Patricia Recio, Daniela Cerdas E.. 29 marzo
Conferencia de prensa domingo 29 de marzo sobre estado del covid-19. Participaron Román Macaya, presidente ejecutivo de la CCSS y Rodrigo Marín, director de Vigilancia de la Salud. Foto cortesía del Ministerio de Salud
Conferencia de prensa domingo 29 de marzo sobre estado del covid-19. Participaron Román Macaya, presidente ejecutivo de la CCSS y Rodrigo Marín, director de Vigilancia de la Salud. Foto cortesía del Ministerio de Salud

Las autoridades de Salud informaron de que las personas contagiadas por el nuevo coronavirus aumentaron a 314 este domingo, con 19 casos nuevos entre ayer y hoy.

Se trata de personas entre uno y 87 años de edad. Se registran 150 mujeres y 164 hombres.

De los contagiados, 290 son costarricenses y 24 extranjeros. Los pacientes están en 51 cantones de las siete provincias. La con más casos es San José y la que tiene menos, Limón

Así lo dieron a conocer este domingo Román Macaya, presidente ejecutivo de la CCSS, y Rodrigo Marín, director de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud, en conferencia de prensa.

Entre los contagiados por el covid-19, están 280 adultos, 22 adultos mayores y 12 menores. Tres se recuperaron y dos fallecieron.

Asimismo, 13 personas están hospitalizadas por covid-19, seis de ellas en cuidados intensivos.

A su vez, se ha descartado el contagio en 3.115 personas.

Las autoridades volvieron a pedir mantenerse en la casa al constatar un aumento de las multas de los conductores que irrespetan la restricción vehicular sanitaria.

Un total de 616 personas fueron sancionadas por infringir esta directriz durante la noche del sábado y la madrugada del domingo; 16 conducían ebrias.

Este sábado, además, entró a regir una directriz para cerrar los establecimientos de atención al público a partir de las 8 p. m. los viernes, sábados y domingos.

Estado de Salud de contagiados

Marín informó de que, con relación a los niños contagiados, todos están bien y ninguno ha sido hospitalizado; están en aislamiento en sus casas y, por el momento, todos están estables.

Macaya explicó que, en cuanto a la edad de los que están cuidados intensivos, personas tienen edades de 36, 38, 47, 49, 54. Solo uno es adulto mayor, con 66 años.

El jerarcar explicó que, si bien los adultos mayores constituyen la población más vulnerable, también influyen otros factores como hipertensión, diabetes, cáncer y asma.

"En la experiencia que hemos tenido de los seis (en cuidados intensivos), cinco no son adultos mayores; debemos tomar nota, la población adulta joven está en riesgo. No solo debemos estar en la casa para proteger adultos mayores, sino a nosotros mismos; algunas de estas personas no tienen factores de riesgo identificados, pero están en la Unidad de Cuidados Intensivos”, dijo Macaya.

Atención psicológica a funcionarios

Román Macaya, presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), informó que la institución conformó un equipo técnico, que dirige la Coordinación Nacional de Psicología, bajo un programa llamado Cuidar a los que nos cuidan.

Al 27 de marzo, se han atendido más de 900 funcionarios en situaciones de estrés, depresión, llanto, temores, miedo, culpa, insomnio, irritabilidad y todo tipo de conductas que podrían ser causa del estrés que están sintiendo los funcionarios por la pandemia.

“Lo que buscamos es la salud física y mental de todos nuestros trabajadores de la salud, pero con énfasis en centros que van a atender más casos como Cenare y hospitales de Alajuela, Cartago, San Carlos, Liberia, Nicoya y Monseñor Sanabria”, explicó Macaya.

Macaya reportó que, este sábado, la Contraloría General de la República autorizó otra compra directa de más de $2 millones para equipos de todo tipo que se van a colocar en el Cenare y otros centros a lo largo del país.

Dijo que la institución está haciendo “todo lo posible” por dotar a todos los profesionales que requieran del equipo de protección; están trabajando con compras mundiales y con grupos y equipos locales para poner a funcionar la producción local de todo tipo de mascarillas, batas y otros materiales.

Funcionarios contagiados

Macaya explicó que, a este sábado, 52 funcionarios de la Caja dieron positivo por covid-19; están en aislamiento.

Este domingo, los funcionarios con el virus aumentaron a 53. La institución está haciendo un barrido para detectar los contactos y aislarlos.

En el Hospital México hubo varios casos positivos. En consecuencia, se redujo la cantidad de neurocirujanos, residentes, médicos en general. Solo está atendiendo emergencias y, en los servicios programables, están trasladando a los pacientes a San Carlos, Heredia y Alajuela.

Ventiladores disponibles

Macaya informó de que la institución no está escatimando recursos en la búsqueda de equipos duraderos como rayos x y ventiladores.

Citó que, en España e Italia, han faltado ventiladores. "Por eso es que estamos buscando donde haya”, dijo el funcionario.

Explicó que la Caja tiene tiene 555 ventiladores para adultos, 92 para niños y ya han comprado 311 ventiladores que tienen tiempos de entrega que van desde el suministro inmediato hasta principios de junio.

Los nuevos ventiladores se van a colocar donde haya capacidad para eso; o sea, tiene que haber un especialista que pueda abordar al paciente e intubar si es necesario.

“De nuevo, reitero, no hay recursos suficientes para atender una creciente ola exponencial de pacientes si esa se da. La caja va a hacer todo su esfuerzo por elevar la capacidad para atender la mayor cantidad de pacientes, pero si se vuelve exponencial, como sucedió en Italia, España y está comenzando en California y Nueva York, no hay recursos suficientes. Por eso es el llamado, tenemos que quedarnos en casa”, dijo Macaya.

El funcionario explicó que hay un grupo que se ha armado para tratar de producir ventiladores localmente, es un grupo heterogéneo entre universidades y personal de empresas de dispositivos.

“Esto es temporal, pero una muerte no es temporal”

Macaya, durante la conferencia de prensa, reiteró el llamado a la población a quedarse en casa ya que no hay sistema de salud en el mundo que pueda atender una demanda si hay una explosión de los casos. Todavía Costa Rica está a tiempo.

“No tomemos esto como si ya las cosas han salido bien y entonces salimos a la calle. En los países donde hay problemas graves, no tomó ni tres semanas de pasar de una situación en que la población estaba confiada, en que las cosas estaban bajo control, a estar en un verdadero infierno. Quédese en casa y desarrolle una estrategia familiar para que toda la familia se exponga lo menos posible. Esto es temporal pero una muerte no es temporal", fue el mensaje final del funcionario.