guápiles.