Carlos Láscarez S.. 27 mayo, 2019

La Universidad de Costa Rica (UCR) decidió la tarde de este lunes quitarle el curso de Derecho Penal General, del grupo 7, al catedrático Minor Salas Solís, de 49 años, luego de que varias estudiantes aseguraran haber sufrido acoso e insultos por parte de él.

El catedrático Minor Salas en un conversatorio sobre pena de muerte realizado en la Universidad de Costa Rica (UCR), en 2008. Fotografía de Mónica Bolaños tomada de la página web de la UCR.
El catedrático Minor Salas en un conversatorio sobre pena de muerte realizado en la Universidad de Costa Rica (UCR), en 2008. Fotografía de Mónica Bolaños tomada de la página web de la UCR.

Así lo confirmó el decano de la Facultad de Derecho, Alfredo Chirino Sánchez, quien a partir de este martes asumirá el curso que daba Salas.

“A partir de mañana (martes) vamos a atender el curso de él para que los estudiantes no tengan ningún problema de seguimiento en su clase. Es un solo curso; es la única carga académica que tenía en Derecho. Entiendo que tiene otro de Filosofía que va a ser asumido por la casa. La idea ha sido proteger a los estudiantes y darle la tranquilidad de que sus cursos seguirán bien atendidos con el alto nivel técnico que siempre exigen”, manifestó Chirino vía telefónica.

Agregó que el grupo de Salas es pequeño y que de momento la investigación contra el catedrático sigue su curso.

“Don Minor no tiene en este momento contacto con estudiantes, por lo tanto no habría necesidad de asumir alguna estrategia específica. De su gestión, donde hay estudiantes involucrados, eso sí vamos a atenderlo. La decisión forma parte de los acuerdos a los que llegamos con un grupo de estudiantes y atendiendo sus inquietudes”, señaló el funcionario.

En la carta de la Facultad de Derecho, de la cual La Nación tiene copia, se indica que la UCR, dispuso además integrar una Comisión Interna para el diseño e implementación de medidas efectivas para la atención de la problemática.

Captura de Pantalla
Captura de Pantalla

Agrega que en ese foro se contará con la asesoría y comunicación constante con el Centro de Investigación en Estudios de la Mujer (CIEM).

Además se dispuso la sustitución del profesor Salas Solís “de todos los Comités Asesores de Trabajos Finales de Graduación”, en modalidad de tesis que se encuentre integrando.

También se encargó al Instituto de Investigaciones Jurídicas, “la coordinación de un equipo para la preparación de una encuesta de victimización sobre el tema de acoso y hostigamiento sexual”.

Aunque se intentó conocer la versión de Boris Molina, abogado de Salas, este dijo que de momento no se iba a referir al caso.

Falta grave

El miércoles anterior, el Semanario Universidad reveló que el catedrático fue sancionado con una suspensión de ocho días por escribirle a una estudiante de 20 años, en un mensaje de Facebook, “quiero verte en calzones” o le solicitaba fotografías en ropa interior, entre otras manifestaciones.

Esa fue la sanción que le impuso a Salas Solís en agosto del 2015 la Comisión de Hostigamiento de la Universidad de Costa Rica (UCR) luego de concluir que lo ocurrido era falta grave.

Tras cumplir con esa sanción, el docente en propiedad se reincorporó a sus funciones e impartía clases, pese a que parte del estudiantado se niega asistir a cursos suyos, o bien, que sea nombrado como su director de tesis, según informó Universidad.

Los ocho días de suspensión es el castigo máximo que contempla el reglamento de la UCR en contra del hostigamiento sexual para los docentes y personal administrativo que incurran en una falta grave.

En esa misma publicación aparecen otros nueve relatos de estudiantes, exestudiantes y egresadas de la UCR, quienes aseguran haber sufrido acoso sexual e insultos por parte de Salas, en los últimos años.

Ellas también dicen que escuchaban al catedrático expresarse con un vocabulario obsceno, en el cumplimiento de sus funciones. Salas labora tiempo completo para la UCR (medio como docente y otro medio tiempo como investigador universitario).