Daniela Cerdas E.. 26 agosto, 2015
Para el 2014, la Universidad de Costa Rica gastó ¢48.000 millones en sueldos base y, además, ¢45.000 millones en anualidades. | ARCHIVO/JORGE ARCE
Para el 2014, la Universidad de Costa Rica gastó ¢48.000 millones en sueldos base y, además, ¢45.000 millones en anualidades. | ARCHIVO/JORGE ARCE

Convencidos de que el incremento de las anualidades pone en riesgo la situación financiera de la Universidad de Costa Rica (UCR), seis miembros del Consejo Universitario, incluido el rector Henning Jensen, proponen reducir ese beneficio salarial de un 5,5% a un 3%.

“Si continuamos con lo mismo tendríamos un crecimiento vegetativo que pondría en riesgo el sano equilibrio de las finanzas universitarias”, advirtió Jensen este martes en entrevista con La Nación.

Para plantear el cambio, las autoridades de la UCR se basaron en cinco informes internos sobre la situación salarial de esa casa de estudios superiores. Todos llegaron a la misma conclusión: de no tomar medidas, se pondrá en peligro la estabilidad financiera debido al ritmo con que crecen las anualidades.

Según Jensen, en el 2009, cuando el Consejo tomó el acuerdo de aumentar la anualidad al 5,5%, los salarios de la universidad mostraban un cierto rezago y la tasa de inflación era más alta que la actual.

Ahora, esos sueldos son “bastante competitivos” y la inflación es más baja. De ahí la idea de plantearles a los 13 miembros del Consejo la derogación del acuerdo del 2009 y regresar a la anualidad de 3% que estaba estipulada en la convención colectiva. Este cambio aún está en estudio y, de ser aprobado, entraría a regir a partir del 2016.

“Eso es parte de las medidas de contención del gasto que iniciamos hace año y medio. No estoy reaccionando de ninguna manera a los comentarios políticos, lo estamos haciendo de manera independiente”, dijo el jerarca.

Resaltó que se trataría de un paso muy importante para asegurar el equilibrio presupuestario de la UCR y, al mismo tiempo, permitiría atender con más solvencia las necesidades de ese centro de enseñanza.

Las declaraciones de Jensen llegan en medio de las negociaciones con el Gobierno que mantienen, hace cuatro semanas, los cinco rectores de las universidades públicas sobre el tema del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES).

Anualidades. En el 2010, por cada ¢100 que la UCR invertía en sueldos base, debía añadir unos ¢70 en anualidades. Cuatro años después, en el 2014, las anualidades crecieron tanto que, por cada ¢100 de sueldo base, se presupuestaban otros ¢94 para cubrir el plus.

Esos datos indican que el beneficio de la anualidad creció un 42%, entre el 2010 y el 2014, por encima del alza en la inflación.

Solo el año pasado, la UCR gastó ¢48.000 millones en sueldos base, más ¢45.000 millones en anualidades. Actualmente, laboran allí 9.300 empleados.

Protesta. Rosemary Gómez, secretaria general del Sindicato de Empleados de la Universidad de Costa Rica (Sindeu), dijo que este martes varios funcionarios expresaron su desacuerdo con el plan, con una pequeña manifestación en las afueras del Consejo Universitario de la UCR.

La molestia del gremio radica en que no se les consideró antes de tomar la decisión.

“Ayer (lunes) nos reunimos con el rector y le pedimos que quitara esa moción; él dijo que no la podía quitar. Hicimos el piquete para pedir al Consejo que nos dé una audiencia para hablar del tema”, manifestó la líder sindical.

Gómez explicó que los estudios utilizados para justificar la reducción del beneficio no fueron discutidos ni puestos en conocimiento del Sindeu.

“Lo más recomendable es que patrono y sindicato se sienten a ver alternativas, que se sienten a ver medidas de contención del gasto. Queremos que el Consejo traslade a los órganos competentes, como la administración y el sindicato, las decisiones que tengan que ver con la convención (colectiva)”, añadió.

Sobre esto, Jensen señaló que los resultados de las investigaciones han sido discutidos en diversas instancias.

“La comunidad universitaria ha sido ampliamente informada. Dicen que es un ataque a los salarios; los salarios no han sido disminuidos y no van a ser disminuidos, van a ser estabilizados y protegidos en su calidad. Van a crecer, pero no tan rápido”, aseveró el rector de la UCR.