Educación

ICE pierde contrato para llevar Internet a 2.055 centros educativos por omitir costos

Contraloría anuló de oficio adjudicación a empresa pública por no clarificar rubros de su oferta para equipar la llamada Red Educativa del Bicentenario

La Contraloría General de la República (CGR) anuló de oficio la adjudicación otorgada al ICE para proveer Internet a escuelas y colegios públicos.

El órgano contralor fundamentó su decisión en que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) no detalló costos de varias partidas en la oferta presentada en un proceso de licitación de la Fundación Omar Dengo (FOD), la cual opera como unidad ejecutora de la llamada Red Educativa del Bicentenario del MEP.

Mediante esa iniciativa, anunciada en agosto de 2018, el Ministerio de Educación Pública (MEP) pretende, de una vez por todas, darle banda ancha a 2.055 centros entre este y el próximo año.

La anulación consta en la resolución R-DCA-00284-2021 del 10 de marzo, la cual respondió un recurso de apelación presentado por otra empresa oferente llamada Ufinet Costa Rica S. A., el cual se declaró sin lugar.

No obstante, fue en esa revisión del caso que la Contraloría anuló la adjudicación favorable al ICE por falta de información de algunos costos.

El fallido proceso se añade a la incapacidad a lo largo de muchos años tanto del MEP como de otras entidades de Gobierno, para atender la urgencia de conectividad de los estudiantes, situación que ha sido objeto de críticas y cuestionamientos.

Sin precisar

La CGR halló que desde el 19 de noviembre del 2020, la Fundación le solicitó por primera vez al ICE desglosar el monto de los componentes llamados Centro de Operaciones y Centro de Seguridad de la Red.

El ICE le respondió al día siguiente que esos gastos ya estaban considerados dentro de otro rubro de la oferta llamado “conectividad”.

Días más tarde, el 24 de noviembre, la Fundación volvió a consultar al ICE cuál era el monto por “conectividad”.

En vez de precisar la suma, el Instituto respondió a ese nuevo requerimiento con la estructura de costos y sin aportar el valor económico tangible ligado a “conectividad”.

Según el análisis de la Contraloría, el ICE ofertó un precio inicial de $1,8 millones para todo el proyecto a partir de cinco rubros que cada oferente debían cotizar, según especificaciones del concurso.

Pese a este requisito, el ICE dejó tres rubros con precios en 0 (cero colones). Estos eran “Sitios de Agregación” (elementos de soporte para servicios misceláneos de la red), así como los citados Centro de Operaciones y Centro de Seguridad.

Para la Contraloría, esta situación “llama la atención”.

“Es un hecho que incluso resulta difícil de entender, por cuanto el cartel fue claro en indicar que se debía desglosar la oferta”, expresa su resolución.

La Contraloría agrega que, en el proceso de aclaraciones requeridas al ICE como adjudicatario, este se limitó a indicar que unos rubros estaban incluidos en otro.

Asimismo, dijo que brindó precios unitarios y estructuras de precios según se le iba pidiendo información.

“No obstante más allá de su decir, tanto en sede administrativa, como ante esta sede contralora, no se ha logrado sustentar ese hecho de conformidad, con prueba que le dé sustento o comprobación a su escenario, sea alguna trazabilidad que le dé acreditación a esa manifestación”, indica la resolución.

El ICE, dijo la Contraloría, se limitó a decir que los datos estaban incluidos, “sin aportar desde ese momento inicial, mayor desarrollo en prosa, o un ejercicio demostrativo que validara su respuesta”.

El Instituto insistió en que presentó en tiempo y forma la información y los insumos técnicos solicitados y aclaraciones (elementos subsanables durante la revisión técnica de la oferta) cuya verificación de cumplimiento la hizo la FOD.

“Debe aclararse que esta subsanación no varió de ninguna forma el precio ofertado, con el que el ICE ganó la puja”, indicó el Instituto por escrito al ser consultado por La Nación.

El Instituto recalcó que en todo momento la Fundación se mostró conforme con los datos que le presentó, al punto que resultó ganador del proceso.

“Lamentamos el retraso que provocará en un proyecto vital para el desarrollo y la educación de miles de estudiantes, y estaremos atentos a la apertura de un nuevo proceso para participar”, expresó el ICE.

Dijo ser respetuoso de la resolución de la Contraloría.

La FOD, por su parte, confirmó que procederá de inmediato a declarar infructuoso este proceso de contratación y abrirá a la brevedad posible otro cartel a oferentes interesados como el ICE.

El Instituto Costarricense de Electricidad fue, justamente, el proveedor de Internet del MEP durante 17 años, tiempo durante el cual no se aseguró banda ancha en todos los centros educativos.

Hace un año, en febrero de 2020, el Ministerio anunció que la FOD fungiría como su proveedor, para lo cual realizó el concurso que ganó el ICE, cuya adjudicación fue anulada.

Juan Fernando Lara Salas

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.