Fernando Gutiérrez. 10 octubre
La Escuela María Auxiliadora, en Las Vueltas de Tucurrique, tiene 135 alumnos. Foto suministrada por Fernando Gutiérrez
La Escuela María Auxiliadora, en Las Vueltas de Tucurrique, tiene 135 alumnos. Foto suministrada por Fernando Gutiérrez

Gran decepción sufrieron los vecinos de Las Vueltas de Tucurrique, en Jiménez de Cartago, cuando funcionarios del Ministerio de Educación (MEP) les comunicaron que el terreno comprado para construir la nueva escuela no es apto.

La adquisición se hizo hace dos años por parte de la Dirección de Infraestructura y Equipamiento (DIIE) del MEP, ante la urgencia de sacar al centro educativo del edificio actual, pues el río Las Vueltas crece y socava las instalaciones, lo que pone en peligro al personal y los 135 niños que ahí estudian.

Tal riesgo fue confirmado por geólogos de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), según informó el intendente Wilbert Quirós.

Según el jerarca local, representantes de la DIEE les comunicaron en una reunión, hace dos semanas, que el terreno adquirido tenía humedales, situación que complicaba la posibilidad de construir.

“Cómo sus expertos, antes de comprarle a don Olger Azofeifa (anterior dueño), no se percataron de esa situación, y ahora nos dicen que mejor sembremos árboles allí, porque ni para cementerio –del que Las Vueltas carece– se puede utilizar, por las mismas razones”, dijo el intendente.

Además, añadió el jerarca municipal, les informaron de que no hay recursos para otro terreno, por lo que ahora procede conseguir fondos para levantar un muro que proteja la escuela actual.

Explicaciones de la DIEE

Ante consultas de La Nación, la DIEE confirmó la situación.

Por medio de la oficina de prensa del MEP, Eduardo Camacho Vargas, del Departamento de Desarrollo de la DIEE, explicó que el terreno para la nueva escuela se compró después de haber valorado “alrededor de cinco propiedades en la localidad”.

Aseguró, que fue después de la adquisición que se les informó del problema.

“La propiedad adquirida posee características que la hacen viable para ser utilizada para el fin que se pretende. Sin embargo, posterior a la compra del terreno, se informó a la DIEE que existe una posible naciente en un lote colindante que afectaría, por el radio de influencia, el terreno adquirido para construir el acceso al futuro centro educativo", dijo.

Ante la advertencia, añadió Camacho, solicitaron criterio técnico a la Dirección de Aguas del Ministeiro de Ambiente y Energía (Minae), la cual les confirmó que “existe una naciente permanente en el terreno contiguo, por lo que, al aplicar el retiro de ley, la propiedad adquirida donde se pretende construir las instalaciones del centro educativo, se vería afectada”.

Por esa razón, precisó, se evalúa tomar medidas en la zona donde está la escuela en este momento para determinar si “es viable" la contención del terreno con una obra de ingeniería que proteja el edificio de las crecidas del río.

Con ese objetivo, agregó la DIEE, realiza el “levantamiento topográfico” del cauce con ayuda de la Municipalidad, para determinar el tipo de contención necesaria.

“Lo anterior, con el fin de buscar una medida mientras se logra una solución técnica y legal viable, que permita realizar las obras requeridas para el centro educativo y dar el uso al terreno adquirido”, concluyeron.

La escuela (donde está la cerca) fue contruida muy cerca del río Las Vueltas, cuyas crecidas la afectan. Foto suministrada por Fernando Gutiérrez
La escuela (donde está la cerca) fue contruida muy cerca del río Las Vueltas, cuyas crecidas la afectan. Foto suministrada por Fernando Gutiérrez