Infraestructura

Construcción de túnel en rotonda de la Bandera comenzará la primera semana de enero

Paso a desnivel es el que ha sufrido mayores atrasos; deberá estar listo antes de mayo del 2022

El viaducto que busca agilizar el paso por la ruta de Circunvalación en la rotonda de la Bandera, se comenzará a construir a partir de la primera semana de enero.

Dicha obra es la tercera del plan para construir pasos a desnivel que permitirán agilizar el tránsito por esa vía por la que circulan 50.000 vehículos al día.

A la fecha solo se ha completado la obra de Zapote en la rotonda de Garantías Sociales y se avanza en Guadalupe, a la altura de Walmart.

Aunque se tenía previsto que el proyecto de la Bandera se empezara a ejecutar a finales de este año, atrasos en el traslado de recursos por parte del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) impidieron que la orden de inicio se llevara a cabo con anterioridad.

El director del Conavi, Mario Rodríguez, confirmó a La Nación que ya se resolvieron los procesos necesarios para trasladar los fondos pendientes para dar la orden de inicio.

Por su parte el encargado de la Unidad Ejecutora, Carlos Jiménez, añadió que se optó por dejar el inicio para enero, pues “no tenía sentido” arrancar y luego tener que suspender los trabajos por el receso de Navidad y fin de año.

Esa información también fue confirmada por el ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez, quien indicó que aunque en los próximos días podría realizarse el acto protocolario para dar el banderazo de inicio, los movimientos de tierra en el lugar serían visibles el próximo mes.

Jiménez detalló que el pasado martes se realizó un desembolso por $8,8 millones a la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, por sus siglas en inglés) encargada de la administración de los proyectos, y aún queda pendiente una parte (que no precisó) que se trasladaría en enero.

Tanto Jiménez, como Rodríguez insistieron en que el monto comprende la totalidad de los tres pasos a desnivel, pues el memorandum de acuerdo con UNOPS y el correspondiente préstamo con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) cobijaba las tres obras.

“El financiamiento del BCIE cubría el memorandum original que tenía un alcance. En la medida que se fueron adjudicando, se sobrepasó el monto; el Conavi con fondos propios debía cubrir los adicionales”, dijo el ingeniero.

Mientras, el director del Conavi agregó que parte del aumento en los costos tuvo que ver con que el proyecto fue pensado como uno solo, y se tenía la intención de que las tres rotondas se intervinieran de manera simultánea.

Además, afirmó que los diseños han tenido mejoras, principalmente en temas de evacuación de aguas.

“Cada una de esas cosas que se están queriendo resolver definitivamente ha provocado aumento en los presupuestos.

“Cuando se tuvieron los datos de las licitaciones es hasta ahí que se tienen el monto exacto de los valores, es hasta ahí que se tienen ofertas definitivas. Y al adjudicar el proyecto, ese tipo de cosas incidieron en el aumento de costos”, afirmó.

Obras en la Bandera

El paso a desnivel en la rotonda de la Bandera fue adjudicado por $21,1 millones a la empresa Puentes y Calzadas, misma que tiene a su cargo un proyecto similar en la intersección de Guadalupe.

La obra contempla un paso a desnivel a cuatro carriles por donde transitarán los vehículos desde y hacia Guadalupe, mientras que en la parte superior la rotonda actual permitirá la circulación hacia las localidades aledañas.

El proyecto incluirá un paso elevado de 320 metros frente a la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica (UCR) y una alcantarilla en la quebrada Los Negritos, así como bahías para buses y aceras.

En total, se intervendrán 1,1 km de ese sector de Circunvalación.

La empresa tendrá un plazo de 15 meses para completar los trabajos, lo que significa que sería una de las últimas obras en inaugurarse durante el actual gobierno.

El paso a desnivel de la Bandera, así como el de Zapote, que se puso en operación en marzo de este año, y el de Guadalupe, que estaría listo en marzo del 2021, fueron encargados a UNOPS desde el 2015.

De todos ellos, el de la Bandera es el que ha sufrido mayor cantidad de atrasos, principalmente por procesos expropiatorios.

El desalojo del restaurante Friday´s fue uno de los más complicados y se concretó hasta finales del año pasado.

Además, el trámite se vio afectado por procesos de apelación a la adjudicación ante la Contraloría General de la República. Transcurrió más de un año desde la recepción de ofertas hasta la adjudicación en firme.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.