Irene Rodríguez. 14 septiembre
La paralización del tránsito comenzó la mañana de este domingo. Foto: Jeonnathan Cáseres
La paralización del tránsito comenzó la mañana de este domingo. Foto: Jeonnathan Cáseres

Una comitiva de diferentes áreas del Gobierno presentó este lunes las propuestas para apoyar a los coligalleros de Abangares, quienes continúan bloqueando el paso en la Interamericana Norte y rutas alternas hacia el Valle Central.

La ministra de Ambiente y Energía, Andrea Meza, explicó a los afectados que realizan esfuerzos para encontrar una vía rápida a la comercialización del metal y que facilitaría el trabajo de estas personas.

Como primer paso, la jerarca se comprometió a gestionar una aclaración del alcance de los oficios emitidos por Minae y la Dirección General de Aduanas en relación con la exportación del oro, para dejar claro qué tipos de oro tienen regulación y cuáles no.

Los coligalleros (oreros artesanales) iniciaron un bloqueo la mañana de este domingo 13 de setiembre, en el paso por Limonal, sobre la ruta 1, Interamericana Norte, el cual aún se mantuvo este lunes 14 de setiembre, luego de más 24 horas.

La tarde de este lunes los manifestantes también bloquearon la ruta alterna al Valle Central por Tilarán.

El Gobierno indicó que tiene la mejor disposición de apoyar la iniciativa de la Unión Cantonal de Asociaciones de Desarrollo Integral de Abangares (Uncada). Esta iniciativa busca que la organización sea una estructura que contribuya a la comercialización y transformación del oro de la zona, sin que esto excluya a otros actores del mercado, como las cooperativas de oreros.

Otra de las propuestas, es introducir cambios en el reglamento al Código de Minería con reglas específicas para minería en pequeña escala.

Asimismo, el viceministro de Trabajo, Luis Diego Aguilar, ofreció inyectar este año ¢100 millones a la iniciativa de la Uncada para así tener capital de trabajo que apoye la compra del oro.

Los diálogos continuaban la noche de este lunes, los manifestantes no han levantado el bloqueo.

El origen de las protestas

La situación de los oreros de Abangares se ha tornado compleja, debido a que la localidad ha vivido históricamente de la extracción del mineral. Sin embargo, las directrices del Gobierno para limitar la comercialización del oro empezaron a afectar su actividad.

El descontento de los coligalleros proviene de las medidas que el Ejecutivo ha implementado luego de un operativo realizado por el Ministerio Público a raíz de la extracción ilegal de oro que se realiza en Crucitas, en la zona norte del país.

Los mineros de la localidad de Abangares, exigen al mandatario Carlos Alvarado levantar dichas restricciones impuestas a la compra y venta del oro, ya que obliga a los exportadores del metal a tener una concesión para su actividad.

En el cantón guanacasteco solamente existe una cooperativa que tiene concesión para realizar extracción de oro.

Según el alcalde abangareño, Heriberto Cubero, la directriz gubernamental paralizó la economía local, de la cual dependen, según él, 6.000 habitantes de la zona, directa e indirectamente.