Ángela Ávalos. 2 julio

El Patronato Nacional de la Infancia (PANI) recordó a los encargados de niños, niñas y adolescentes su obligación de protegerlos y evitar que “sean utilizados en las manifestaciones violentas”.

En un comunicado de prensa, el PANI hizo un llamado a los padres para que eviten que los menores de edad bajo su responsabilidad “sean sujetos a manipulaciones por parte de adultos en el marco de las manifestaciones”.

La exhortación se da poco después de que estudiantes de colegios protagonizaran protestas y bloqueos en diferentes partes del país desde la semana pasada, exigiendo la salida de quien hasta ayer fuera ministro de Educación, Édgar Mora Altamirano.

Mora finalmente presentó su renuncia ayer, aunque después de su dimisión los bloqueos continuaron en, al menos, 14 vías críticas del territorio nacional.

El llamado no menciona si se abrirá alguna investigación específica como resultado de las protestas de los últimos días.

Los cierres de rutas tan importantes como la que comunica a la capital con Limón obligaron a la Fuerza Pública a intervenir para despejar las carreteras la medianoche del lunes y durante la madrugada de este martes.

En esas acciones policiales, nueve personas fueron detenidas en Pérez Zeledón y una más en Guácimo, Limón. Entre las primeras hay dos menores.

La semana pasada, además, varios colegiales resultaron heridos durante las manifestaciones cuando vehículos particulares los atropellaron en un intento por sobrepasar los bloqueos de los estudiantes.

Más vulnerables

"Los niños, niñas y adolescentes son los más vulnerables y pueden ser los más afectados física y emocionalmente en situaciones de conflicto entre los adultos, por lo que el Patronato recuerda a padres, madres o personas encargadas la obligación de protegerlos y no permitir que sean utilizados en las manifestaciones violentas.

“Ante situaciones de inestabilidad social, son los niños, niñas y adolescentes quienes quedan expuestos al mayor grado de vulnerabilidad”, agregó el PANI.

De acuerdo con al Patronato, hay que “proteger la integridad física, psicológica y emocional de los niños, niñas y adolescentes evitando su exposición durante las manifestaciones y enfrentamientos”.

También se debe “garantizar el pleno respeto a los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes y evitar que sean sujetos a manipulaciones por parte de adultos en el marco de las manifestaciones”.

El PANI recordó que, aunque se les debe “garantizar su derecho a la libertad de expresión y asociación, según el nivel de desarrollo (edad y madurez) y en espacios de diálogo y respeto, los adultos deben dar el ejemplo a las personas menores de edad promoviendo la cultura de paz, tolerancia, diálogo y respeto”.

Como ente rector en materia de niñez y adolescencia, el PANI también reconoció en su llamado que aquellas personas que cometen delitos deben responder ante la justicia pues durante los operativos policiales para despejar las carreteras entre los nueve detenidos hay dos menores de edad.

“Confiamos en que padres y madres van a garantizar la integridad de sus hijos e hijas y que no sean utilizados en las manifestaciones y enfrentamientos entre los adultos.

“Es necesario que prevalezca el respeto por los derechos humanos en medio de un ambiente de diálogo democrático. Y alentamos a continuar propiciando una resolución pacífica”, dijo en el comunicado la ministra de la Niñez y la Adolescencia, Patricia Vega Herrera.